Arqueología en Asturias Central.

En remodelación, noviembre 2017.

Para ver la  última actualización, pinchar la tecla F5.

"La cueva de La Peña de Candamo,  fue lugar de ceremonia y rito durante miles de años, teniendo una tremenda importancia en el arte Paleolítico".

Jean Clottes, ex- presidente del Comité Internacional de Arte Rupestre, Inspector General de Arqueología en Francia.


Índice

1.- Introducción.

2.- Listado de Yacimientos arqueológicos, pinturas rupestres, etc. concejo a concejo.
3.- Cuevas visitables en Asturias Central.
3.1.- Cueva de La Peña. San Román de Candamo. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2008. Concejo de CANDAMO.
3.2.- CUEVA LA LLUERA. San Juan de Priorio (OVIEDO). Concejo de Oviedo.
3.3.-La Cueva del Conde o del Fornu/Forno en Tuñón (Santo Adriano de Tuñón).  Concejo de SANTO ADRIANO.

4.- Descripción, datos y noticias  de otros yacimiento de cuevas, túmulos, pinturas rupestres,  Centros de Interpretación etc.,  referentes a Asturias Central por concejos.

4.1.- Museos/Centro de Interpretación/Aula Didáctica de Arqueología en Asturias Central.

4.2.- Cuevas: Con pinturas  rupestres y otras.

4.3 .-Yacimientos arqueológicos

5.-   Signos abstractos en las cuevas asturianas.
6.- Arqueología desde el aire

7.- Noticias arqueológicas de la zona centro de Asturias.

 El castro de de la Punta del Castiello en  Podes (Gozón), por el móvil.; Bustiello (Mieres), el Vaticano minero.; El Parque de la Prehistoria de San Salvador de Alesga (Teverga), incorpora una pareja de uros, el ancestro de las vacas.; El Parque Prehistórico criará una pareja de  bisontes  europeos y otra de caballos  "Prezwalski", ambas de origen prehistórico y en peligro de  extinción.; El Parque Prehistórico acoge desde diciembre de 2013 una pareja de  bisontes (Pipa nacida en 2011  que llegó preñada  y Lipión) procedentes de Holanda y otra de caballos  "Prezwalski", ambas de origen prehistórico.; Enraizados en la historia de la Cabruñana (Grado).; El I Encuentro Arqueológico de Gijón, en 2014.; El Principado planea crear en Latores (Oviedo) un espacio didáctico sobre Paleolítico y cultura castreña. ;El congreso «En los orígenes del Reino de Asturias, causas políticas y militares». Organizado por la Asociación de Amigos de La Carisa.;

8.- Bibliografía.


Museo de la Prehistoria de Alesgas (Teverga-Asturias)

Paneles del  Parque de la Prehistoria en San Salvador de  Alesga (Teverga).

(apartado 4.1).

Antes de visitar una cueva, museo etc. se recomienda informarse, pues puede ocurrir que se necesite reserva previa, hayan cambiado los horarios, no se encuentre habilitada u otros factores.


1.- Introducción.

Para que el internáuta tenga un mejor acceso a la información, en noviembre de 2017,   se ha reestructurado parte de éste capítulo, como sigue:

  • Listado de los contenidos por orden alfabético de concejos.
  • Cuevas visitables en Asturias Central
  • Museos/Centro de Interpretación/Aula Didáctica de Arqueología en Asturias Central.
  • Cuevas: Con pinturas  rupestres y otras.
  • Yacimientos arqueológicos. 
  • Cuadros esquemáticos con datos sobre  el tipo de yacimiento, ubicación, concejo, su cronología y otros
  • Noticias, etc..

Cueva de la Peña de Candamo.  Patrimonio de la Humanidad.

Cabezas de gran ciervo de los venablos y el gran bóvido.

En la 32.ª conferencia internacional de la UNESCO y del Comité del Patrimonio Mundial, celebrada en Québec (Canadá) en julio del 2008, se aprobó inscribir en la lista de Patrimonio Mundial de la Humanidad, cinco de las cuevas asturianas entre ellas se encuentra  La Peña (Candamo), ubicada en Asturias Central, que es la más occidental de Asturias (apartados 3.1 y 4.1).

Esto se debe a que en la zona ocidental de Asturias, abundan los materiales del Paleozoico más inferior en donde solamente hay un nivel calcáreo Formación Vegadeo  (Caliza y Dolomias) que únicamente tiene un espesor  muy variable de unos 25-160  metros con intercalaciones  de pizarras y por  tanto, las cuevas son muy escasa, por otra parte al estar la caliza cristalizada y en parte dolomitizada, las posibilidades de cavidades son escasas.

Es visita obligada, para los amantes del arte rupestre, el Parque de la Prehistoria, sito en  San Salvador de Alesga. Teverga (apartado 4.1), cuyo coste rebasó los 10 millones de euros,  que contiene replica exacta de las principales pinturas de ARTE RUPESTRE DESCUBIERTAS EN EL MUNDO ,  ha sido denominado por National Geographic, como el MOMA de la prehistoria (apartado 4.1).

Son Patrimonio de la Humanidad las cuevas rupestres de La Peña de Candamo, Tito Bustillo en Ribadesella, Llonín (Peñamellera Alta), Covaciella (Cabrales), El Pindal (Rivadedeva), junto con otras nueve del resto de la cornisa cantábrica que formaban parte de la misma candidatura, bajo la denominación "Arte rupestre paleolítico en la cornisa cantábrica", en Asturias.

Dentro de ésta página WEB, dentro de la arqueología se ha diferenciado:

Arqueología de la Zona Central de Asturias

 Arqueología de la Zona Occidental de Asturias

 Arqueología de la Zona Oriental de Asturias

Patrimonio Minero y Arqueología Industrial en Asturias

En el año  2014 se celebró el centenario del descubrimiento de la caverna de La Peña de Candamo, sita en el bajo Nalón,  Patrimonio de la Humanidad, con diversas actividades, conferencias, talleres, exposiciones y se emitió,  sobre,  sello y matasellos  conmemorativo (apartados 3.1 y 4.1)


La caverna de La Peña de Candamo , Patrimonio de la Humanidad,  constituye la cavidad con arte paleolítico más occidental de Europa...

Este hecho tiene su base geológica, pues los yacimientos calcáreos a partir del Bajo Nalón hacia el occidente,  se ciñen a una estrecha franja de  denominada "Caliza y Dolomias  de Vegadeo" del Cambrico Medio...el resto lo forman cuarcitas, areniscas y granitos, cuya litología no es favorable para la formación de cavernas.

La Asociación La Ponte, creada en 2011 e  integrada por vecinos,  historiadores y científicos, realiza investigaciones en el concejo de Santo Adriano con el objetivo de recuperar su patrimonio cultural y darlo a conocer a los asturianos y público en general (apartado 3.4).

Esta loable Asociación, encabezada por los arqueólogos Jesús Fernández y Pablo López,  la forman unas cuarenta personas, que  han puesto en valor  su patrimonio como la iglesia prerrománica de Tuñón, las cuevas del Conde o del Fornu y la del Abrigo de Santo Adriano (apartado 4.2).

De las visitas a las  cuevas de la Lluera (apartado 3.2) se encarga una pequeña asociación. En el mural principal denominado la "gran hornacina" hay ciervas, caballos, uros, etc..al aire libre hay  multiples dibujos, triángulos pubianos entorno a una cierva, etc...

Durante el mes de septiembre de 2013, se obtuvo en  Paré los Cinchos (Quirós), el denominado Hombre de las Ubiñas.  El Director General del Principado de Asturias se ha referido al descubrimiento como un "hallazgo paleontológico muy importante". 

Los análisis del carbono 14,  (enero 2014),  indican que correspondería a un individuo varón que tenía entre 16 y 18 años, y que vivió entre el 1900 y el 1800 antes de Cristo, en la transición entre el Neolítico y la Edad del Bronce.

Asturias Central contiene un rico Patrimonio Minero e industrial ' así como en Asturias Occidental con su rica Arqueología pre- Industrial, basada antaño en la Industria del hierro (mazos, molinos, batanes, pequeñas centrales eléctricas...), por ello se ha creado un fichero aparte diferenciado del presente, que recoge, describe e informa,  cada uno de los yacimientos en Asturias, seguir leyendo...

La Arqueología Industrial y el Patrimonio Minero en Francia mueve 11 millones de turistas/año, por ello, se cree que en un futuro próximo la Cuenca Hullera Central de Asturias, puede tener un buen yacimiento turístico, con abundantes pozos mineros con sus elegantes castilletes, chimeneas de ladrillo, lavaderos, lampisterías, etc.). 

Como consecuencia de la crisis, se han cerrado algunos museos, cavernas,  de Asturias, total o parcialmente,  por lo que se recomienda el cerciorarse si están abiertos, antes de visitarlos.
Los horarios y demás temas burocráticos, pueden ser objeto de variación por lo que es conveniente  el consultar, antes de ir 

Desde el año  1999 , se celebran  las Jornadas internacionales de patrimonio industrial. Esta actividad organizada por Incuna (Industria, Cultura y Naturaleza), que preside el gijonés   Miguel Ángel Álvarez Areces. 

 En 2016 se celebró en Gijón, en Laboral Ciudad de la Cultura, desde el día 5 al 8 de octubre visitando el concejo de Quirós (apartado 4.2)

Es loble la actuación de la asociación cultural mierense Santa Bárbara,  quienes dedican, desde hace tiempo, su tiempo y esfuerzo (a veces también su dinero) para recuperar de forma altruista elementos del pasado del Patrimonio Minero del concejo de Mieres .

Ubicación de  arte rupestre en Asturias

2- Listado de Yacimientos arqueológicos, pinturas rupestres, etc. concejo a concejo.

 Listado de cuevas, túmulos, pinturas rupestres, castros, Centros de Interpretación, etc referentes a la Arqueología de Asturias Central, descritas en los  apartados 3 y 5.

Concejo de CANDAMO. Cueva de La Peña. San Román de Candamo. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2008.; Candamo. Centro de Interpretación de la Caverna de Candamo .; Pinturas nuevas en la cueva de Candamo

Concejo de Teverga. Parque de la Prehistoria  sito en San Salvador de Alesga (Teverga),. «El Parque de la Prehistoria de Teverga es único y las réplicas, extraordinarias».; FRESNEDO (Teverga). Cueva Huerta

Concejo de ALLER. La Carisa campamento romano. Los astures.; El Moyón de La Corralá. Pola del Pino (Aller).;

Concejo de AVILÉS. AVILÉS. Arqueología en el casco urbano de Avilés.;

Concejo de CARREÑO. Áreas arqueológicas del Monte Areo (Carreño). El Valle (Carreño). Monte Areo y Aula Didáctica del Neolítico. Coyanca (Carreño),  Cueva Oscura.

Concejo de CASTRILLÓN. Centro de Interpretación del Castillo de Gauzón/Gozón en RAÍCES  Viejo (Castrillón). Castillo de Gauzón.; Excavaciones en el Peñón de Raíces (Castrillón).;  La cueva de Arbedales y del Hueso  en Pillarno.;Museo Mina de Arnao (Castrillón).; 

Concejo de GIJÓN. Gijón. Parque Arqueológico y Natural de la Campa Torres;  Gijón. Villa Romana de Veranes, Museo Arqueológico.; Gijón. Termas Romanas  (s. I y II d.C.); Campo Valdés.

Concejo de GOZÓN. San Martín de Podes (Gozón). Castro el Castiellu. El Cantu La Figal  y Los Garabetales.;  Vestigios romanos en la playa de Bañugues (Gozón).;

Concejo de GRADO. Grado Área Arqueológica de Cabruñana.; Grado  Castro de La Forca.;

Concejo de Langreo.  El pozo San Luis, Bien de Interés Cultural (BIC).; Museo de la  Siderurgia de  Asturias (MUSI).; ECOMUSEO Minero  Valle de Samuño.; El pozo San Luis, Bien de Interés Cultural (BIC).;

Concejo de Lena. Campañas arqueológicas en el Picu L.lagüezos

Concejo de Mieres. Túmulos en Peña Regá. Dolmen  en La mesona de Espiniella/Esniella en el valle de San Nicolás.

Concejo de Morcín. Morcin. Cueva del Molín.

Concejo de Noreña. Túmulos de La Pasera.

Concejo de OVIEDO. Oviedo. Museo Arqueológico de Asturias. ; Cueva La Lluera. San Juan de Priorio (Oviedo). La Viña en Manzaneda ( Oviedo).; Oviedo. Castro de Llagú. ; Oviedo. Monasterio de San Vicente ; Oviedo. Fuente de  La Foncalada, Patrimonio de la Humanidad  ;

Concejo de Quirós.  Lince Boreal y Hombre de las Ubiñas.;

Concejo de San Martín del Rey Aurelio. El dólmen megalítico de la campa de l'Españal.;

Concejo de SANTO ADRIANO. La Cueva del Conde o del Fornu/Forno en Tuñón (Santo Adriano de Tuñón).; Hallan en Sto. Adriano una cueva con inscripciones árabes del siglo VIII.; 

Concejo de Siero. PAREDES (Siero).  Necrópolis tardorromana.

Concejo de TEVERGA. FRESNEDO (Teverga). Cueva Huerta.; 

Concejo de Concejo de Villaviciosa. Peón (Villaviciosa). Necrópolis tumular.; Castro de Olivar (Villaviciosa). Se ubica en el paraje El  Campón, en la margen derecha de la ría de Villaviciosa.; La Lápida de Grases (Villaviciosa).

Memoria Minero. Pozo Sotón (S. Marín del Rey Aurelio-Asturias)

Memorial Minero, en el pozo Sotón en San Martín del Rey Aurelio.
Se abre en marzo de 2016, de inicio,  recoge un listado de 540 mineros fallecidos, en el tajo..

3.- Cuevas visitables  en Asturias Central. 

Durante el año 2015, las cuevas visitables en Asturias Central son:
  • 1.1.- Concejo de CANDAMO. Cueva de La Peña. San Román de Candamo. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2008.;
  • 1.2.- Concejo de Oviedo. CUEVA LA LLUERA. San Juan de Priorio (OVIEDO). 
  • 1.3.- Concejo de SANTO ADRIANO. La Cueva del Conde o del Fornu/Forno en Tuñón (Santo Adriano de Tuñón).

 

Vista de La Peña de Candamo con el camino que va a la cueva.

3.1.- Cueva de La Peña. San Román de Candamo. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2008.  Concejo de CANDAMO. 

Está ubicada en los aledaños del  pueblo de San Román de Candamo ubicado  en el concejo de Candamo, ubicado en el bajo Nalón forma   la caverna con arte rupestre más occidental de Europa.

  • Abierta en Semana Santa y del 15 de junio a 15 de septiembre. Lunes cerrado.
  • Reserva previa, es indispensable, para poder visitarla.
  • Visita 15 personas por grupo
  • CONTACTO: Teléfonos: +34-985-828056;  +34- 985829702 y +34-985-829702.
  • CORREO: turismo@ayto-candamo.es
  • Tres pases diarios. No se permite acceso a menores de 7 años.
  • Calzado adecuado para terreno calizo, húmedo y resbaladizo.
  • Orientativo:  Abierta a partir del 15 de junio al 14 de septiembre. Pases a las 11:00, 12:00 y 13:00 horas.
  • Lunes: Cerrado
  • www.ayto-candamo.es

No esta exenta de magia. Te adentras unos metros y se encuentra un espacio que sobrecoge, con una amplia bóveda, donde se escucha el silencio.

El lugareño Casimiro González, "el Cristo", fue uno de los primeros que se adentró en la Caverna de la Peña. Gracias a él, el geólogo Eduardo Hernández-Pacheco y el conde de la Vega del Sella reconocieron científicamente la cavidad en 1914 y constataron su valor científico.

En 1913 por Francisco Javier  Garriga (ex-catedrático de Literatura del Instituto de Segunda Enseñanza en Barcelona), reconoce la cueva. 

Fue oficialmente descubierta  y conocida científicamente desde el verano de 1914 por parte del geólogo Eduardo  Hernández Pacheco  que la visita con  el Conde de la Vega del Sella.

