EL GAMO (Dama dama) en Asturias.

Es un mamífero artiodáctilo rumiante perteneciente a  la familia de los cérvidos, que ha sido reintroducido por el hombre en Europa procediendo de Oriente Medio, donde se refugió en la última glaciación.

La especie, introducida en 1961 en el Paisaje Protegido de la Sierra del Sueve, es un gran reclamo para visitantes y cazadores.

Gamos en el Campo de Golf de Berbes (Caravia).

Campo de Golf de Berbes, donde el gamo comparte espacio con los golfistas.

ÍNDICE

1.- Generalidades sobre el gamo.

2.1.-  El celos de los gamos.

2.- Repoblación del gamo en Asturias 

3.-  Los gamos del campo de golf de Berbes (Caravia).

4.- Pros y contras de los gamos de la Sierra del Sueve

5.- Noticias.

Comienza la ronca del gamo en el Sueve, cuyas jornadas cumplen 20 años en 2017 .;  El gamo, foco de discordia en el Sueve.

6.- Bibliografía.

1.- Generalidades sobre el gamo

El gamo vive casi exclusivamente en parques, jardines, algunas  reservas naturales como es el caso de Asturias y en grandes cotos de caza. 

Los datos históricos y paleontológicos demuestran que han alcanzado una amplia área de distribución en Europa, gracias a la intervención del hombre.  

Los romanos introdujeron el gamo en todas las provincias  de su vasto imperio y en la Edad Media, no había príncipe o monarca que no criara gamos en sus castillos o reservas de caza.


Los restos fósiles demuestran que durante los últimos periodos interglaciares, se extendió por las tierras circunmediterráneas y penetró hasta el centro de Europa. El último avance de los glaciares empujó a los gamos hacia las tierras más cálidas de Oriente Medio, donde la población se acantonó en Asia Menor y Persia.

Son gregarios y en primavera e invierno  forman rebaños de machos adultos por un lado  y de hembras adultas con sus crias por otro.  Estos grupos unisexuales desaparecen a finales del verano, al iniciarse la época del celo.

Las llamativas palas de los machos-cuernos palmeados que pierden y reponen anualmente, como todos los cérvidos- y su altivo porte de pieza mayor, el moteado blanco sobre su capa rojiza, el contrastado diseño blanco y negro de la parte alta y posterior de las nalgas, los ojos grandes, el hocico húmedo y sensitivo, otorgan a los gamos una gran belleza, con la cuál ha ganado la protección humana a lo largo del tiempo.

El pelaje es variable, en verano es castaño rojizo por encima con manchas blancas y las partes ventrales amarillentas.

En el invierno todo él es gris casi sin manchas. La cola es marrón oscura por encima y blanca por debajo y los laterales. 

  Un macho de la Cordillera del Sueve  puede suele  pesar entre 60-85 Kgr, en casos excepcionales alcanza los 100 kgr  y la hembra entre 30-50 Kg.

Son de costumbres nocturnas y pasan la mayor parte del día echados en el suelo, en lugares arbolados y entre matorrales. 

En mayo y mas generalmente en junio,  las hembras , se aleja del rebaño y paren, generalmente una cría y excepcionalmente 2 recentales de pelaje amarillo con lunares blancos en los dorsos y los flancos. 

La hembra se convierte en una criatura solitaria que solo vive para su recental, cuando no pasta, permanece durante largo tiempo oculta, vigilando a su cría desde lejos. Cuando se acerca algún depredador como el lobo, jabalí o el hombre, la madre sale de su escondite para llamar la atención y atraer al predador con una retirada lenta que simula la huida de una presa.

El macho tiene mayor tamaño y porte más esbelto, con una cuerna muy característica de  forma aplanada y palmeada ( palas), que se desprenden anualmente en primavera.

La inicial comienza a apuntarle a los seis meses de edad, teniendo el primer año sólo dos varas; la del segundo año ya tiene las puntas basales; y la del tercer año, las puntas centrales, mostrando la extremidad del tallo central, el comienzo de la pala. 