Hay un salón con grabados, una sala con signos rojos y una galería de batiscias. Rodríguez Asensio destaca un camarín único en el mundo, una pequeña oquedad romboidal, en la que se observa un caballo que parece mal pintado.

La sorpresa tiene lugar cuando se le mira desde abajo, porque entonces el caballo, se torna perfecto, gracias a una técnica utilizada por Miguel Ángel en la Capilla Sixtina.

Presentan también discos rojos en las grandes coladas estalagmíticas, que son como un retablo gótico,
Uno de los muros de la cueva acoge un bestiario de más de 50 figuras del Paleolítico, entre estalactitas y estalacmitas.

 En 2014, se celebró el centenario, para conmemorar el aniversario, la consejería de Cultura del Principado de Asturias,  diseña una amplia programación que incluye exposiciones, actividades de divulgación científica, conferencias , talleres, exposiciones y se emite sobre,  sello y matasellos  conmemorativo....

 María del Carmen García, nieta de Casimiro González, "el Cristo",  rememora cómo su abuelo iba en busca de leña pero que en el camino perdió el burro que llevaba la carga, y en su búsqueda encontró la caverna. "Hizo una portilla para cerrarla", detalla García.

No fue hasta la entrada de otros vecinos cuando se descubrieron los dibujos y los grabados que llevaron a Hernández-Pacheco y al conde de la Vega del Sella hasta Candamo (lne 3 abril 2014).

Los días 9, 10 y 11 de agosto, coincidiendo con las fiestas de San Lorenzo en San Román, se celebró "Un fin de semana Prehistórico" entorno al Palacio Valdés-Bazán de San Román de Candamo. 

 En él se desarrolla la muestra titulada "El arte de la frontera", que ofrece información sobre 17 cuevas con arte rupestre en la cuenca media del río Nalón. 

Tanto el Museo Arqueológico de Asturias como  El Parque de la Prehistoria de Teverga, se hacen eco de éste Centenario con diversas muestras....

Jean Clottes, responsable del estudio científico de la cueva de Chauvet (Francia), la mejor datada del mundo y  prestigioso  especialista en el arte  Paleolítico ofreció en la Cueva  la conferencia:

"Los orígenes del arte y Candamo", retransmitida en directo por la TPA, por su importancia y podemos destacar:

Que el profesor Jean Clottes está convencido que  la cueva de La Peña, tiene el arte rupestre más antiguo de Europa, sobrepasando los 30.000 años, perteneciendo claramente al Auriñaciense, en base a los siguientes argumentos:

  • Los discos rojos que aparecen en las conocida columna de estalacmitas de Candamo, que fueron hechos frotando la piedra con la mano pintada del artista, son casi idénticos a los aparecidos en la cueva de Chauvet  (Francia) que pertenece al Auriñaciense.
  • El arqueólogo Javier Fortea al datar 4 puntos negros pintados en el muro de los grabados dejaron dos resultados dispares, unos de 15.000 años y otros de más de 30.000 años, hoy se sabe que ésta última datación es la mas probable, según el profesor Clottes.
  • En la cueva de La Peña de Candamo, se encuentra un triángulo, que indica fertilidad y con él se representaba el sexo femenino, dentro del arte rupestre. El de Candamo es similar a los dos encontrados en Chauvert y tienen la particularidad de ser triángulos abiertos. Los de Francia están datados  entre los  40.000y 30.ooo años.
  • Jean Clottes señala que los mas antiguos habitantes de  Candamo eran  "Homo spiritualis" y ya los Neandertales que vivieron hace más de 300.000 años, tenían espiritualidad.....
  • El muro de los grabados de La Peña, considera que es como una gran catedral con pequeñas capillas especializadas
  • Jean Clottes considera que aquellos hombres de hace 20.000 años, eran muy, muy cercanos al hombre del siglo XXI.
  • Hay que entender a aquellas sociedades paleolíticas de hace unos 20.000 años, eran grupos cazadores-recolectores, en donde entre el 60-70 %  de las dietas de aquella gente, provenía del trabajo femenino

Por exceso de visitas se alteró gravemente el estado de las pinturas y de los  grabados, siendo cerrada en 1980 y se reabrió en 1994, siendo las visitas restringidas.  Fue cerrada durante largos periodos para protegerla.

La iconografía y el estilo de arte de ésta cueva, dan una cronología Solutrense – Magdaleniense Antiguo (18.000 a 15.000 años a. de C.)

Tiene unos sesenta metros de largo hasta el fondo del salón de los grabados. Poco después de la entrada se abre a la izquierda un vestíbulo y, algo más adelante, a la derecha, se desciende a la sala baja de los signos rojos; al fondo del vestíbulo de entrada se abre paso el salón de los grabados; y al fondo de éste, se encuentra el paso a la galería de las Batiscias.

Ha sufrido el terrible mal verde, con colonias de algas, helechos, contaminación y de humanos desaprensivos que rayaron parte del legado de nuestros antepasados.

 Con espectaculares cascadas estalagmíticas, es la mas occidental de las manifestaciones europeas de pintura rupestre. Alberga pinturas  de los periodos Solutrense y Magdaleniense.

En la zona occidental de la Gran Sala se superponen al menos tres estratos de representaciones, el mas antiguo corresponde a seis figuras pintadas en rojo siena, sobre ellas 11 animales pintados en negro y encima 26 grabados con ciervos heridos, bisontes, bóvidos afrontados, rebecos...

Son difíciles de ver y es imprescindible visitar el Centro de Interpretación en el Palacio Valdés-Bazán, sede de la Casa de cultura de San Román de Candamo, está abierto todo el año, excepto en octubre. 

Es muy posible que esta cueva fuese una especie de Santuario, para el hombre de aquella época. Normalmente citan una hora antes de la visita a la Cueva, en el Palacio Valdés Bazán , donde se explica lo que se va a ver en la cueva.

Esta cueva mantiene una alta temperatura en su interior y los técnicos recomiendan que entraran entre 15 y 20 personas  como máximo al día, al igual que ocurre en la Cueva del Buxu, en Cangas de Onís.

La cueva permanece abierta del 15 de junio al 15 de septiembre. Para acceder a la cueva hay que concertar previamente la visita con el Ayuntamiento de Candamo y se hará en un primer pase a las doce de la mañana y un segundo pase a la una de la tarde (verano 2010).

Entrada a la Cueva de San Román de Candamo, Patrimonio de la Humanidad (Asturias).

Entrada a la caverna de arte rupestre de Candamo

Patrimonio de la Humanidad.

Fue un día de 1914 cuando  Casimiro González, "el Cristo", vecino de San Román de Candamo, encontró un agujero en las peñas calizas que rodean la localidad.

Según la leyenda, Cristo buscaba un perro, pero encontró la Cueva de la Peña de Candamo, Patrimonio de la Humanidad desde 2008 y que en 2014 cumplió el centenario de su descubrimiento.

Cristo poco sabía de las pinturas y grabados que guardaba la cavidad, pero pronto se corrió la voz entre los expertos en una época, principios del siglo XX, en la que el mundo se interesaba por el arte de la Prehistoria. 

Así, hasta Candamo se acercó el Conde de la Vega del Sella, quien al ver los dibujos acudió al profesor Eduardo Hernández Pacheco. 

Éste describió sus paredes para el Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid en 1919, en la primera monografía sobre la cueva, con ilustraciones de Juan Cabré y F. Benítez Mellado. La paredes de la cueva se limpiaron y la dataron en el Paleolítico Superior, en el período Solutrense. Pasaron los años y con la Guerra Civil la caverna sirvió de refugio al ejército de la República.

Pero la historia de la cueva no podría jamás explicarse sin mentar a Ramón González Álvarez, vecino de San Román, ganadero y agricultor de verduras y fresas. Un hombre, pese a su origen humilde, culto y educado, que sirvió de guía de la cueva hasta su jubilación.

González nació en la localidad candamina de Agüera en 1894 y murió en San Román a los 84 años. Dice su nieto, Miguel Ángel Sama González, que "tuvo la suerte" de asistir al colegio de San Román, vinculado a la Institución Libre de Enseñanza, lo que le ofreció "una cultura amplia y, sobre todo, le inició en la que fue la actividad más importante en su vida, la lectura". 

Con catorce años, hizo la maleta y se marchó a trabajar a una fábrica de tabacos ubicada en Tampa (Estados Unidos), pero el asma le obligó a regresar. Antes de cruzar el charco de nuevo para evitar ir a la guerra de África se casó con Corona López. En La Habana, Cuba, tuvieron a tres de sus hijos y varios negocios, desde un bar a una lechería. 

Pero en 1931, con la proclamación de la Segunda República, González volvió. Pasó la Guerra Civil en Asturias, vinculado al Partido Reformista de Melquiades Álvarez. "Era de derechas, así que cuando llegó la dictadura franquista fue nombrado conserje de la Cueva de Candamo", explica su nieto.

Durante muchos años su sueldo fue de 100 pesetas al mes, del que tenía que detraer el coste del carburo de calcio que encendía las lámaparas que mostraban las pinturas y grabados. "Aparte ganaba algo más con las propinas de algunos visitantes", señala Sama. Durante muchos años trabajó los siete días de la semana pero con el tiempo fue apuntado en la mutualidad de hostelería y ahí ya "tenía un sueldo más alto y la posibilidad de una jubilación". Y el descanso de los lunes.

La labor de González fue "muy positiva", dice su nieto, "ya que sabía en todo momento adaptar la explicación en función de las capacidades e intereses de los visitantes". Recuerda que el hombre tenía especial mano izquierda para los niños y que el orgullo que le producía ser el guía de la cueva era algo que no le privaba de hacer saber a todo el mundo que ése era su trabajo.

Una labor que le llevó a conocer a personalidades de la época como el Premio Nobel Severo Ochoa, Manuel Fraga, los hermanos toreros "Bienvenida", Carmen Polo de Franco y "cientos y cientos de profesores e historiadores de todo el mundo". González guardaba todas las tarjetas de visita en una caja que la familia aún conserva. También muchas de las fotografías tienen dedicatorias y agradecimientos al guía.

Tanto le gustaba enseñar la cueva a su abuelo que subía las veces que hicieran falta. Pese a que la llegada estaba asfaltada desde los años veinte, González utilizaba los atajos para subir. Y si había suerte, iba en el autocar de la excursión de turno o en los coches de los visitantes. En una de esas ocasiones perdió un dedo después de dar varias vueltas de campana con el coche, que se despeñó en la curva de Casielles.

No se detuvo ante los obstáculos, ni siquiera cuando las pinturas peligraron. En los años cincuenta, el calor de las bombillas que se instalaron, unido al alto número de visitantes, subieron la temperatura ambiente y llegaron los hongos.

Las pinturas de la cueva están relacionadas con un sentido mágico y ritual para los hombres del Paleolítico. Será por eso que la historia de la cavidad tuvo a González enganchado y sigue manteniendo en vilo a muchos de sus vecinos, como el joven José Emilio González Sama, quien tras años de búsqueda por internet y de patear unos cuantos anticuarios se hizo con una copia de la monografía de Hernández Pacheco y una guía original de la cueva, de 1953. La impresión fue gracias a los donativos del Marqués de la Vega de Anzo y Martín González del Valle.

En la monografía de Pacheco, explica el joven, tuvo noticia de la aparición de la caverna mientras se encontraba haciendo una excavación en La Paloma, en Las Regueras. Le avisó Francisco G. Garriga, catedrático de Literatura del Instituto de Segunda Enseñanza de Barcelona, "le dijo que había visitado la cueva con el sobrestante de Obras Públicas de Oviedo, Jesús Rodríguez; entonces él vino aquí y vio que realmente había unas pinturas, pero se calló para que no la fastidiase nadie".

Comenta González Sama que en octubre de 1914 volvió e hizo la excavación porque "había recibido una carta del Conde de la Vega del Sella, en la que le decía que había descubierto una cueva cerca de Pravia".

A raíz de esa visita, se publicaron las primeras noticias sobre la caverna de San Román en el boletín de noviembre de 1914 de la Real Sociedad Española de Historia Natural. Y en el verano de 1915 hubo otra campaña de estudio en la que participó Juan Cabré "y ahí es cuando encuentran El Camarín". En 1919 se publicó la monografía, de la que existe un ejemplar en la Biblioteca de Asturias.

El texto es "una descripción total de la cueva, todas las zonas con planos y luego hay una parte que habla de las figuras con gráficos, además, incluye un resumen en francés y un listado de los útiles hallados en el abrigo del Burro, que está al lado", detalla. Además, Hernández Pacheco encontró una nueva especie de insecto, al que nombró "Speocharis Prachecoi", añade González Sama. Mucho descubrimiento. lne.es 24  noviembre 2013)


A lo largo de un mes de marzo 2013,
 se han llevado a cabo importantes actuaciones de limpieza

 Centradas en el gran «salón» de la cueva y a través de las cuales se ha conseguido, en parte, devolver a esta joya arqueológica su aspecto original. Se han intentado corregir no sólo los desperfectos que presentaba, sino también eliminar aquellos elementos que deterioraban el yacimiento e impedían conocerlo mejor
Se eliminaron de 22 toneladas de escombros y basuras superficiales, concentradas en el interior de la cueva La Peña, pues el suelo se fue  cubriendo de cemento y de estalactitas. Lo que se ha hecho es extraer todos esos materiales, con el propósito de que la cueva vuelva a su estado natural

También se ha optado por la eliminación de instalaciones eléctricas obsoletas y sustituirlas por puntos de luz fríos, de tecnología LED y de colores verdosos para no generar cianobacterias, un problema frecuente en este tipo de formaciones, se han cambiado las barandillas de hierro por acero noble, que bordean la escalinata.

Tras siete meses cerrado, el yacimiento volvió a abrir sus puertas el miércoles, día 27 de marzo 2.013, con motivo de la Semana Santa, hasta el domingo 7 de abril. A partir de ese día, la cueva permanecerá cerrada hasta el 15 de junio, que volverá abrir sus puertas durante tres meses. 

A pesar de las labores de limpieza, se ha conservado el mismo régimen de visitas que siempre. Es decir, su entrada estará restringida a un máximo de 45 personas al día.
Con vistas al año que viene, la cueva de La Peña celebrará el centenario de su descubrimiento.(23 marzo 2013)

La cueva de Candamo se someterá a una limpieza para eliminar antiguos añadidos
 Ello implicará una profunda  reforma interior, retirando elementos añadidos susceptibles de contaminar, tales como escombros de ENSIDESA para salvar el barro, escalinatas, barandillas de hierro que se encuentran oxidadas, etc. 

Se colocarán sensores para medir la humedad y la temperatura. Las obras se iniciaron al cerrar las puertas al público el 15 de septiembre 2.012. (24 agosto 2012).

Arqueólogos de la Universidad de Salamanca descubren un centenar de pinturas nuevas en la cueva de Candamo

El equipo dirigido por Doña Soledad Corchón, descubrieron 200 m. más de cavidad.

Las representaciones pictóricas en excelente estado de conservación,  situadas en una zona de difícil acceso, incluyen un gran caballo sin cabeza, múltiples círculos y rayas, un uro y un ciervo.

Son pinturas de todo el Paleolítico de entre 25.000 y 11.000 años de antigüedad........ que  podrán ser contempladas on-line, debido a su difícil acceso a ellas. El vuelo virtual por la cavidad, con 360 grados, incorpora vídeos de alta definición.  (3 de julio 2010).

Entrada a la cueva de la Lluera con sus dos bocas.


3.2.- CUEVA LA LLUERA. San Juan de Priorio (OVIEDO).  

Concejo de Oviedo.

Se ubica en las proximidades de  San Martín de Priorio sobre el cauce del río Nalón, cerca de Las Caldas de Oviedo y se llega desde la capital a través de la carretera N-634. 

Están consideradas por los expertos,  como el santuario exterior más completo del arte paleolítico europeo. 