Todos los años en mayo-junio, pierden la cuerna, volviéndosele a formar a comienzos de otoño.

Es en otoño cuando son más fáciles de ver, durante su periodo de ronca en la que los machos tratan de seducir con este sonido a las hembras, ya que, además del ruido que emiten, están muy cansados y no se ocultan tanto.

La "ronca"  del gamo en el Sueve.

Aunque el gamo prefiere las zonas boscosas,  se alimenta principalmente de hierba verde y ello le diferencia de otros cérvidos que se alimentan además de brotes , tallos y hojas.

Son gregarios y predomina un sistema matriarcal, en donde la prole de diferentes edades busca e incluso disputa las caricias y la cercanía de la madre.

La rígida jerarquía que opera en todos los grupos unisexuales de gamos se establece mediante pautas de dominancias y sumisión.

La constante vigilancia del entorno, permite a los gamos localizar prontamente a cualquier potencial enemigo.

En caso de peligro, la cola izada del gamo que lo ha detectado es la señal de alerta para todo el rebaño. Cuando se enfrentan a un peligro de baja intensidad, se limitan a golpear el suelo con sus patas delenteras, que hace que se aleje el merodeador.

Se ha dicho que el gamo compite  por el alimento con el venado, las investigaciones han demostrado, que ambas especies pueden coexistir, pues ocupan distintos microhábitats e ingieren diferentes alimentos.

El lobo siente una marcada apetencia por el gamo y suele dar caza a los individuos peor dotados, heridos o disminuídos fisicamente tras el esfuerzo realizado en la época de celo.

El ronquido de los gamos.

2.1.-  El celos de los gamos.

Los más drásticos cambios entre los gamos, tanto en el aspecto de los individuos como en su comportamiento y organización social, tiene lugar durante el celo.

Lo mismo el macho que la hembra, ladran, el celo se produce a finales del verano, dispersándose los machos en busca de las hembras.  Las hembras preñadas van mostrándose reacias a soportar a sus hijos del año anterior, a los que ahuyentan una y otra vez de su lado.

Los machos presentan un abultamiento en el cuello debido al engrosamiento de los músculos longitudinales. Sus cuernas son mas oscuras y el pelaje  de la cara, cuello y vientre se vuelve muy claro en los flancos. 

Los  párpados se hinchan y todo el cuerpo del gamo, impregnado por los productos de las glándulas odoríferas sexuales, exhala un penetrante olor, perceptible a cierta distancia incluso para el hombre.

Así marcan balizas olfativas y también impregnan los límites de su territorio con la orina que desparraman en todas las direcciones mediante el penacho terminal del pene.

Las enconadas peleas de la primera etapa del celo, tienen lugar  empujándose los machos con sus anchas cuernas, para contrastar su fuerza y no se causan ningún daño. Por tanto dominan los que tengan más fuerza y el cuello más resistente.

Los machos sometidos, tratan en todo momento de aproximarse a las hembras y cortejarlas, por lo que se concentran en la periferia del harén y obligan al gamo dominante a una actividad continua, que consiste en ahuyentar a los intrusos y recuperar a las hembras que se apartaron del núcleo central.

En estos momentos de excitación los machos emiten un sonido grave, similar a un ronquido, que el dominante dirige hacia los machos retadores o hacia las hembras, sonido que se conoce con el nombre de "ronca".

El cortejo consiste en una continuada atención del macho, que una y otra vez olfatea y lame el cuello, la cabeza y los genitales de la hembra. Cuando la hembra lo permite, tras múltiples tentativas, se realiza la cópula.


2.- Repoblación del gamo en Asturias 

Su belleza, mansedumbre y su capacidad para alimentarse de hierba, por su morfologia y conducta, le hace un cérvido esencialmente decorativo que adorna los bosques urbanos de grandes ciudades de Europa.