Cuenta con los grafismos más representativos del arte paleolítico europeo,y  apenas gozan de promoción por parte de las administraciones

  • Visitas: Todos los viernes, sábados y domingos, a las 10:00 horas y a las 16:00 horas.
  • Abierta los meses de julio, agosto y septiembre
  • Cita previa en el teléfono +34-622643317; +34-985-761403 y +34-695686374. Cupo máximo de seis personas.
  • Correo: info@laponte.org y www.cuevasdelalluera.com 
  • Tiempo estimado de la visita: Dos horas, caminata de unos 2 kilómetros por senderos y pista.
  • Se recomienda calzado de montaña y ropa adecuada.

Es uno de los enclaves de arte parietal más interesantes de la cornisa cantábrica, sus grabados con sus esquemáticas representaciones de uros, ciervas, machos cabríos y caballos, constituyen una de las composiciones rupestres mas importantes de la península, siendo objeto de atención por la revista cientifica Science, en diversas ocasiones y el arqueólogo  Adolfo Rodríguez Asensio, su principal valedor.

Está considerada por los expertos como uno de los mejores santuarios solares del mundo. Las tallas que decoran la pared, desde siluetas de ciervos a caballos, o un imponente bisonte y elefantes con grandes trompas, están orientadas al astro rey. 

En La Lluera, hay dos cavidades, una de ellas  La Lluera 2, es  intransitable para el público por sus reducidas dimensiones, representan entremezcladas en sus paredes calcáreas  vulvas grabadas y dispersas, estando el conjunto presidido por el perfil de una cierva que posiblemente estemos ante la representación de un paritorio.

En la Semana Santa de 2008, la cueva de La Lluera abrió por primera vez., 30 años después de que la descubriera el grupo espeleológico Polifemo. Las cuevas de la Lluera  contienen grabados de 19.000-22.000 años de historia, de edad Solutrense Medio y final.

Fueron descubiertas por un grupo de espeleólogos de Salamanca en el año 1978,  éstos accedían a la cueva por la ruta que se propone hacer, con un puente nuevo (10 abril 2.008), «pero el río lo pasaban en una zodiac» Ha proporcionado restos de ocupaciones Solutrenses, magdalenienses y azilienses.

Destaca un arpón decorado de ésta última fase. Próxima a ella está La Lluera II (1980), ambas presentan en el exterior grabados animales y signos. Las cuevas de la Lluera, el mejor «santuario exterior» del Paleolítico en Europa, se abrieron al público la Semana Santa del 2008, y durante los quince días que permanecieron abiertas recibieron más de doscientos visitantes.

El objetivo del Principado es que las cuevas permanezcan abiertas también durante los cuatro meses de verano, aunque, en función de la demanda, este período podría ampliarse.

Nuevo  acceso a La Lluera . 

«En abril de 2008, para acceder a la cueva de la Lluera había que ir por un camino de cabras que sale desde Priorio, y por ahí no caben los automóviles, además de ser molesto para la gente mayor», «este camino lo han hecho deprisa y corriendo, sólo querían inaugurarlo en Semana Santa y no contaron con nadie para hacerlo».

«Hay una zona enfrente de las vías del tren, que está a escasos doscientos metros de las cuevas, y lo único que habría que hacer sería asfaltarlo, y luego construir un puente sobre el río», asegura Pereira.
 Se trata de un camino ancho, y además en un lugar donde tanto coches como autobuses podrían acceder y dar la vuelta sin problema, algo que por el otro camino resulta imposible y ocasiona.
 
Esta nueva ruta, de apenas doscientos metros de longitud, permitiría, a juicio del concejal de Medio Rural, «un acceso más rápido y cómodo, porque la otra es de más de un kilómetro, además de propiciar la visita a la zona de un mayor número de turistas, ya que podrían acceder en coche o en autobús con mucha facilidad».
Tanto el concejal del Consistorio ovetense como los alcaldes pedáneos de Caces y Las Caldas consideran que el acceso que ellos proponen, «y que propusimos ya hace tiempo», puntualiza Soler, «beneficiaría considerablemente el patrimonio cultural de la zona».
 Para Eleuterio Díaz, alcalde de Caces, este nuevo acceso propuesto desde el Consistorio ovetense, en consenso con los vecinos de las zonas que comprenden la cueva de la Lluera, sería lo más idóneo «porque debajo del puente que se quiere construir hay un área recreativa que, si se rehabilita, puede quedar muy bonita».
Hasta el próximo verano, la recién inaugurada ruta de acceso a las cuevas de la Lluera no volverá a abrirse, y es durante este período cuando tanto los alcaldes de barrio como el concejal creen que debería llevarse a cabo el proyecto que ellos proponen (4 abril 2008).


3.3.- La Cueva del Conde o del Fornu/Forno en Tuñón (Santo Adriano de Tuñón). Concejo de SANTO ADRIANO.

Fue investigada por el conde de la Vega del Sella en 1915 y de éste tomó su nuevo nombre. 

    • CONTACTO: Asociación sociocultural La Ponte (Santo Adriano de Tuñón) info@laponte.org +34-985-761403- +34-637061610.
    •  Es visitable todo el año, con reserva previa (máximo 15 personas) y los domingos a las 10:30 y a loas 12:30 horas. La entrada general es de 8 €. Niños, familia numerosa y mayores de 65 años 4€.
    • Calzado y ropa adecuada. 
    • Se realiza un itinerario y la visita dura entorno a una hora y media.
    • Se encuentra muy próxima a la senda del Oso, en cuyo cercado se puede ver a los osos Furaco, Paca, Tola, etc..

Se trata de una cueva o abrigo de unos 300 metros cuadrados que se  ubica a unos 40 m. por encima del río Trubia al N. de Tuñón con coordenadas GPS: 43.298253 y 5.986963  y se cree que fue  el último refugio del hombre de Neandertal.

En los años 60 el profesor de Chicago L. G. Freeman llevó a cabo una excavación en dicho yacimiento y sacó a la luz miles de útiles e intenta buscar una explicación para la semejanza de piezas que aparecen en distintos periodos con piezas arcaicas realizadas por el hombre de Neardental y otras mas evolucionadas que hasta entonces se asignaban al hombre moderno.

Indica que pudiera ser que los Neardentales del Norte fueran los padres de una industria lítica más evolucionada de lo que hasta ahora se creía.

En  noviembre de 2.007, el paleontólogo,  Juan Luís Arsuaga catedrático de Paleontología de la Universidad Complutense y Premio Príncipe de Asturias, lleva tres años dirigiendo la campaña de nuevas excavaciones junto a Gema Adán, defienden que los neandertales fueron los autores del avance tecnológico que hasta ahora se atribuía al hombre moderno/sapiens.

A su juicio la industria musteriense de la cueva del Conde, con dataciones que dan una cronología entre 40.000 y 38.000 años, incluye azagazas y punzones de hueso y asta, industria laminar y adornos que son materiales que en cualquier yacimiento de la Península se atribuyen al Paleolítico Superior/hombre moderno, pero que en la Cueva del Conde, fueron realizados por los Neardentales.

Se abrieron tres catas, la del fondo de la cueva contiene herramientas musterienses y en niveles superiores otras mas modernas de hasta 19.000 años. 

Todo indica que los primeros en asentarse en la cueva fueron neardentales que llegaron hace 40.000 años en un momento de clima alpino, Arsuaga cree que ésta sería una de las primeras cuevas habitadas de Asturias, porque antes de esa fecha estas cavidades estarían encharcadas y no permitirían el acceso del hombre. Se pretende saber cuando llegaron allí los hombres modernos, aunque la cueva presenta niveles del Auriñaciense, pero antes de esa fecha los neardentales ya estaban trabajando el hueso. 

La cata del exterior da restos líticos y de fauna-bóvidos, rebeco, ciervo, caballo y rinoceronte-. En la cata de la plataforma interior se localizaron útiles de hueso y vestigios neardentales con dataciones que rondan los 40.000 años. Arsuaga y Adán, desean continuar el proyecto con nuevas excavaciones en las cuevas del Ángel, Pequeña, Corola y el Camarín.

Una visita a los antepasados Neandertales y 

Cromañones u Homo Sapiens (Concejo de Santo Adriano).

Neandertales y Cromañones u Homo Sapiens dejaron su huella en la cueva del Conde (este nombre se debe al Conde de  la Vega del Sella, que realiza excavación a inicios del siglo XX) o del Fornu y en el Abrigo de Santo Adriano, en el concejo del mismo nombre, visitables con el Ecomuseo La Ponte, sita en los aledaños de la senda del Oso.

En una de sus paredes hay 37 líneas  verticales, siete en otra zona y otras líneas más, grabadas en una hornacina de difícil acceso, donde se encontraron restos de rinoceronte lanudo, de mamuts, uros, bisontes, rebecos y jabalíes.

En la cueva del Fornu (así la llamaban los vecinos de Santo Adriano) también aparecieron dos molares de un individuo neandertal  de unos 16 años, herramientas del Paleolítico, etc. estos en Asturias, solo se han encontrado en esta cueva y en  la cueva de El Sidrón (Piloña).

El arqueólogo Pablo Lopez Gómez, aporta una información muy completa del yacimiento, así como de la historia y prehistoria del concejo.

En el Abrigo de Santo Adriano, un santuario exterior, se pueden ver 34 grabados, estando representados entre otros animales, bisontes, ciervas y cabras de hace unos 20.000 años.

Arsuaga sienta cátedra en el chigre .

El arqueólogo se reúne en un chigre con vecinos de Santo Adriano para dar cuenta de los hallazgos en la Cueva del Conde, recordó cómo los trabajos de su equipo en la Cueva del Conde, también conocida como la Cueva del Forno, comenzaron en 2001. Entonces ya existía un interés por estudiar esta oquedad, que podría explicar el paso del Paleolítico medio al Paleolítico superior

Se comenzaron a realizar diversos estudios de evaluación y topográficos y en 2005 dio comienzo la excavación pura y dura. «La cueva es muy interesante, no sólo por el tránsito entre el hombre de Neandertal y el de Cromagnon. 

Además, en su interior hemos descubierto muestras artísticas que podrían ser las primeras de toda la cornisa cantábrica. Son dibujos esquemáticos con forma lineal que no se entienden, pero que seguro que querían decir algo», dijo Gema Adán, los vecinos conocieron cómo sus antepasados tuvieron que soportar un clima más frío o cohabitar con especies como el rinoceronte o el oso. 

«También observamos cómo tenían una industria muy desarrollada, ya que no es normal que en aquella época ya se trabajaran materiales como el hueso», argumentó Adán. También hubo tiempo para otras muchas explicaciones, como el origen de la cueva o su forma. 

«Tras estos primeros trabajos, hemos conseguido sacar a la luz numerosos datos e información, así como diversos hallazgos. La cueva está en mejores condiciones que entonces», dijo Gema Adán. Ahora los vecinos del concejo de Santo Adriano podrán seguir presumiendo de yacimiento, pero lo harán sabiendo mucho mejor la historia de sus antepasados del Paleolítico (6 diciembre 2007).

 Un equipo de Atapuerca y Oviedo busca, en octubre del 2001,  el gran potencial de la cueva del Conde .

El equipo de investigadores que encabezan el paleontólogo Juan Luís Arsuaga ­ codirector de las célebres excavaciones de la sierra de Atapuerca­ y la arqueóloga asturiana Gema Adán inició ayer una campaña de prospección de los materiales existentes en la cueva del Conde, en el concejo de Santo Adriano.

Su intención es valorar el verdadero potencial de un yacimiento que puede arrojar mucha luz acerca del período de transición entre el Paleolítico medio, al que se vinculan los últimos neandertales, y el superior, en el que aparece el primer hombre de Cromagnon.

«La mayoría de los estudios realizados se refiere a períodos concretos, sin relacionar unos con otros; nosotros pretendemos conocer mejor esa fase bisagra entre el período Musteriense (entre 120.000 y 40.000 años de antigüedad) y el Auriñaciense (40.000-30.000 años), que es el primer estadio del Paleolítico superior». 

Arsuaga sostiene que en Asturias esta fase de transición pudo producirse diez mil años antes que en otras zonas mediterráneas (lne 21-10-2001).

HALLAN EN SANTO ADRIANO, en 2001,  UNA CUEVA CON INSCRIPCIONES ÁRABES DEL SIGLO VIII

 Las inscripciones se encuentran en una cavidad próxima a Tuñón y pudieron ser realizadas por tropas sarracenas tras la batalla de Covadonga.

La gruta se sitúa por encima de la Senda del Oso y se encuentra en un terreno muy escarpado (28-8-2001).

4.- Descripción, datos y noticias  de cada yacimiento de cuevas, túmulos, pinturas rupestres,  Centros de Interpretación etc.,  referentes a Asturias Central por concejos.

Como consecuencia de la crisis, se han cerrado algunos museos, cavernas,  de Asturias, total o parcialmente,  por lo que se recomienda el cerciorarse si están abiertos, antes de visitarlos.
Los horarios y demás temas burocráticos, pueden ser objeto de variación por lo que es conveniente  el consultar, antes de ir (apartado 4.1).

En los apartados correspondientes se insertan noticias de prensa que tienen relación cultural con la zona, con indicación de la fecha en que ha sido publicada. 

Se diferencian dos apartados, por una parte el Patrimonio Industrial (apartado 4.2) , que entre ellos se encuentra los pozos, minas de montaña, museos, etc..de  la Cuenca Carbonifera Central de Asturias, reconocido como   uno de los mejores de Europa.

Por otro el resto de yacimientos arqueológicos (apartado 4.1), que se describen a continuación,    clasificados por ayuntamientos, resaltando al inicio los más interesantes.

«El Parque de la Prehistoria de Teverga es único y las réplicas, extraordinarias».  (Apartado 2.1 y  4.2)

Jean Clottes, presidente del Comité Internacional de Arte Rupestre.

4.1.- Museos/Centro de Interpretación/Aula Didáctica de Arqueología en Asturias Central.

Destaca el  Parque de la Prehistoria

Denominación

Ubicación

Concejo

Cronología y/o otros.

Aula Didáctica del Neolítico

El Valle

Carreño

siglos V  a. de C. - siglo III a. C.

MUSEO ARQUEOLÓGICO DE ASTURIAS

Oviedo

Oviedo

MUSEO ARQUEOLÓGICO

Veranes (Parroquia de Cenero)

Gijón

Siglo IV d. C.

MUSEO DE LA CARISA Pola de Lena Lena En proyecto desde 2011

PARQUE ARQUEOLÓGICO Y NATURAL DE LA CAMPA TORRES. 

Campa Torres

Gijón

culturas castreñas, romanas y prerromanas (s. VI a. C.)

Parque arqueológico en las minas de Llamo minas de Llamo Riosa Edad de Bronce

Parque de la Prehistoria

San Salvador de Alesga

Teverga

Réplicas exactas de las principales pinturas rupestres del mundo.

Centro de interpretación/MUSEO DE ARTE RUPESTRE de la Caverna de Candamo

San Román de Candamo

Candamo

Solutrense – Magdaleniense Antiguo (18.000 a 15.000 años a. de C.)

San Román de Candamo (Concejo de Candamo).

CENTRO DE INTERPRETACIÓN/MUSEO DE ARTE RUPESTRE.  DE LA CAVERNA DE CANDAMO. Patrimonio de la Humanidad.

ACCESOS: Desde Oviedo, N-634 hasta Peñaflor, desvío por la AS-235 hasta San Román. Desde el pueblo hay indicadores que nos llevan por una carretera local hasta  el Centro de Interpretación y la cueva. 

Se puede ir de Oviedo a Grado por la autopista A-63 y de aquí tomar la carretera AS-353 a Grullos y Candamo.

Centro de Interpretación de la Caverna de Candamo,  sito en el Palacio Valdés-Bazán, de San Roman, en Candamo, en el interior se pueden visitar reproducciones de gran calidad de las pinturas de El Camarín de la Caverna de la Peña de Candamo. Teléfono  +34-985828056.

En el Palacio Valdés Bazán, se inicia la visita con exposición y explicaciones sobre  una reproducción volumétrica del camarín de la cueva de La Peña y de una gran maqueta en donde se señalan las distintas cuevas y abrigos de la comarca. 

Otros elementos destacados de esta instalación son los diferentes paneles de textos, ilustraciones y fotografías, que completan la información proporcionada por los elementos de la sala.

El Centro de Interpretación de la Caverna de Candamo muestra al público réplicas de las pinturas neolíticas que hay en la cueva de San Román y la historia de la cavidad hasta su descubrimiento científico en 1914. A lo largo del  año 2014  se celebró su centenario con múltiples actividades, entre las que destacó la conferencia que ofreció en el verano el investigador francés Jean Clottes. 

El Valle (Carreño).

 Aula Didáctica del Neolítico.

Se encuentra ubicado en la falda del Monte Areo (S-SE del concejo de Carreñó), en la parte alta del valle de Carreño en el edificio del  Centro de iniciativa Rural, Guimarán-Valle  C. P. -33438. El Valle. Teléfono  +34-985884888, en el barrio de La Vega en la parroquia   del Valle, en el concejo de Carreño.

Horarios (consultar antes de ir): Sábados: 13:00 a 15:00. Domingos y festivos: de 13:00 a 15:00 y de 16:00 a 19:00.

Horario de verano (del 1 de julio al 31 de agosto): De martes a domingo: 12:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00. Navidades: de 12:00 a 14:00. 

Semana Santa: 12:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00. Este Aula tiene servicio de Tienda-bar. Servicio de visitas guiadas (consultar horarios y precios).

El acceso tiene un coste de dos euros/2o14 para los mayores de dieciséis años y un euro para los niños. También hay precios especiales para grupos y una oferta educativa para los centros escolares, que ya pueden solicitar cita en el Ayuntamiento. 

El visitante podrá introducirse en los distintos ambientes del Neolítico, para ello hay una proyección de un audiovisual en el que se describen a través de imágenes las características culturales de esta época de la Prehistoria, el modo de vida itinerante, la economía cazadora- recolectora e inicios de la agricultura, el novedoso ritual funerario, etc. reproducción de sus viviendas, de los enseres típicos del mundo funerario, de las principales actividades cotidianas, mediante réplicas fidedignas de las armas, las herramientas, construcción de dólmenes....

Hay diferentes paneles de textos, ilustraciones y fotografías, que completan la información proporcionada por los elementos de la sala. Este centro es concebido como complemento de la visita a los dólmenes de San Pablo y Cierru los Llanos situados en el Monte Areo (necrópolis neolítica declarada B.I.C.).

Existe la posibilidad de hacer la visita por libre o bien de concertar una visita guiada que comienza con la proyección de un audiovisual en el que se describen, a través de imágenes, las características culturales de esta época de la Prehistoria, el modo de vida itinerante, la economía cazadora-recolectora e inicios de la agricultura, además del novedoso ritual funerario. 

Este centro es concebido como complemento de la visita a los dólmenes de San Pablo y Cierru los Llanos, situados en el Monte Areo, hay una gran variedad de  estructuras internas,  enterramientos tumulares y dolménicos, algunos fechados en el III y V milenio a. de C. 

En la cima del Monte  Areo hay mas de 30 estructuras tumulares, en donde el arqueólogos Miguel A. de Blas identificó arquitecturas internas (siglos V  a. de C. - siglo III a. C.). Se encuentran en Cierru Los Llanos  en El Valle, y Les Guelgues de San Pablo

El acceso tiene un coste de dos euros/2o14 para los mayores de dieciséis años y un euro para los niños. También hay precios especiales para grupos y una oferta educativa para los centros escolares, que ya pueden solicitar cita en el Ayuntamiento. 



GIJÓN.

PARQUE ARQUEOLÓGICO Y NATURAL DE LA CAMPA TORRES. 

Ctra. Campa de Torres, 3834, C. P.-  33299 Gijón, Asturias

Campa Torres. Tfno. +34-985 301 682 y +34-985185234, sito en el Cabo Torres próximo al Puerto de El Musel,  a siete kilómetros del centro de Gijón.

Martes a domingo y festivos: 10 a 17 horas. Lunes y 15  de agosto, cerrado 

Para mas información, seguir leyendo....

Abarca unas 5 Ha de ellas han sido excavados unos 5.000 m2 que ponen al descubierto culturas castreñas, romanas y prerromanas (s. VI a. C.). Donde fue encontrado un monumento eregido del primer emperador romano "Caesar Augusta" que falleció el 19 de agosto del año 14 de nuestra Era... 

Murallas, fosos, viviendas, contrafosos....los paneles explicativos, videos, etc..informan al visitante sobre la primera urbanización humana de Gijón de hace más de 2.000 años, primigio poblado astur, asentamiento romano...antaño cubierto por un frondoso bosque de cerezos, avellanos, robles...hoy una pradera con los vestigios de los antiguos pobladores.

La Campa Torres incorporará a sus instalaciones el faro de Gijón, en el cabo del promontorio donde moraron los primeros pobladores de la ciudad, una vez se concrete un convenio entre la Autoridad Portuaria y el Ayuntamiento.

El equipamiento será destinado en principio a nuevos espacios expositivos del museo y a acoger la biblioteca del fallecido arqueólogo Manuel Fernández-Miranda y un observatorio de aves.

GIJÓN. 

VILLA ROMANA DE VERANES. MUSEO ARQUEOLÓGICO

Veranes, s/n Cenero. Teléfono 985.185.129. Abierto al público en marzo de 2007, próximo a la antigua ruta romana que comunicaba Gijón con Astúrica Augusta/Astorga (León). 

Hay videoguías disponibles en la recepción del museo, para ayudar a una mejor comprensión de cada uno de los segmentos de la ruina seleccionados en los puntos de observación.

Se accede a través de la antigua / nueva carretera Gijón-Oviedo AS-18, a unos 12 kilómetros de Gijón. 
Se trata de una villa romana de explotación agropecuaria, a media ladera orientada al mediodía  a  una cota de unos 150 m,  que se construyó hacia el siglo IV d.C., sobre otras ruinas de un asentamiento rústico altoimperial, conocida desde antiguo como Torrexón de San Pedro, comprende aproximadamente una hectárea de extensión en el lugar conocido como Venta de Veranes (parroquia de Cenero)

Su dueño posiblemente se llamará Veranius. La zona mas amplia que se contempla, pertenece a la zona residencial/pars urbana.

La visita a los restos arqueológicos de la villa se realiza a través de un sendero/camino enlosado que desciende facilitando una observación más ordenada de los restos arqueológicos y del entorno.

Alguna de las salas conserva parte de sus pavimentos originales, como el mosaico polícromo de la estancia de representación (oecus), protegido por una cubierta que evoca el volumen que en su origen tuvo esta habitación.

El complejo museístico, un yacimiento de una construcción del siglo cuarto de nuestra era, acogió, con motivo del décimo aniversario de su apertura de puertas, la recreación de una boda de la época además de una exhibición de lucha de gladiadores, tal y como se hubiese sucedido un día de celebración de este tipo en aquel siglo.

"Ubi tu Caius, ibi ego Caia". Con esa frase, pronunciada por la esposa -y que viene a decir en latín que "donde te llamen Cayo, allí seré yo Caya"-, se concretaban los matrimonios en el antiguo Imperio Romano. Una máxima que, en la tarde de ayer, volvió a resonar en la Villa Romana de Veranes, de Gijón.

"Asistiremos, con la ayuda de los Dioses, a los esponsales de Marco y Tranquilina", anunció el maestro de ceremonias, dando comienzo a los fastos de una boda "tardo romana" que aunó rituales cristianos y otros no cristianizados. 

Precisamente, el hecho de que la ceremonia se celebrase en el siglo IV, permitió que se unieran en esponso "una mujer noble, hija de un tribuno y un hombre que no pertenecía a esa clase social, aunque rico", algo que años atrás hubiera sido imposible.

El numeroso público, pequeños y mayores, algunos de ellos vestidos para la ocasión, pudo reconocer cómo "gran parte de estas tradiciones perduran hoy en día", como la petición de mano, el intercambio de anillos, el banquete, los regalos e incluso la firma de un contrato matrimonial. Sin embargo, de aquel rito a los actuales, se pueden apreciar numerosas variaciones. La más llamativa, el hecho de que fueran los padres quienes concertaban la boda para sus descendientes, que no tenían mayor capacidad de decisión.

"Aprendimos mucha cosas de la época, de sus costumbres o la estructura social", aseveró Verónica Carnero, quien acudió en compañía de familiares y amigos a pasar el día al museo, "para adentrarnos y conocer más de la época romana", pero, sobre todo, "para pasar un gran día en familia, eso es lo mejor, poder disfrutar todos juntos". 

Precisamente, a sus acompañantes más jóvenes, la parte que más les gustó de la velada fue, sin duda la segunda: "las luchas". Continuando con los hábitos romanos, las bodas finalizaban con un banquete y una "Munera gladiatoria", una exhibición de gladiadores.

"Igual que hoy en día contratamos una orquesta para celebrar la boda, en la antigua Roma contrataban un espectáculo privado de gladiadiores", resumió David Díaz, de la asociación de recreación histórica Kerberos. 

Los visitantes pudieron ver "las ropas, los símbolos, todo lo que rodeaba a un espectáculo de gladiadores", y, además, con una fidelidad histórica muy alta. "No se utilizan materiales modernos, solo los que existían en la época: hierro, madera, cuero", aseveró Díaz, "todo el material es como el de la época y construido con sus técnicas", con espadas reales aunque con punta roma.

"¡Pugite!", gritó el árbitro, y comenzaron las hostilidades. Los golpes, reales, enfervorecieron al público que no dejaba de gritar consignas de la época, animando a su gladiador favorito. La realista recreación finalizó con la petición de clemencia del luchador, y la consulta del "editor", el encargado de pagar el espectáculo, al público. "Missio" o "iugula", misericordia o muerte, puño cerrado o gesto de degüello. Finalmente, el editor optó por hacer el gesto de envainar la espada. Vida.

"Fue lo que más nos gustó, la lucha y las armas", aseguraron al alimón los niños Sandro Ramiro y Alejandro Rodríguez que, sin embargo, no se mostraron muy convencidos ante la posibilidad de vivir en la época romana. "Mejor ahora", explicitaron contudentes (lne 3 septiembre 2017).

POLA DE LENA. 

MUSEO DE LA CARISA (en proyecto  año 2010)

El Ayuntamiento de Lena está agilizando los trámites para lograr financiación para el museo de La Carisa a través del 1 por ciento cultural de las obras de la Variante ferroviaria de Pajares.

El Gobierno local anunció que el Principado ya está tramitando la declaración del palacio de Los Faes de Carabanzo como bien de interés cultural (BIC) para poder captar así fondos estatales, rehabilitar el edificio como museo y hacer del equipamiento «un referente turístico». 

El alcalde de Lena,explicó que la decisión de establecer el museo de La Carisa en el palacio de Los Faes se debe a que «es un edificio con mucha historia, y su ubicación es idónea para complementar el aula didáctica que Aller proyecta en la localidad de Nembra también sobre La Carisa». 

Además, el palacio cumple tres de las cuatro condiciones necesarias para beneficiarse del presupuesto estatal; «es un edificio de propiedad municipal, tenemos un proyecto hecho para su rehabilitación y se ubica en una localidad afectada por las obras de la Variante». Sin embargo, el Ayuntamiento aún no ha logrado «que se lleve a cabo el trámite para calificarlo como bien de interés cultural», apuntó Argüelles.

Según el proyecto manejado por el Consistorio, el coste del museo ronda el millón de euros. Cuando se culmine, el edificio acogerá «una exposición de contenido bélico vinculada a las batallas en La Carisa», explicó Argüelles. Este proyecto es el único que el Ayuntamiento de Lena ha podido presentar a la comisión que regula los fondos del 1 por ciento cultural del Ministerio de Fomento.

En su día, el Consistorio planteó la creación de un ambicioso proyecto turístico ligado al mundo ferroviario. Sin embargo, la actuación no pudo enmarcarse dentro del 1 por ciento cultural puesto que tiene que estar vinculada a bienes de interés cultural.

También se quedó fuera la rehabilitación de Santa Cristina de Lena, puesto que no es de propiedad municipal. Ahora, el equipo de gobierno pone la vista en el palacio de Los Faes, del siglo XVII.
 

 El hallazgo a más de 1.500 m. de altitud,  de una doble fosa en 2.013, en el Picu L.lagüezos, refuerza la tesis de una gran batalla en La Carisa, que da una edad de 2o años del siglo I a. de C.  ( en proyecto 17 junio 2010).

OVIEDO.

MUSEO ARQUEOLÓGICO DE ASTURIAS. 

C/ SAN VICENTE 3, Teléfono 985 215 405. Abierto de martes a sábado de 10 a 13,30 y de 16 a 18 horas. Domingos y festivos de 11 a 13. Entrada libre (consultar horarios). 

 Estuvo abierto en el 2008 y en el 2009 cerró por seguridad. A octubre de 2.012 están resueltos los problemas  y se espera que abra en  fechas próximas...

Después de siete años de obras de rehabilitación, el Museo Arqueológico abre de nuevo sus puertas el 21 de marzo del 2011 -gratis durante los próximos seis meses- con una colección renovada que abarca desde la Prehistoria hasta el final de la Edad Media, un recorrido expositivo que se distribuye en cinco áreas temáticas: los tiempos prehistóricos, el Neolítico y las edad de los metales, el tiempo de los castros, Roma en Asturias y Asturias medieval.

El nuevo museo  dedica una de sus salas a las reproducciones que el insigne investigador (fallecido en el año 2000) Magín Berenguer realizó/plasmó en lienzos  las pinturas rupestres de las cuevas asturianas (Pindal,  Candamo, El Buxu, Tito Bustillo, Llonín, Les Pedroses, etc..), contando con 51 acuarelas.

En junio de 2014 se ha inaugurado en este museo una muestra de la cueva de La Peña de Candamo, Patrimonio de la Humanidad, titulada "el artista  de Candano", que reune  obras centradas en la reproducción e interpretación de las mas importantes representaciones Paleolíticas de la caverna de Candamo, destacando una reproducción a escala natural del Muro de los Grabados de Candao realizada por Magín Berenguer en los años 50 del siglo XX.

La exposición, dispuesta para hacer un recorrido por la historia de Asturias a través de los hallazgos arqueológicos más representativos, incluye 2.053 piezas de las más de cinco mil con que cuenta. Muchas de las que se incluyen en la colección permanente proceden de las excavaciones de las últimas dos décadas y son por tanto nuevas para el público, que se encontrará en el recorrido con la imagen de una mujer neandertal idealizada a partir de los estudios antropológicos de los fósiles de la cueva del Sidrón (Piloña), así como otros muchos recursos de apoyo. 

«Me ha impresionado la colección de piezas y me ha gustado encontrarme con la celda de Feijoo, una figura por la que siempre he sentido especial simpatía». 

Tras recorrer las instalaciones del Museo Arqueológico con motivo de su inauguración, la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, elogió la colección permanente y un proyecto arquitectónico «que solucionó bien la ampliación con el monasterio de San Vicente y su convivencia con la Catedral». No quiso olvidarse del Prerrománico y destacó la belleza de las piezas allí expuestas. Durante la inauguración, González-Sinde se mostró como una gran conocedora de la figura y la obra del padre Feijoo. 

Vio en la celda de Feijoo «donde escribió de tantos asuntos de interés» una vinculación con la historia de la cultura. «Fue un hombre avanzado a su tiempo y es importante reivindicar ese entusiasmo y esa mirada sagaz e irónica y siempre moderada en su juicio. 

Marañón lo describe como un gran maestro por encender la curiosidad a los que no saben». Para González-Sinde, el Arqueológico «debe nacer con ese espíritu de encender la curiosidad». 

Desmontado y trasladado al Arqueológico un horno romano del siglo III 

Desmontado pieza a pieza para que se vuelva a montar sin que sufra ningún daño. Los nuevos carriles de la autovía entre Oviedo y Gijón afectaban a un horno romano situado en la Venta del Gallo, el quinto horno de una serie que fue inicialmente descubierta cuando hace años se realizaron las primeras obras de mejora de la vieja carretera entre Gijón y Oviedo. 