Fue introducido en Asturias como especie cinegética entre los años 1955 y 1959, pero  no tuvo éxito en los cotos de caza de Piloña-Nava, Corombo y Sobrescobio.  

Arraigando en la Cordillera de El Sueve donde se soltaron 100 ejemplares  en 1991 y otra suelta simultánea  en las proximidades de Navia y Luarca. 

Aunque la montaña no es su hábitat típico, se ha adaptado muy bien en el Sueve, pudiéndo verle en el Campo de Golf de Berbes, cerca del Picu Pienzu, incluso en invierno.

 En 2015  su población, según los datos oficiales del Principado, está estabilizada en 529 ejemplares, una cifra «admisible» -según la Administración- para una especie cinegética que atrae a gran número de cazadores hasta esta sierra del Sueve, para hacerse con lo que se considera un preciado trofeo. Algunos de ellos llegados desde países como Canadá, Estados Unidos, México o Irán.

En la tempora de 2014, se  abatieron 94 de estos ejemplares.

3.-  Los gamos del campo de golf de Berbes (Caravia)

Han sido denominados como "los magníficos de BERBES"  lo constituye el primer grupo de 7 gamos que   vive desde la pasada primavera del año 2005 en el campo municipal de golf de la rasa de Berbes (Ribadesella). 

Los golfistas comparten el espacio y se pueden acercar hasta unos 10 m. sin que se molesten (lne.es 27.08.05).

La periodista  Patricia Martínez, publica en  La Nueva España un artículo el 1 de abril de 2016, cuyo titulo lo explica todo:

"Los gamos están bajando a las fincas porque el pasto escasea en el Sueve".

4.- Pros y contras de los gamos de la Sierra del Sueve.

El gamo es un animal muy atractivo para el visitante por su gran envergadura y cornamenta, apreciado por los cazadores que se desplazan desde diferentes puntos de Asturias, España y el mundo para hacerse con este trofeo, y preocupante para ecologistas y ganaderos por cómo afecta tanto a la fauna y la  flora de la Sierra del Sueve.

Según explica Julio Fernández Peón, gerente del Centro de Interpretación del Sueve situado en Gobiendes, el gamo no tiene depredadores naturales y su gran adaptación a este entorno ha afectado a otras especies, tanto vegetales como animales. 

«Es un animal muy vistoso, pero su número de unos  530 ejemplares, en noviembre de 2015, hace que afecte a los pastos del ganado. 

En el Sueve se ubica  el mayor bosque de tejos de la Península Ibérica y les gusta comerse los brotes jóvenes que aún no tienen suficiente toxicidad. De esta manera ralentizan el crecimiento de estos y otros árboles y, por consiguiente, el del bosque. 

Han provocado el desplazamiento de otras especies como los corzos o los ciervos, que son autóctonas, y a las que cada vez cuesta más ver en la zona», explica Fernández Peón.

Ignacio Abella, naturalista, escritor y experto en tejos, acusa a la población de gamos de la Sierra del Sueve de ser «la principal causa de que no se regenere la tejeda del Sueve». «Se comen todos los brotes y no crecen árboles nuevos. Sólo quedan los viejos», añade. 

Este experto afirma que «hay tantos gamos que están causando la erosión del suelo del bosque, que no sólo es malo para los tejos, también para los ganaderos, y existe una preocupación creciente porque en el Sueve habrá cerca de 8.000 tejos, la mayoría centenarios».

Desde la Junta de Pastos del Sueve, Alfonso Artidiello asegura que estos animales «no dejan que se recuperen los pastos y los pueblos limítrofes al Sueve estamos alimentándolos. Se les ve por Cayón, en Piloña, cuando les falta comida». «Hace años había más pero parece que se están recuperando porque se vuelven a ver manadas», indica. 

Otro aspecto que preocupa a los ganaderos es que estos animales sean transmisores de la tuberculosis bovina, ya que diferentes expertos les han asegurado que el foco de esta enfermedad que existe en la zona, en especial en el concejo de Parres, puede tener su conducto transmisor en la fauna salvaje del lugar.

5.- Noticias

Comienza la ronca del gamo en el Sueve, 

cuyas jornadas cumplen 20 años en 2017 .

Del 30 de septiembre al 5 de noviembre habrá rutas, conferencias, fórum y cursos

Las jornadas monográficas de la sierra del Sueve cumplen veinte años y se celebrarán del 30 de septiembre al 5 de noviembre. 

Tendrán como sede el centro de interpretación de la sierra, que ha preparado un programa con rutas, conferencias, un fórum fotográfico, un curso de ornitología y otras actividades.

Entre las salidas hay dos muy especiales, pues comienza la ronca del gamo (el sonido del celo que emiten unos frente a otros), un ritual que para esta especie sólo se puede ver en el Sueve, pues no ha sido introducida en ningún otro paraje. 

Las rutas de la ronca tendrán lugar los domingos 1 y 8 de octubre, duran el día entero y cuestan 20 euros por persona.

El centro ha diseñado diferentes itinerarios para cada jornada y mientras que en la primera los participantes caminarán entre el mirador del Fitu, Picu Pienzu y Gobiendes (por El Tejedal), en la segunda irán por el Alto de la Llama, Picu Pienzu y Gobiendes.

En el Sueve también se puede escuchar la berrea de los ciervos, que en el caso de esta sierra están un poco más bajos que los gamos, que exigen adentrarse más, pues suelen andar por el bosque de tejos. Los grupos se colocan a una distancia prudencial para ver a los gamos roncando.

En la primera semana suelen tener mucha actividad los ejemplares grandes, los que primero empiezan a montar. Según estos van perdiendo energía van tomando protagonismo los ejemplares más jóvenes.

Julio Fernández Peón, gerente del centro del Sueve, es partidario de que este tipo de salidas se hagan siempre con la compañía de personal cualificado. De lo contrario, se puede "acabar abarrotando la zona de forma descontrolada y los rituales del celo pueden verse alterados".

El centro ha programado, además, una tercera ruta, de los Bosques del Sueve, además de otros itinerarios especiales. El 20 de septiembre de 2017, se acabó, el plazo para presentar obras al XX Concurso de Fotografía de la Sierra del Sueve, "Premio Josefina Pis" (lne 21 septiembre 2017).

 

El gamo, foco de discordia en el Sueve.

Ecologistas y ganaderos temen por el efecto que el aumento de su  población, afecte seriamente  al  bosque de tejos de esta tierra y a los pastos comunales

El gamo supone un atractivo no sólo para el turismo cinegético, también para el de naturaleza. Y es en otoño , durante su periodo de ronca en la que los machos tratan de seducir con este sonido a las hembras, cuando son más fáciles de ver ya que, además del ruido que emiten, están muy cansados y no se ocultan tanto.

Pero el hecho de que haya descendido su población durante los últimos años no significa que el gamo no siga generando diferentes opiniones entre aquellas personas que frecuentan la sierra del Sueve. Tanto en contra como a favor. Entre los segundos están los aficionados a la actividad cinegética. Entre los primeros colectivos ganaderos y ecologistas.

Según explica Julio Fernández Peón, gerente del Centro de Interpretación del Sueve situado en Gobiendes, el gamo no tiene depredadores naturales y su gran adaptación a este entorno ha afectado a otras especies, tanto vegetales como animales. 

«Es un animal muy vistoso, pero su número actual no deja crecer los pastos del ganado. Además aquí tenemos el mayor bosque de tejos de la Península Ibérica y les gusta comerse los brotes jóvenes que aún no tienen suficiente toxicidad. De esta manera ralentizan el crecimiento de estos y otros árboles y, por consiguiente, el del bosque. 