La nueva ampliación ha obligado a trasladar pieza a pieza y de forma meticulosa el horno, datado entre los siglos II y III después de Cristo. El horno, una vez desmontado, fue trasladado al Museo Arqueológico, en Oviedo, donde las piezas del puzle de la historia volvieron a juntarse. (24 febrero 2007)

  El punzón de La Jerra el Teyeru, se incorpora  al Museo Arqueológico

La pieza, hallada en una cueva de La Jerra el Teyeru (Cabrales), pasa a formar parte de la colección de metales del Neolítico del museo regional
El punzón está  datado en torno al año 2000 antes de Cristo (lne 31 mayo 2016).

Fuente de la Rúa .

Localizada durante las obras de ampliación del Museo de Bellas Artes, ha sido datada como perteneciente al  siglo IV, lo cuál supuso  dudar de  la fundación de  la ciudad de Oviedo en el siglo VIII.

Se está acondicionando en agosto de 2012,  lucirá una urna  acristalada que permita su total contemplación y también podrá ser admirada desde el exterior del Museo.

Riosa 

Negocia con Cultura un parque arqueológico en las minas de Llamo 

En esa mina de montaña, en la Edad de Bronce en plena sierra del Aramo, varios trabajadores perdieron su vida, supuestamente por un derrabe que les alcanzó de lleno.

Varios cráneos hallados por los ingenieros y mineros que en los siglos XIX y XX aún trabajaron en esas minas revelan impactos mortales de los costeros. Muchos de ellos aún portaban las herramientas de trabajo: astas de ciervo, mazas y martillos de piedra. 

El parte de este primer accidente fue expuesto por los miembros del Grupo Coleccionista Minero e Investigador (Grucomi) en el Congreso internacional sobre patrimonio geológico y minero celebrado en Lisboa.

Riosa pretende crear en el entorno de las minas de Llamo un parque temático no sólo sobre arqueología minero-metalúrgica en la Prehistoria, sino también sobre la minería moderna. «Proponemos un viaje en el tiempo de más de cuatro mil años», afirmó el regidor riosano. 

El proyecto supone habilitar un área dedicada a la arqueología con un albergue, un museo, visitas guiadas e, incluso, sendas peatonales que la unan con el Angliru y permitan ofrecer rutas a caballo y senderistas. «La zona tiene unas posibilidades enormes, es mejor que el Angliru en muchos aspectos», afirmó Muñiz. 

Con el fin de poder concretar la actuación en el menor tiempo posible, espera reunirse en breve con los propietarios de los terrenos y el Principado Las minas son unas explotaciones de cobre cuyo aprovechamiento comenzó hace cuatro milenios y terminó en 1960. 

La importancia científica de las minas llega de la mano de los descubrimientos del arqueólogo asturiano Miguel Ángel de Blas. Este investigador descubrió en su interior restos humanos que dató en el año 2000 antes de Cristo. 

Los primeros mineros de Europa también dejaron en la mina sus herramientas de trabajo y unas galerías que son las más extensas de toda la península Ibérica (lne 6 diciembre 2002).

La ruta de las minas de Texeo 

Estas minas, ahora restauradas, fueron descubiertas casualmente en el año 1888 por el holandés Alejandro Van Straalen a la sazón director de Fábrica de Mieres y corresponden con el hallazgo de esqueletos humanos dentro de sus galerías así como herramientas de trabajo que consistían en martillo de piedra que se adaptaba directamente al hueco de la mano.

Los pobladores prehistóricos dieron cuenta de la riqueza del yacimiento en torno al segundo milenio a. de C., y en época contemporánea fue nuevamente explotado por la compañía The Aramo Cooper Mines Ltd. en 1892; más tarde, por la Empresa del Sur en 1924, y por último, por la Sociedad Minero Metalúrgica Asturiana que cerró las minas en 1955.

Desde La Vega de Riosa, su capital municipal, se accede a Llamo por la carretera local RI-6 que irrumpe el valle principal bajo los murallones de la ladera oriental del Aramo, denominada "Cuesta de Riosa". 

En esta localidad ubicada bajo el estrangulamiento del valle, sobresale su diminuta capilla que está bajo la advocación de la Virgen de Las Nieves (siglo XVIII), en cuyo interior destacan unas interesantes pinturas murales. Ocupa de manera relevante, un lugar de la ería y muy cerca del conocido manantial de aguas "Ojos del Río".

La ruta arranca en la plaza de Llamo (537 m.), junto a una buena fuente y lavadero público. Nos vamos hacia la izquierda siguiendo las marcas del sendero G. R. 206 "Vuelta al valle de Riosa", cuyo base hormigonada supera más adelante un puente seguido de unos pequeños recuestos que discurren a la sombra de un bosque. En poco tiempo llegamos al poblado de Rioseco donde se instala este yacimiento. (622 m.) -1,3 Km. en 30 min. de marcha.

En la actualidad, las minas del Aramo aparecen a los ojos del senderista en medio de una isla vegetal respaldada por el pico Villoriz y las quebradas laderas que lo sustentan. Del conjunto sobresale como un gran hito, la vieja chimenea de ladrillo, acompañada de tres pabellones de viviendas obreras, el antiguo economato, la casa de los técnicos y los restos de las cuadras de mulas.

Los sucesivos paneles informativos dan cuenta de este hecho cuyas instalaciones se prolongan hacia la primera bocamina y tras conocer el conjunto, retomamos la ruta yéndonos de inmediato hacia el crucero de pistas donde optamos variar el rumbo a la derecha siguiendo la huella del camino minero hacia las minas de altura.

Los sucesivos zigzags con piso empedrado van superando el gran desnivel a la sombra del tupido bosque donde imperan los avellanos. Más adelante traspasamos una torreta donde aún se puede contemplar los cables y la cesta de hierro por donde descendía el mineral y superando las sucesivas revueltas del camino alcanzamos otra llanada conocida como "La Campa Les Mines" lugar donde también se puede contemplar otra bocamina y otros restos de la explotación minera (1.150 m.) 3 Km. en 1 h. y 30 min. de marcha.

Desde este lugar, la ruta hacia el corazón del Aramo se transforma en un sendero de montaña por donde subían los pastores hacia Llarzarandarín, itinerario que ahora eludimos retornando a Llamo por el camino de subida (17 diciembre 2013).

Concejo de SANTO ADRIANO. 

HALLAN EN SANTO ADRIANO, en 2001,  UNA CUEVA CON INSCRIPCIONES ÁRABES DEL SIGLO VIII.

Las inscripciones se encuentran en una cavidad próxima a Tuñón y pudieron ser realizadas por tropas sarracenas tras la batalla de Covadonga.

La gruta se sitúa por encima de la Senda del Oso y se encuentra en un terreno muy escarpado (lne 28-8-2001).

PARQUE DE LA PREHISTORIA 

Sito en San Salvador de Alesga, a unos 4 Km. al sur de San Martín de Teverga. Teléfonos 985764739 y 902306600, de jueves a domingo, www.atraccionmilenaria.com.. 

Sito en San Salvador de Alesga, a unos 4 Km al sur de San Martín de Teverga. Teléfonos +34-902306600. Lunes a domingo: de 10.30 a 14.30 y de 16 a 20 horas.

Con una superficie de 22 Has, ésta área temática que guarda la "colección de arte rupestre más importante del mundo" con réplicas del arte rupestre europeo (Francia, España y Portugal) y las recrea en su propio ambiente, para ello se conjuga la arquitectura integrada en el paisaje de Dani Freixes, con su entorno Natural, en donde sobresalen los trabajos de Pedro Saura y Matilde Muzquiz que reproducen la Cueva de Altamira ( Cantabria) y de los expertos galos René Sanson y Gilles Tosello que reproducen las pinturas francesas, siendo supervisados todos los trabajos, por el primer  Gerente del Parque, Félix Fernández de Castro.

www.atraccionmilenaria.com.

En las proximidades de la carretera AS-228 se encuentra el primer edificio semicircular, planta baja y cubierta vegetal para fundirse con el entorno que lo supera en altura en su parte posterior. Contiene la recepción de visitantes, área de servicios, tienda y cafetería. 

 

Entrada al Museo de la Prehistoria de San Salvador de Alesga (Teverga-Asturias).

Entrada  al  Parque de la Prehistoria de  San Salvador de Alesga.


Después de un corto paseo y cruzando el río Páramo sobre un puente nuevo, se ve un edificio semicircular con cubierta vegetal, que respeta el entorno natural, alberga la exposición permanente con 1.500 metros cuadrados de superficie,.

Contiene un discurso introductorio apoyado en paneles, dibujos y reproducciones, que explica cómo era el hombre hace 15.000 años, cómo trabajaba, cómo vivía y qué pintaba. Esto da paso a la Gran Sala, presidida por el facsímile del techo (40 m.) de los bisontes de Altamira (Cantabria) y las pinturas rupestres francesas de los caballos de la cueva de Chauvet; la vaca negra y los bisontes de Lascaux y los signos de Niaux. 

Cerca se encuentran (25 m) los bisontes de La Covaciella de Cabrales (Asturias) y los signos de la cueva de Llonín en Peñamellera (Asturias) y otras representaciones de la cueva cántabra de Covalanas y de la gruta de los osos de Ekain (Pais Vasco). 

Al traspasar la puerta de salida, el visitante se encuentra con un paisaje espectacular donde la masa caliza de la peña Sobia, se apoya sobre el verde de bosques y prados. 

A unos metros se encuentra la última construcción, se trata de una cueva excavada en la ladera, rodeada de grandes árboles que mira de frente y desde abajo al pueblo de San Salvador de Alesga, que recrea el ambiente de la caverna que servía de cobijo al hombre prehistórico y que han conservado hasta nuestros días sus pinturas.

En ella se encuentran reproducidas, estalactitas, estalactitas, columnas, el camarín del caballo de Candamo (Asturias), el gran panel de Tito Bustillo y las pinturas de la cueva francesa de Niaux. Se pretende habilitar en el recorrido, distintas actividades para los niños, relacionadas con el hombre prehistórico.

El Parque acoge animales con origen ancestral, reflejados en las cavernas por nuestros ancestros, como uros (apartado 7, noticias),  como bisontes, caballos Prezwalski,  ciervos, etc...

«El Parque de la Prehistoria de Teverga es único

y las réplicas, extraordinarias».  Jean Clottes

Ésta es la opinión de Jean Clottes. Responsable del estudio científico de la cueva de Chauvet y gran conocedor del arte de las cavernas de Lascaux o Niaux, entre otras, Clottes ha sido conservador general de Patrimonio francés y en la actualidad es presidente del Comité Internacional de Arte Rupestre.

-¿Qué impresión ha sacado de los facsímiles de las pinturas rupestres que estos días se están instalando en Teverga?

-Todo el montaje me ha impresionado mucho. Primero, por el tamaño de la instalación, con tres edificios, y después, por la calidad de las réplicas. Los visitantes van a poder ver las pinturas tal como estaban en las cuevas. Además, tengo que subrayar que los edificios son muy discretos, el arquitecto ha conseguido integrarlos muy bien en el paisaje. 

Hemos podido ver ya montado el techo de Altamira y la pared de Llonín y son facsímiles más que buenos, buenísimos, extraordinarios. Las réplicas de las cuevas francesas también tienen buena calidad, ya hay dos facsímiles de Lascaux y uno de Niaux, y el resto están llegando. También me ha impresionado el gran panel de Tito Bustillo.  25 enero 2007.



4.2.- Cuevas: Con pinturas  rupestres y otras.

Denominación

de la Cueva

Ubicación

Concejo

Cronología y/o otros.

Abrigo de LA VIÑA Manzaneda Oviedo Presenta arte mueble, grabados parietales
Arbedales (de) Pillarno Castrillón No tiene interés arqueológico, pero sí geomorfológico
Conde (del) o Fornu. Visitable.
Apartado 3.3.
Tuñón Santo Adriano  Paso del Paleolítico medio al Paleolítico superior. Homos Neandertales y Cromañones.
Huerta
Monumento natural
Fresnedo Teverga Interés geomorfológico, espeleológico y biológico
Hueso (del) Pillarno Castrillón. transición entre el Paleolítico Medio y el Superior
Lluera (La). Visitable.
(apartado 3.2)
San Juan de Priorio Oviedo santuario exterior más completo del arte paleolítico
Molín
Bien de Interés Cultural (BIC)
Morcín Morcin Decenas de grabados del Paleolítico Superior
Oscura Coyanca (Perlora) Carreño La Cueva Oscura de Coyanca, actualmente destruida, pertenecía al Paleolítico Superior
Peña (La). Visitable. Patrimonio de la Humanidad. (apartado 3.1) San Román de Candamo Candamo Alberga pinturas  de los periodos Solutrense y Magdaleniense.

Concejo de CARREÑO. Capital CANDÁS. Partido judicial de GIJÓN.

Coyanca (Perlora). Concejo de Carreño. 

Cueva Oscura.

Se ubica en Coyanca al sur  de Perán, se  conserva parcialmente, tiene un yacimiento con niveles del Solutrense, Magdaleniense y Aziliense que confirma una ocupación continuada durante el Paleolítico Superior. 

Los restos humanos más antiguos del concejo de Carreño fueron detectados, precisamente, en esta localidad. 

La Cueva Oscura de Coyanca, actualmente destruida, pertenecía al Paleolítico Superior.


Perlora, núcleo paleolítico de esplendor pasado 

Más allá de la Ciudad Residencial, hay otra villa quizá desconocida por muchos. Y es que Perlora es núcleo paleolítico y de tesoros.

Los restos humanos más antiguos del concejo de Carreño fueron detectados, precisamente, en esta localidad. 

La Cueva Oscura de Coyanca, actualmente destruida, pertenecía al Paleolítico Superior.

 De la época romana destaca el Tesoro de Coyanca, descubierto en el año 1961, y los restos del Turrexón de Yabio, una construcción que fue empleada como fortaleza para defenderse de los invasores. 

La iglesia de San Salvador, del siglo XVI, tuvo que ser reconstruída en la posguerra. Como curiosidad, en la fachada principal de la iglesia existe una alegoría muy singular. En ella «se representa a Dios, a Jesús, al Espíritu Santo, al mundo y al cosmos», relata José Félix Caballero, presidente de la Asociación de vecinos «Río Espasa» de Perlora.

Otra de las joyas arquitectónicas que posee Perlora es «La Casona del Carmen», perteneciente en un principio a la familia Moré y que fue construida en 1948. Actualmente, esta vivienda alberga un hotel.
La tradición pesquera en Perlora se remonta ya al año 1232 con pescadores dedicados a las captura de la ballena. Pero la población no sólo se dedicó al sector pesquero, sino también al campo. 

«Antes había cerca de 50 ganaderías, sin embargo ahora se puede contar prácticamente con los dedos de la mano», afirma José Félix Caballero. 

Tras la Guerra Civil, y como consecuencia del auge del sector industrial en Asturias, la población de Perlora experimentó un importante cambio.
El despegue turístico de la parroquia llegó en los años cincuenta con la creación de la Ciudad Residencial. Gracias a ella, Perlora se convirtió, durante más de cincuenta años, en todo un referente turístico en Asturias. 

Ahora sólo queda las ruinas de lo que un día fue una ciudad de ensueño. «El aspecto de dejadez que presenta ahora creo que no ayuda en nada ni a la imagen de Carreño ni a la de Asturias», espeta Moisés Prendes, gerente del hotel «El Carmen» y de «La Casona del Carmen». Desde su cierre en 2006, los hosteleros de la localidad aseguran que nada es como antes.
En el terreno educativo, después de cien años de actividad, las escuelas de la parroquia, situadas en el barrio de La Pedrera, han tenido que cerrar este año sus puertas. 

Con el mar de fondo y el río Espasa recorriendo los valles, Perlora es, tras Logrezana, la parroquia más extensa del concejo, con 10,96 kilómetros cuadrados. Asimismo, se trata de la localidad más poblada, después de Candás, con más de 700 habitantes (lne 10 diciembre 2012).

Concejo de CASTRILLÓN. Capital PIEDRAS BLANCAS. Partido judicial de AVILÉS.

PILLARNO (Castrillón). 

Cueva del Hueso.

Es uno de los elementos del patrimonio cultural de Castrillón que, junto con el arrecife Devónico y el conjunto histórico industrial de Arnao y el castillo de Gauzón, quiere recuperar el Gobierno local .

Es un referente para estudiar la transición entre el Paleolítico Medio y el Superior, en la zona de la costa central de Asturias, según los arqueólogos (22 junio 2009). 

Hace un año se acometió un trabajo de campo de un mes en el que los arqueólogos Alejandro García e Iván Muñiz realizaron un reconocimiento de la zona y recogieron algunos materiales para su estudio. 

Los primeros resultados de esa investigación desvelan que la cueva tuvo una ocupación hace 20.000-32.000 años, tal y como demuestran las dataciones del carbono 14.
El conjunto paleontológico de la cueva del Hueso pertenece al Pleistoceno Superior (hace entre 120.000 y 10.000 años). 

También se la conoce por los nombres populares de cueva del Güeso o de la Peña de Tante. Tiene una longitud de 21 metros y consta de dos sectores, un pasillo recto y una sala o camarín, al fondo de la cavidad.

El pasillo ha sido una de las zonas más saqueadas por su fácil acceso y en las excavaciones de hace un año, entre los restos encontrados, destacan dientes de rinoceronte de estepa (»Stephanorhinus hemitoechus»); un material que el equipo del laboratorio del Cuaternario de Oviedo considera que tiene «un gran interés dado que esta especie es muy escasa en los yacimientos asturianos». 

Se han identificado con seguridad restos de rinoceronte en la Cueva del Conde (Santo Adriano). 

Hay controlados 34 yacimientos en la Península Ibérica con restos de esta especie, seis de los cuales corresponden al Pleistoceno Medio y los 28 restantes al Pleistoceno superior.

El ejemplar de la cueva del Hueso, según el equipo de la Universidad de Oviedo, tiene más de 42.650 años. En un nivel inferior del pasillo se han encontrado también restos de industria lítica, entre ellos una azagaya con monobisel lateral propio de los inicios del Paleolítico Superior, unos materiales que permiten detectar la presencia de humanos, posiblemente cazadores. 

«Es posible que la ocupación humana de la cavidad fuese estacional, por lo que humanos y carnívoros podrían no haber coincidido», sostiene el equipo de Miguel Arbizu.

En el camerín del fondo de la cueva se han identificado cinco niveles. El de mayor desarrollo, el número tres, acogía restos óseos de lobos, ciervos, caballos y zorros, entre otros mamíferos. Los expertos consideran que era «un cubil de carnívoros y no se han encontrado vestigios de presencia humana».

El estudio de la Universidad de Oviedo concluye que «los conjuntos faunísticos presentes en todos los niveles de la cueva indican unas condiciones climáticas reinantes templadas».

Pillarno (Castrillón).

La cueva de Arbedales. 

El 10 de diciembre de 1963 Manuel del Busto descubrió por casualidad las cuevas de Arbedales  ubicada en Pillarno (Castrillón), cuando realizaba los trabajos de explotación de una cantera para extraer piedra caliza perteneciente al Devónico. En principio, no tiene interés arqueológico, pero sí geomorfológico.

Cueva de Arbedales en Pillarno (Asturias)

Cueva de  Arbedales (Pillarno)

Es una formación geológica natural de estalactitas y estalagmitas con nombres propios: "La costa verde", "La cascada de algas", "La pagoda del diablo" o "Los Reyes Magos". 

Son accesibles al público unos 600 metros cuadrados. La sala principal tiene unos 150 metros cuadrados y una altura de casi 20 y se muestra con un juego de luces y sombras que potencia su belleza natural.

Alberto del Busto, hijo del descubridor, es el guardián del legado histórico y el guía de los visitantes (diciembre 2014) indica "La mayoría de los visitantes se asombran de que puedan dejar el coche a la puerta y de lo bien conservada que está la gruta.”

Concejo de Morcín. Capital Santa Eulalia de Morcín. Partido Judicial de MIERES DEL CAMINO.

Morcin. 

Cueva del Molín

La  cavidad, guarda decenas de grabados del Paleolítico Superior. En agosto de 2015, la cueva permanece cerrada, por decisión técnica del Principado y los hosteleros y Ayuntamiento de Morcín, reclaman su apertura...

La investigación se desarrolló entre 2010 y 2011 y una primera campaña, décadas antes, había sacado a la luz cuatro grabados: tres ciervas y un caballo. 

A estos se sumaron más de medio centenar de trazos repartidos por toda la cavidad. La Consejería de Cultura, Educación y Deportes declaró el yacimiento como Bien de Interés Cultural (BIC) y cerró la cueva, sin planes para su apertura al público

Los arqueólogos que acometieron la última campaña en el enclave y que ya han dejado claro que "la apertura al público no supondría ningún daño para los hallazgos".

El presidente de Asturcentral, que reúne a profesionales de todo el Caudal, aceptaba en parte la decisión del Principado: 

"Comprendemos que no quieran arriesgarse a dañar un hallazgo de esta magnitud". Pero, en vistas de la opinión de los expertos, "ya no hay excusas para que una verja siga cerrando a cal y canto la cueva".

Concejo de OVIEDO. Capital OVIEDO. Partido judicial de OVIEDO.


MANZANEDA (OVIEDO).

Abrigo de LA VIÑA 

Abrigo descubierto en 1978 que se abre dominando el curso medio del río Nalón y ha proporcionado una secuencia casi completa del Paleolítico superior, presenta arte mueble, grabados parietales en el exterior como ocurre en La Lluera, con gran riqueza temática.

La Lluera, visitable, descrita en el apartado 3.2

La Cueva del Conde o del Fornu/Forno en Tuñón (Santo Adriano de Tuñón). Concejo de SANTO ADRIANO.

Concejo de TEVERGA. Capital LA PLAZA DE TEVERGA. Partido judicial de GRADO.

FRESNEDO (Teverga).

Cueva Huerta.

Declarada monumento natural en el año 2002, 

por su interés hidrogeológico. 

Se ubica a la entrada de La Foz de la Estrechura, en el desfiladero que se encaja entre la sierra de la Sobia y la Peña Vigueras de localidad tevergana de Fresnedo,  cuenta con 14 kilómetros y medio de longitud. Está abierto al público desde el 22 de diciembre de 2004,  para realizar visitas turísticas guiadas. 

La apertura de Cueva Huerta es el resultado de una obra de acondicionamiento que  consistió en la creación de una pasarela peatonal de madera y de un mirador del mismo material en el interior de la cueva, así como en la construcción de una acera y de un área recreativa en el exterior de la cavidad,. 

Cueva Huerta se divide en tres niveles.

  • La entrada se sitúa en una cota de 650 metros en un gran sumidero del río Páramo, también conocido como Valdesampedro. El más profundo está siempre inundado.
  • En el segundo bloque, se halla un galerón de 300 metros, con una sala que alcanza los 40 de altura y a la que llega la luz exterior. Esta zona de la cueva se seca en verano.
  • En la cota superior se encuentra la sala principal, que puede ser visitada por el público y puede accederse a ella desde la carretera o por un sumidero que hay justo debajo de la terraza por la que se entra. Se organiza en amplias galerías de hasta diez metros de anchura y más de veinte metros de altura, frecuentemente ramificadas y jalonadas de grandes salas, aunque con escasas concreciones y formas kársticas.

El curso del agua a través de Cueva Huerta es inaccesible para el hombre y está formado por filtraciones del cauce exterior del río Páramo, en el tramo del desfiladero anterior a la cavidad.

Ya en el año 1896, Gabriel Puig y Larraz se adentró en las tripas de esta cavidad para saber qué había en lo más hondo. Pero no fue el único. 

En las décadas de los sesenta y setenta del siglo XX, grupos de espeleólogos volvieron a esas galerías para topografiarlas. 

Gracias a esos estudios, Cueva Huerta se pone de moda y comienza a recibir visitas incontroladas, que acaban por poner en peligro su conservación. Por esa razón, en 1994 se ordena la instalación de una verja que impide el paso al público. A pesar de eso, a día de hoy puede ser visitada por grupos guiados por expertos.

Aunque tan sólo está permitido adentrarse 300 metros, a través de una pasarela de madera integrada en el paisaje. El resto es un misterio para la mayoría de los mortales.

Integrada en el Parque Natural de las Ubiñas-La Mesa, fue declarada monumento natural en 2002 por su interés hidrogeológico. 

Además, posee un notable interés geomorfológico, espeleológico y biológico, debido a la presencia invernal de una importante agrupación de murciélagos de cueva («Miniopterus schreibersi»). Este tipo de quirópteros es el más numeroso de Asturias y uno de las más importantes del noroeste de la península Ibérica. 

El murciélago de cueva está considerado especie de interés especial en el catálogo regional de especies amenazadas de la fauna vertebrada de Asturias. También hay ejemplares de murciélago de herradura grande y de la pequeña especie de Geoffroy.

La Coordinadora Ornitolóxica de Asturias (COA) ha descubierto una pareja de treparriscos o «esquilatorres» anidando este año en las paredes del monumento natural de Cueva Huerta, en Teverga.

4.3 .-Yacimientos arqueológicos

 "La colisión entre Roma y la cultura indígena astur fue traumática, con crudeza bélica"  Jorge Camino, arqueólogo.

«El castillo de Gauzón de Raíces Viejo es la cuna del origen de Asturias y de la Monarquía asturiana, Pelayo vino después»

Ángela Vallina , alcaldesa de Castrillón.


Tiene gran importancia para la historia de Asturias el Castillo de  Gauzón, sito en Raíces Viejo (Castrilón), en donde se han realizado   excavac iones cuyos resultados se aportan ampliamente en éste apartado. En verano, se realizan visitas  guiadas por arqueólogos que han trabajado allí.

El área arqueológica del Monte Areo en el concejo de Carreño, muestra  diversos monumentos megalíticos muy bien conservados en El Llano y Las Huelgas de San Pablo.

PARQUE ARQUEOLÓGICO Y NATURAL DE LA CAMPA TORRES (Gijón)

Yacimiento 


Ubicación/paraje Concejo Cronología y/o otros
ÁREA ARQUEOLÓGICA   Alto de la Cabruñada. La Cueña y El llano de las Ayalgas; un asentamiento fortificado conocido como el Castiello´l Pedreo Grado. Dos necrópolis tumulares.
Áreas arqueológicas Monte Areo (Las Huelgas de San Pablo.;  Las Huelgas de San Pablo) Carreño Monumentos megalíticos
Carisa (La) campamento romano Monte Curriechos,  Picu L.lagüezos, etc. Concejos de Lena y Aller. Ha sido identificada por Fernández Ochoa como la vía Asturica Augusta-Lucus Asturum
Castillo de Gauzón Raíces Viejo Castrillón En el apartado correspondiente se muestra la cronología e historia desde el siglo VI-XII
Castro de La Forca La Forca, en la zona se reconocen 4 castros. Grado siglos VIII y VI a. d. C. Edad de Bronce.
Castro de Llagú Paraje Paraxuga. Oviedo Prerromano. Siglo V a. C..
Castro de Olivar Paraje El Campón Villaviciosa

 Siglos VIII al VI antes de Cristo, 

Castro costero  el Castiellu San Martín de Podes Gozón Sin datar.
Dólmen  Campa de l'Españal San Martín del Rey Aurelio Construidos en la época del Neolítico final y a principios de la Edad del Cobre (entre unos 6.000 y 2.500 años antes de Cristo
Dólmen La mesona de  Espiniella/Esniella en el valle de San Nicolás Mieres Neolítico.
El hombre de Bañugues Traslaiglesia, en Bañugues Gozón Jóven entre 26-29 años que vivió entre el siglo XI y XII.
El Hombre de las Ubiñas. Paré los Cinchos Quirós transición entre el Neolítico y la Edad del Bronce.

Mosaico de Memoriana
Memoriana Lena Se encuentra en el Museo Arqueológico de Asturias.
El Moyón de La Corralá. Pola del Pino (Pola Vieya) Aller La técnica de grabado es múltiple.  Su significado es desconocido
Fuente de  La Foncalada. Patrimonio de la Humanidad. Calle Fuencalada de Oviedo Oviedo Entre los siglos IX y X,
Fuente de la Rúa Museo de Bellas Artes de Oviedo. Oviedo Se muestra en el Museo de Bellas Artes de Asturias.
Lápida de Grases Iglesia parroquial de San Vicente. de Grases. Villaviciosa La Fundación Cardín,  recopila las interpretaciones históricas de la pieza, del siglo I y  mejora su protección
Muralla y otros hallazgos arqueológicos de Avilés Avilés Avilés La muralla se data en s. XI-XII. Los datos romanos en Avilés son escasos.
Necrópolis tardorromana de Paredes PAREDES Siero
Necrópolis tumular Cordal de Peón Villaviciosa
Parque arqueológico en las minas de Llamo Riosa Edad de Bronce en plena sierra del Aramo
PARQUE ARQUEOLÓGICO Y NATURAL DE LA CAMPA TORRES  Cabo Torres Gijón


Primer horno cerámico. Cantu del Rey
Cantu del Rey en Faro Oviedo Podría ser anterior al siglo XII,
TERMAS ROMANAS (s. I y II d.C.) Campo Valdés. Al oeste playa San Lorenzo de Gijón Gijón Siglos  I y II d.C.
Túmulos sepulcrales Peña Regá Mieres  Neolítico
Vestigios romanos playa de Bañugues Gozón
VILLA ROMANA DE VERANES Veranes, parroquia de Cenero Gijón


Concejo de MIERES. Capital MIERES DEL CAMINO. 

En los cordales que delimitan el concejo de Mieres se han encontrado túmulos sepulcrales ( con hachas pulimentadas en Peña Regá.

Dólmen denominado "la mesona de  Espiniella/Esniella en el valle de San Nicolás, etc.) del Neolítico.  

Abundantes estructuras tumulares en la cabecera  del río Ablaña, valle de Cuna, cordal de Polio, Urbiés, Gallegos, Santa Rosa, Baiña, La Rebollada.

Junto el puente La Luisa de Ablaña se encontraron hachas planas de bronce una perteneciente a la Edad de Bronce Antiguo (Museo Arqueológico Nacional),  grabados esquemáticos como en La Piedra de Cenera, etc.

Concejo de ALLER. Capital CABAÑAQUINTA. Partido Judicial LENA.

La Carisa campamento romano. Los astures

Ha sido identificada por Fernández Ochoa como la vía Asturica Augusta-Lucus Asturum citada por Rabeen. Trazado por terrenos elevados, con suave desnivel y a cubierto de posibles emboscadas, llegando a las proximidades de Gijón y San Esteban.

Se inicia en León (Legio VII) siguiendo el curso del río Bernesga por Lorenzana, La Robla,  Villamanín y Camplongo en donde se desvía por el río del mismo nombre hacia Tonín y Pendilla

Augusto designó a Publio Carisio para la nueva campaña que habría de someter a los astures...En el monte La Carisa, donde debió de haber una reñida batalla. Se va por la izquierda del pueblo de Pendilla y se  desciende por el oeste del pico Cellón (2035 m.), collada Propinde (1.589 m.), Cruz de Fuentes (1.690 m.).....

Los arqueólogos, que investigan La Carisa, en marzo de 2016,  buscan implicar a la Junta de Castilla y León en la Carisa tras la negativa de Asturias para poder costear sus estudios,  para ello cuentan ya con el apoyo de Lena y Villamanín para reclamar fondos a las administraciones regionales (lne 2 marzo 2016).

Los nuevos restos del subsuelo de La Carisa, hallados en 2003,  podrían ser de otro campamento romano destruido por los astures 

Los arqueólogos que estudian el campamento romano de La Carisa, en el monte Curriechos, en el límite entre los concejos de Lena y de Aller, indican que es uno de los campamentos romanos mejor conservados de Europa. 