También han provocado el desplazamiento de otras especies como los corzos o los ciervos, que son autóctonas, y a las que cada vez cuesta más ver en la zona», explica Fernández Peón.

Ignacio Abella, naturalista, escritor y experto en tejos, acusa a la población de gamos de la Sierra del Sueve de ser «la principal causa de que no se regenere la tejeda del Sueve». «Se comen todos los brotes y no crecen árboles nuevos. Sólo quedan los viejos», añade.

Este experto afirma que «hay tantos gamos que están causando la erosión del suelo del bosque, que no sólo es malo para los tejos, también para los ganaderos, y existe una preocupación creciente porque en el Sueve habrá cerca de 8.000 tejos, la mayoría centenarios».

Desde la Junta de Pastos del Sueve, Alfonso Artidiello asegura que estos animales «no dejan que se recuperen los pastos y los pueblos limítrofes al Sueve estamos alimentándolos. Se les ve por Cayón, en Piloña, cuando les falta comida». «Hace años había más pero parece que se están recuperando porque se vuelven a ver manadas», indica.

Otro aspecto que preocupa a los ganaderos es que estos animales sean transmisores de la tuberculosis bovina, ya que diferentes expertos les han asegurado que el foco de esta enfermedad que existe en la zona, en especial en el concejo de Parres, puede tener su conducto transmisor en la fauna salvaje del lugar (elcomercio.es 3 noviembre 2015).

 

6.- Bibliografía

Arce , L.M. (2006). La Nueva España. Album ilustrado de Fauna y Flora de Asturias. Ediciones Nobel. Oviedo .

El Comercio, Terry Basterra (2015). El gamo, foco de discordia en el Sueve (elcomercio.es 3 noviembre 2015).

Félix Rodríguez de la Fuente (1995). Enciclopédioa Salvat de la Fauna Ibérica y Europea. El hombre y la Tierra.

La Nueva España, P. Martínez (2017). Comienza la ronca del gamo en el Sueve, cuyas jornadas cumplen 20 años en 2017 (lne 21 septiembre 2017)

La Nueva España, Patricia Martínez (2016). "Los gamos están bajando a las fincas porque el pasto escasea en el Sueve" (lne 1 abril 2016)
Noval, A,. (1976). La fauna  salvaje de Asturias. Colección Popular Asturiana. Ayalga Ediciones. Gijón.

Para facilitar el acceso e información sobre la fauna asturiana se ha creado en noviembre de 2.012, un apartado para cada uno de los ungulados que siguen:


LA  OVEYA  XALDA.

LA CABRA BERMEYA 

 

 

Por Gijón

Últimas novedades en ésta página WEB.

Arqueología

Página inicial

Lo último colgado aquí.

Consejos antes de partir

Todas las rutas de senderismo

Camino a Santiago por Asturias

La sidra, rito, elaboración, clases, etc.

Los quesos asturianos, certámenes, fiestas, etc..

Travesía Gijón - Covadonga / Xixón - Cuadonga.

Albergues de Peregrinos en el Principado de Asturias. Noticias.

Resumen de las etapas de los Caminos de Santiago por Asturias, aquí descritas

Humor asturiano, "En defensa del peu", por D. Xosé Caveda y Nava (1.796-1.882) .

 

Pueblo Ejemplar

En el 2011 el premio al Pueblo Ejemplar de Asturias que destaca en la defensa de su entorno natural o ecológico,
Leer más...

Jornadas Gastronómicas
Asturias es bien conocida por la calidad de su oferta gastronómica, en esta página se enumeran más de 200
Leer más...

El rey de nuestros ríos

Si algo distingue a los ríos asturianos es la calidad de su agua, en la que vive el Salmón,
Leer más...

Una lección de historia
El reino de Asturias fue en el siglo VIII el primer escenario donde se detuvo el avance islámico
Leer más...

Puente de Cangas


Senderismo en Asturias y algo más... por Javier Fernández-Pello García se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 Unported.
Design downloaded from free website templates.