Su situación ha posibilitado que los arqueólogos encontraran el enclave casi en las mismas condiciones en las que fue abandonado. 

Durante la primera fase de las excavaciones (año 2002), fueron localizados en torno a medio centenar de objetos, entre ellos dos monedas que abonan la hipótesis de que el emplazamiento habría sido ocupado por unidades de la Legión V Alaudae, fundada en la Galia y la primera integrada por contingentes no latinos. 

Su indumentaria habitual era que el casco estaba tocado con formas de alas de alondra, parecidas a las de Asterix. (Ampliar en el Concejo de Lena, más abajo), (noviembre 2003)

 Pola del Pino (Aller).

El Moyón de La Corralá.

Se encuentra en el pueblo de la Pola del Pino a la margen derecha del río Aller o San Isidro. Este elemento arqueológico se alza en la Corralá, una plazuela situada en el centro del pueblo, aledaña a la edificación denominada “casa Toña”. 

Se trata de un bloque prismático de arenisca con una altura visible de 1.95 m, sección media de 0.55 m por 0.50 m, tiene forma de falo con grabados de cruces latinas y griegas, cazoletas,una figua  antropomorfa, etc.  La técnica de grabado es múltiple. 

Su significado es desconocido, puede pertenecer a menhires (de ser así, serían unos de los más destacados del norte de España) o un mojón de los existentes en los caminos medievales., ser un hito terminal etc. Sus cruces son propias de los siglos XV, XVI y posteriores.....


Concejo de AVILÉS. Capital AVILÉS. Partido judicial de AVILÉS. 

La época medieval es la más rica en materiales arqueológicos en Avilés. Existen, según un informe de Paz García Quirós, restos visigodos en San Nicolás de Bari, prerrománicos en San Lorenzo de Cortina de Llaranes... 

Las huellas medievales se aprecian en la iglesia de Santa María Magdalena de Corros, que está relacionada con una malatería del Camino de Santiago; los restos constructivos y de pintura mural en san Nicolás de Bari; la portada de la iglesia de los Padres Franciscanos; la iglesia vieja de Sabugo; el palacio de Valdecarzana y la capilla de Los Alas.

Todos estos mencionados, a excepción de la iglesia de La Magdalena y de San Nicolás de Bari, estaban ubicados dentro del recinto amurallado, del que se conservan algunos restos. Y en algunos, como es el caso de Bari, Las Alas y Sabugo, se realizaron recientemente excavaciones que permitieron recabar nuevos datos para la historia avilesina (lne. 24 enero 2014).

Arqueología en el casco urbano de Avilés. 

En el Nº 5 de la calle de La Cámara a escasos 50 m. del edificio Consistorial, se hallaron 19 piezas del Paleolítico inferior que se remontan a 100.00 años atrás.

Se ubican sobre una terraza fluvial y había hachas bifaces, lascas y nucleos (trozos bastos de piedra). (lne 3 mayo 2007).


La muralla de Avilés.

Avilés tiene una historia milenaria parte de la cual está escondida en su trama urbana,  en plena calle La Cámara, al lado del Ayuntamiento, aún se conserva un trozo importante de la antigua muralla de la ciudad, que data del siglo XIII.

Lo mismo sucede al final de la calle de La Muralla, frente al Centro Niemeyer, donde las casas más antiguas están apoyadas en el amurallamiento medieval. Y surgen voces que piden que este vestigio se convierta en un reclamo más de la ciudad y se deje al descubierto, para disfrute de todos, vecinos y turistas.

La demolición de los muros fortificados comenzó a principios del siglo XIX, después de que las Cortes de Cádiz, en 1813, publicaran un decreto por el que se mandaba quitar todos los signos de vasallaje. Pero también porque la burguesía de entonces pretendía que la ciudad se expandiese.

Según los arqueólogos Alejandro García Álvarez-Busto y Alfonso Fanjul, en un trabajo en el que hacen una revisión histórico-arqueológica de la muralla de Avilés, la mayoría de las piedras de la muralla acabó formando parte de las paredes de la cárcel (actual Oficina de Turismo), como relleno del muelle y como base de la carretera que cincunvalaba por el oeste y el norte el antiguo recinto portuario. 

Otros lienzos, sin embargo, corrieron mejor suerte «al servir de soporte para las nuevas viviendas o al conservarse en pie hasta nuestros días ocultos tras las casas adosadas al exterior de la muralla». Ahora se pueden ver esos restos en el palacio de Camposagrado, por ejemplo.

El problema para recuperar la historia antigua de Avilés es económico. Dejar al descubierto la muralla supondría tener que llegar a acuerdos con los propietarios de los inmuebles apoyados en los lienzos milenarios o expropiarlos. «Todo es voluntad política, pero es una oportunidad que no se debería dejar escapar», asegura el arquitecto Marcos Balbín.

El profesional explica que en el plan urbano de 1986 se preveía que las casas bajas de la calle La Muralla fueran expropiadas y demolidas.

Todo cambia con el plan especial de mejora del casco histórico, aprobado en el Pleno, que mantiene esos inmuebles y plantea una plaza detrás del ábside de la iglesia de los Padres Franciscanos para ver la trasera de la muralla, además de un aparcamiento subterráneo en una parcela municipal anexa. También se propone la construcción de un edificio «encima de la antigua muralla».

«El objetivo que persiguen es erróneo y no sería posible liberar la muralla medieval. El proyecto tiene el informe negativo de Patrimonio.

El amurallamiento es un bien protegido y no se puede intervenir de cualquier manera», comenta Balbín. 

El arquitecto confía en que el Ayuntamiento de Avilés cambie de opinión ya que sino será un juez el que decida cómo se ha de intervenir en la zona de la capilla de Los Alas y los Padres Franciscanos. Mientras tanto, sólo queda imaginar cómo sería un Avilés amurallado (lne.es 29 de septiembre 2o13)

Concejo de CARREÑO. Capital CANDÁS. Partido judicial de GIJÓN.

A la edad de Bronce pertenecen un hacha con una anilla localizada en Perlora, otras localizadas  cerca del castro  de La Barrera   en la parroquia de Logrezana.

En Coyanca  se ha encontrado el llamado "tesorillo de Coyanca" que consta de 7 áureos fechados entre los años 54 y 138 de nuiestra era.

Monte Areo (Carreño).

Áreas arqueológicas.

Se ubica en la hoja 14-III Gijón Oeste del Mapa Topográfico Nacional de España a escala 1:25.000. El Camino a Santiago pasa a escasos metros  del yacimiento , por el valle de Carreño hay varias carreteras que acceden al yacimiento.

Ubicado  sobre una sierra plana de dirección NE-SO que alcanza la cota 265 m. y tiene unos 7.000 m de longitud, posee una de las principales concentraciones de túmulos de la costa asturiana, que eran conocidos desde el siglo XIX.

La zona  es atravesada por el Camino a Santiago denominado del Norte o de la Costa, en el tramo que va de Poago (Gijón) a Santa Eulalia del Valle (Carreño)

Los monumentos megalíticos excavados se localizan en dos zonas:

Monte Areo XV. Cámara sepulcral

 

a) El Llano (Carreño). Se ubica en la parte más alta. Es accesible por el concejo de Carreño, se va por la A-8 (Madrid-Avilés), se desvía a Tabaza por la AS-326 y después por la CE-6 hasta Santa Eulalia, subiendo una cuesta pronunciada frente a la iglesia nos lleva hasta la zona del monte donde están los megalitos que fueron excavados entre los años 1992-1997.

El XV, está fechado alrededor de 3.000 a. de C. que es el de más calidad, se trata de dólmen de corredor (su cobertera de unos 3.000 Kgr. de peso) con planta cuadrangular abierto en pórtico en su costado sur sureste, por donde introducirían los cadáveres, durante su excavación se encontraron largas láminas de silex, puntas de flecha de silex y cuarzo, un hacha pulimentada, una cuenta de azabache y un cristal de roca.

El XVI a unos 30 m. al NO con una estructura muy deteriorada por los saqueadores o ayalgueros, techada por una gran piedra cobertera de casi 5.000 kgr. de peso. Se recuperaron 7 hachas de piedra pulimentada.

El XII a unos 600 m. al E. de los dos anteriores, construida por una acumulación de arena con escasa piedra, teniendo un diámetro de unos 24 m. La interpretación del monumento es difícil y se estima una edad entre 43350-3800 a. de C.
El túmulo XXII, a unos 750 m. al SE de El Llano, en la zona de Les Páxares, se excavó en 1996

 

b) Las Huelgas de San Pablo.Se ubica al N. de la factoría siderúrgica de Gijón. Se accede desde el pueblo de Monteana (Gijón) por una carretera empinada hacia monte Areo y siguiendo las señales se llega hasta los megalitos VI y V. Tiene unos 20 m. de diámetro, compuesto por arenas y fragmentos de piedra, es el túmulo mas antiguo, construido a final del V milenio y comienzos del IV, el ajuar es similar a los anteriores.

Monte Areo VI, es un dólmen simple, en forma de caja o cofre cerrado. El túmulo tiene unos 20 m. de diámetro. Se recuperaron varios útiles, destacando una azada de fibrolita muy apreciada en la cultura neolítica.

Restos romanos en Carreño

De la época romana destaca el Tesoro de Coyanca, descubierto en el año 1961, y los restos del Turrexón de Yabio, una construcción que fue empleada como fortaleza para defenderse de los invasores.

Concejo de CASTRILLÓN. Capital PIEDRAS BLANCAS. Partido judicial de AVILÉS.

RAÍCES (Castrillón). 

CASTILLO DE GAUZÓN/GOZÓN. 

Durante el verano, se ofrecen visitas guidas gratuitas a través del ayuntamiento de Castrillón, que se realizan hasta septiembre de lunes a viernes en dos turnos,  a las 11:30 horas y a las 16:00 horas.

Los martes y jueves de agosto de 10-12:30 horas se realiza un taller de orfebrería para niños.

El concejo de Gozón, cuya capital es Luanco, tiene en su heráldica, el Castillo de Gauzón/Gozón,  que curiosamente, hoy día,  pertenece al concejo de Castrillón....

Las informaciones sobre el Castillo de Gauzón, en la prensa escrita de Asturias, son muy abundantes y por ésta razón se intenta estructurar las noticias que se publican sobre éste interesante castillo medieval asturiano.

1.- Introducción

2.- Cronología e historia de la fortaleza

3.-  Evolución de las investigaciones arqueológicas.


1.- Introducción.-

Se ubica  en el Peñón de  Raíces (Castrillón) a unos 2 km. al N. de Avilés, era capital de Gozón en la alta edad media, en cuya heráldica figura este Castillo, aunque actualmente éste no está en su concejo.  

Se trata del de la mayor fortaleza del Medievo de Asturias. Son 14.000 m2 de superficie estructurados en plataformas a distinta altura.

Las excavacionesarqueológicas  se  iniciaron en el 2.007, bajo la dirección de Iván Muñiz y Alejandro García,  y han permitido reestructurar los orígenes del Reino de Asturias, relacionando a la nobleza asturiana con la monarquía visigoda.  

2.- Cronología e historia de la fortaleza.- Siglos  VI-VII. 

Es  la etapa visigoda,   para Iván Muñiz y Alejandro García tiene  gran importancia y se corresponde con el reino visigodo de Toledo. «Esa fase 1 se encuadra en un momento histórico particularmente trascendental, la llamada Antigüedad Tardía (siglos V-VIII d.C.). Es una etapa mal conocida, hasta el punto de que en algunas zonas europeas recibe el nombre de «Edad oscura». En Asturias contábamos con muy pocos datos, sobre todo porque apenas existe documentación escrita y la documentación arqueológica era muy reducida», sostienen.
Se inicia la construcción de la fortaleza primitiva, en base a las técnicas constructivas con piedra trabajada y mortero de cal de una edificación descubierta en el ángulo SE. Correspondería a la denominada "Edad Oscura". Durante la campaña del 2.013 se topó una moneda acuñada durante el reinado del visigodo Recaredo I en Zaragoza entre los años 586 y 601.

 La moneda de oro de 1,5 gramos de peso y similar a una de 10 céntimos de euro, se encontró  en la zona de los basureros de la muralla. «Posee un valor incalculable como pieza histórica. Se trata de la acuñación visigoda más antigua que se conserva en Asturias», señalaron Iván Muñiz y Alejandro García.

Los historiadores se han preguntado cómo era posible que un territorio tan enigmático y una sociedad tan pobre como la asturiana de entonces fuesen capaces de engendrar una de las grandes potencias políticas de la Península Ibérica en la Alta Edad Media.

«El primer asentamiento del Peñón de Raíces, junto a las murallas de La Carisa y La Mesa o la propia villa de Veranes, han obligado a replantearse esa imagen y a revisar todas las pruebas con otros ojos. Diversos indicios se añaden: las fechas del castillo de Peñaferruz (Gijón), los materiales de la necrópolis de Rodiles (Villaviciosa) o las primeras sospechas sobre otras fortificaciones, como ha estudiado José Avelino Gutiérrez. Son certezas, a la luz de esta nueva perspectiva, de una sociedad asturiana que en la Antigüedad Tardía se encontraba en un estado de desarrollo similar al de otras zonas hispanas y europeas».

Siglos VIII-IX

Corresponde la Torre  Señorial, cuadrangular que está adosada a la muralla, el edificio  tiene fábrica de piedra arenisca labrada, suelos de mortero y muros internos revocados. Ha sido datada gracias a las pruebas del carbono 14 entre los siglos VIII y IX. Su riqueza constructiva la equipara a las principales zonas de poder peninsulares y europeas de la época, como el catalán y el carolingio.

La monarquía asturiana (siglos VIII-X) es una etapa clave. Uno de los hallazgos más importantes encontrados hace unos años en el castillo de Gauzón es la torre señorial que está adosada a la muralla, que ha sido datada gracias a las pruebas del carbono 14 entre los siglos VIII y IX. 

Se trata de un edificio de fábrica de piedra arenisca labrada, suelos de mortero y muros internos revocados. Es el testimonio más antiguo de una torre cuadrangular medieval documentado en Asturias, según Iván Muñiz y Alejandro García. 

Su riqueza constructiva la equipara a las principales zonas de poder peninsulares y europeas de la época, como el catalán y el carolingio. 

«Hay que tener en cuenta que el empleo de piedra labrada era minoritario y los reyes asturianos la destinaban únicamente a las partes más nobles de las iglesias perrománicas», explican.

Esas características demuestran, según los expertos, que la torre del castillo de Gauzón fue construida mediante el empleo de los mejores recursos tecnológicos de la época.

Año 905. Primera cita histórica de la fortaleza en un documento que trata de la donación realizada por Alfonso III el Magno de la Cruz de la Victoria a la Catedral de Oviedo.

Año 908. La Cruz de la Victoria, se entrega a la Catedral de Oviedo.

Año 910. Fallece Alfonso II. El reino de Asturias se divide entre sus hijos. García I funda el reino de León, Ordoño II recibe Galicia y Fruela II se queda con Asturias. En 914 muere García I sin descendientes y Ordoño II se trasladó a León y trasladó a esa ciudad la capital del reino de Asturias que estaba en Oviedo.

Pérdida de peso político (siglos XI-XII)

fue lo que sufrió el castillo de Gauzón después ya que al morir Alfonso III en el año 910 el reino de Asturias se divide entre sus hijos. García I funda el reino de León, Ordoño II recibe Galicia y Fruela II se queda con Asturias. En 914 muere García I sin descendientes y Ordoño II se trasladó a León y trasladó a esa ciudad la capital del reino de Asturias que estaba en Oviedo.

Siglo XI. La historia silense describe el castillo de Gauzón.

Año 1132.  Gonzalo Peláez se refugia en la fortaleza, que es asediada para capturar al noble rebelde. La moneda de plata encontrada en el yacimiento es un novén de Alfonso XI (1311-1350) que tiene un castillo en el anverso y un león en el reverso. La moneda podría situar el castillo de Gauzón como uno de los escenarios de la sublevación que protagonizó en Asturias en el año 1352, Enrique II de Trastamara (1333-1379), uno de los hijos bastardos que Alfonso XI tuvo con Leonor de Gúzman, contra su hermanastro Pedro I.

El declive del castillo (siglos XIII-XIV) coincide en una época en la que la fortaleza pertenecía ya a Avilés. 

La moneda de plata encontrada en el yacimiento es un novén de Alfonso XI (1311-1350) que tiene un castillo en el anverso y un león en el reverso.

La moneda podría situar el castillo de Gauzón como uno de los escenarios de la sublevación que protagonizó en Asturias en el año 1352, Enrique II de Trastamara (1333-1379), uno de los hijos bastardos que Alfonso XI tuvo con Leonor de Gúzman, contra su hermanastro Pedro I.

Año 1335. Alfonso XI  pide que el castillo quede  para su hijo Enrique II de Trastámara.

Año 1450. El infante Enrique cede el Castillo a Fernándo González de Oviedo la perder la fortaleza su función militar y pasa a ser una propiedad agraria.

3.- Evolución de las investigaciones arqueológicas.

Los arqueólogos están descubriendo los cimientos del Castillo de Gauzón (se cree que es del siglo VII), donde se enjoyó la Cruz de la Victoria que, según la tradición, enarboló Pelayo en su lucha contra las huestes de la media luna, ganando la primera batalla de una reconquista que había de durar siete siglos. En el dorso de esta cruz hay una inscripción que, entre otras cosas, dice: «Esta obra se realizó y se concedió al Salvador de la sede ovetense. 

Con esta señal se defiende el hombre piadoso, se vence al enemigo. Y se confeccionó en el Castillo de Gauzón el 12 de nuestro reinado, corriendo la era DCCCCXLVI (946, año 905)». La cultura cristiana siempre gira en torno a la cruz de aquel que cambió el rumbo de la historia de la humanidad.

Mapa del yacimiento de Gauzón(Castrillón-Asturias)

Los descubrimientos arqueológicos a 2013, arrojan datos sobre la nobleza local y constatan que la región mantenía contacto con la corona visigoda. El arqueólogo Iván Muñiz  deduce de los hallazgos que la sociedad asturiana de los siglos VI y VII era avanzada y con élites sociales, algo que contrasta con la opinión de los musulmanes del siglo VIII y IX, cuando a los asturianos los denominaban "Asnos Salvajes", pues su cultura estaba mucho más avanzada....

Las excavaciones en el castillo de Gauzón (Castrillón) 

se reanudan en junio de 2013.

Será comience la séptima campaña arqueológica, nuevamente, a cargo de los historiadores Alejandro García e Iván Muñiz.

 Los trabajos de la pasada campaña se centraron en las distintas construcciones recuperadas, tanto en las excavaciones que realizó Vicente José González en la década de los años 70 del siglo pasado como en las iniciadas por Alejandro García e Iván Muñiz en 2007 y promovidas por el Ayuntamiento de Castrillón. 

Estos trabajos permitieron descubrir que la construcción del castillo de Gauzón es más antigua de lo que se creía hasta ahora. Las pruebas del carbono 14 que se realizaron a restos encontrados en 2012 adelantan en un siglo -del VII al VI-, el primer asentamiento en el peñón de Raíces. La fase I del castillo coincide con  el reino visigodo de Toledo......

Se ha encontrado el esqueleto de un varón de 1.70 metros, mirando al este, como marca la tradición. Posiblemente se trate de un guerrero pues se observa un doble corte en la pierna y diversas patologías (19 septiembre 2.013). Los huesos se encontraron en la necrópolis vinculada a la iglesia de San Salvador y ubicada en la plataforma superior de la fortaleza. 

Se trata de un esqueleto perteneciente a un varón joven y en buen estado de conservación. Se están realizando las pruebas del carbono 14 para datar con la mayor exactitud posible la osamenta encontrada.

 Lo más trascendental es que se corresponden con una etapa histórica muy importante para conocer los orígenes de la Edad Media y en el caso asturiano, los del reino de Asturias (LNE 22 de abril 2.013)


El Castillo de Gauzón revela su foso 

Los arqueólogos que trabajan en el Peñón de Raíces recuperan la trinchera que rodeaba a la fortaleza: tenía 3 metros de profundidad y 2,5 de anchura

Los directores de las excavaciones del castillo de Gauzón, Iván Muñiz y Alejandro García, afronta la sexta campaña  (31 de mayo 2012), tras conocer los resultados de los análisis del carbono 14 que se realizaron a restos orgánicos encontrados en la campaña del 2011
. «Podemos asegurar que la muralla de la fortaleza se levantó entre los siglos VIII y IX, en la época de apogeo del Reino de Asturias. El muro más antiguo que hemos encontrado data de los siglos VII y VIII, del primer asentamiento en el Peñón de Raíces.
Sobre él los reyes asturianos levantaron una gran fortaleza que, entre otras funciones tenía la propagandística», explicaron los arqueólogos.
La muralla  «Es la más potente encontrada hasta ahora en Asturias. Tiene unas dimensiones enormes ya que el ancho es de 3,20 metros en la entrada principal y entre 2,50 y 3 metros en el resto. Además está construida con un núcleo macizo de piedra de mortero de cal», explicaron.
Las pruebas del carbono 14 han permitido también confirmar una ocupación plena en el siglo IX en el poblado encontrado hace dos años a los pies del castillo de Gauzón. «Se trata de la gran referencia en Asturias en arquitectura rural de la época.
En los espacios domésticos los suelos eran de arcilla y hemos localizado los hoyos en los que estuvieron asentados los postes de las construcciones», señalaron Muñiz y García.
Los objetivos de las sexta campaña de excavaciones que arranca mañana y está previsto que concluya a finales de octubre. El trabajo de campo en el yacimiento arqueológico se intensificará con excavaciones en la plataforma superior para dejar al descubierto varios tramos de muralla como los orientados al sur y al este.
 «La muralla orientada al sur es fundamental restaurarla porque se ve desde la carretera de Avilés a Piedras Blancas y desde el tren de Feve, con lo que eso supone para llamar la atención de la gente», indicaron, se van a realizar trabajos de consolidación de la puerta principal, la entrada a la fortaleza medieval. «Vamos a restaurara la puerta monumental y un tramo de 10 metros de muralla.
Es una entrada simbólica por ser el acceso principal al castillo de Gauzón», concluyeron. Las previsiones son que al término de esta campaña este ya el itinerario terminado para poder empezar a promover las visitas turísticas, explicó Yasmina Triguero ( 24 septiembre 2012).

Raíces (Castrillón)
El Castillo de Gauzón.

La quinta campaña de excavaciones en el yacimiento arqueológico del  Castillo de GAUZÓN,  en 2013 

Arrancó hace unos días con el desbroce en el Peñón de Raíces y la limpieza de toda la zona. Los objetivos de la quinta campaña son los de consolidación de los vestigios hallados en estos años en el perímetro de la fortaleza, en la llamada plataforma superior, la ampliación de los estudios y el inicio del proceso de musealización del yacimiento.

El Plan especial que se acometerá en los próximos meses permitirá desarrollar una investigación histórica-arqueológica completa que permita conocer las sucesivas fases históricas (fundación, funcionamiento, ocaso) superando las lagunas que existen sobre la fortaleza de la Asturias medieval. Otro objetivo es consolidar y proteger las estructuras arqueológicas halladas hasta ahora como los restos de la muralla y los muros divisorios internos. La musealización del yacimiento arqueológico permitirá la realización de un recorrido didáctico desde el Peñón hasta el monasterio de la Merced en Raíces Viejo.
Las excavaciones arqueológicas en el Peñón de Raíces comenzaron en la primavera de 2007 promovidas por el Ayuntamiento, desde entonces, se ha invertido casi 500.000 euros. En estos cuatro años, gracias a los hallazgos obtenidos y a las pruebas del carbono 14, ha podido datarse el origen de la fortaleza entre los siglos VII y VIII, casi 200 años antes de lo que la historiografía tradicional mantenía (7 junio 2011).


Peñón de Raíces  excavaciones del castillo de Gauzón
 Los arqueólogos que dirigen las excavaciones del castillo de Gauzón mostraron ayer las «joyas» medievales halladas en las excavaciones. «Los fragmentos de cerámica encontrados -unos 2.500- hasta ahora en el Peñón de Raíces, en las ruinas del castillo de Gauzón, son de los siglos VII y VIII.
 Un lote tan claro y de esas características tan bien fechado es lo que le da valor porque apenas se conocía nada en Asturias de ese tipo», manifestaron Iván Muñiz y Alejandro García durante la presentación de las conclusiones de la segunda fase de las excavaciones realizadas en el Peñón de Raíces en los últimos cuatro meses.
Los arqueólogos Iván Muñiz y Alejandro García encontraron tejas de construcciones romanas en la plataforma inferior del castillo de Gauzón.
Los fragmentos de cerámica encontrados datan del siglo VII, son hasta ahora, los más antiguos hallados en Asturias, donde sólo se conocían del siglo VIII, según los expertos.
En las excavaciones del Peñón de Raíces se han encontrado elementos de hierro como puntas de flechas o conteras (bases de lanzas) (6 diciembre 2008).

Excavaciones en el Peñón de Raíces (Castrillón).

 El objetivo es sacar a la luz el Castillo de Gauzón, que fue arrasado en distintas etapas, desde el siglo X.

En el año 908 en dicho castillo, se forjó y revistió de piedras preciosas la Cruz de la Victoria.

En una primera fase, se ha comprobado que los muros están en excelente estado y con una altura de 2 metros (15 abril 2007).

Centro de Interpretación del Castillo de Gauzón (Castrillón). 

Tiene previsto su entrada en servicio durante el año 2014, así como abrir las puertas del Monasterio de la Merced, en Raíces Viejo, un histórico edificio, de origen medieval,  que siete años después de su rehabilitación, continúa cerrado. 

El objetivo es convertir el enclave en un atractivo turístico, con el Castillo de Gauzón como elemento central.

Concejo de GIJÓN. Capital GIJÓN. Partido judicial de GIJÓN.


Los Museos Arqueológicos de Gijón están constituidos por Parque Arqueológico-Natural de la Campa Torres, Museo de las Termas Romanas de Campo Valdés y la Villa Romana de Veranes.

Gijón 2014.

Bimilenario de la romanización de Asturias

En agosto de 2014 se celebró en la Campa Torres y en el extremo occidental de la playa de San Lorenzo de Gijón. Frente a la escalera 2  en el arenal de San Lorenzo,  tuvo lugar una lucha de gladiadores. El inicio lo marcó la llegada de la pompa, desde el Campo Valdés.

Liderada por "el editor",  hombre adinerado promotor del espectáculo, 

Después el magistrado, encargado de  condenar o salvar al perdedor

Un  esclavo que portaba la palma para premiar a quien ganase.

Seis gladiadores que lucharían derrochando sudor, acción y  valor

El mosaico de Veranes cambia de  ubicación

 El controvertido 'cubo' diseñado en 2006, para proteger esta riqueza arqueológica de la lluvia, resultó ser un fiasco en toda la regla.

El Ayuntamiento de Gijón invirtió, en el año 2006, 540.000 euros para la construcción de aquella estructura que, apenas cinco años después, era un amasijo de óxido, que no solo no guarecía de la lluvia al bello mosaico, sino que lo estaba degradando de forma grave.

Había que tomar medidas. En 2012 se constató que el citado 'cubo' era una ruina y que, a decir de los técnicos, no había otra opción que el derribo. Medio millón de euros habían volado y, además, los plazos para reclamar a la empresa habían caducado.

En 2016 el  mosaico ha sido nuevamente restaurado (119.000 euros) y la caja que lo alberga (220.000 euros), es totalmente nueva, con otro diseño y materiales y está ya dispuesta para ser visitable en pocos días. 

La obra de reforma comenzó a finales del año 2015 y fue ejecutada por la empresa Iguastur, de Laviana que, pese a la dificultad de trabajar en época invernal y en una zona tan abierta, ha conseguido cumplir los plazos e, incluso, terminar la obra,  antes de la fecha prevista

Del viejo 'cubo' solo queda su estructura de hierro. El resto es totalmente nuevo y construido a conciencia para lograr los dos objetivos fundamentales: 

  • evitar la entrada de agua al mosaico y, a la vez, 
  • reproducir, en lo posible, el diseño y tamaño de la que, en su día y hace centenares de años, fue la estancia principal del 'señor de Veranes'.

El nuevo proyecto ha sido diseñado por el arquitecto José Quidiello y presenta una imagen exterior totalmente diferente al anterior, con una cubierta a base de láminas de zinc, colocadas, como un enorme puzzle, una a una y tomando todo tipo de precauciones para hacer imposible que el agua pueda atravesar las paredes, aunque la zona esta muy expuesta. 

Solo la zona Sur está abierta, aunque protegida por unas 'orejas' que también actúan de barrera contra las posibles condiciones meteorológicas adversas. 

También se ha tratado de que la volumetría responda, como se apuntaba con anterioridad, a lo que sería la estancia original en aquella villa tardorromana. Para ello, se diseñaron unos ventanales en la parte superior, que permitirán la entrada de luz natural y que dispondrán de un sistema de iluminación por leds para garantizar la visita vespertina en los meses invernales.

Se chorreó toda la estructura metálica (lo único que quedó del original) para luego tratarla, en diferentes capas, con pinturas de ámbito naval. Luego, la cubierta se hizo nueva y de cuatro aguas, como se supone que era en tiempos de la villa romana, y también está cubierta de zinc para evitar filtraciones. 

El viejo 'cubo' tenía una especie de cortinas metálicas, que resultaron ser una parte del desastre. No se sostenían y, además, generaban el óxido que acababa encima del mosaico, ocasionando un daño que, afortunadamente, no fue irreparable. 

Todo ello a pesar de que el tratamiento dado por los técnicos a las centenarias piedras fue de interior porque, se supone, no tendría contacto con el agua. La realidad fue, después, bastante diferente.

Ahora, la cubierta, por dentro, es lisa, pintada de color ocre, el mismo que destaca en la decoración del mosaico y se han suprimido dos de los pasillos de visita. 

Para ver el mosaico en su integridad hay una única entrada, que permite una perfecta visión desde una altura aproximada de un metro. 

La zona de acceso a los visitantes ya no estará descubierta, como antaño. Ahora se dispone de un nuevo 'contenedor' ligado al edificio que, a la vez, puede ejercer las funciones de zona de recepción, exposición y explicación de los detalles del mosaico  (elcomercio 13 mayo 2016).

Conmemoración del décimo aniversario de la apertura de

la VILLA ROMANA DE VERANES. MUSEO ARQUEOLÓGICO.

Representación de los  esponsales de Marco y Tranquilina

"Ubi tu Caius, ibi ego Caia". Con esa frase, pronunciada por la esposa -y que viene a decir en latín que "donde te llamen Cayo, allí seré yo Caya"-, se concretaban los matrimonios en el antiguo Imperio Romano. Una máxima que, en la tarde de ayer, volvió a resonar en la Villa Romana de Veranes, de Gijón.

"Asistiremos, con la ayuda de los Dioses, a los esponsales de Marco y Tranquilina", anunció el maestro de ceremonias, dando comienzo a los fastos de una boda "tardo romana" que aunó rituales cristianos y otros no cristianizados. 

Precisamente, el hecho de que la ceremonia se celebrase en el siglo IV, permitió que se unieran en esponso "una mujer noble, hija de un tribuno y un hombre que no pertenecía a esa clase social, aunque rico", algo que años atrás hubiera sido imposible.

El numeroso público, pequeños y mayores, algunos de ellos vestidos para la ocasión, pudo reconocer cómo "gran parte de estas tradiciones perduran hoy en día", como la petición de mano, el intercambio de anillos, el banquete, los regalos e incluso la firma de un contrato matrimonial. Sin embargo, de aquel rito a los actuales, se pueden apreciar numerosas variaciones.

La más llamativa, el hecho de que fueran los padres quienes concertaban la boda para sus descendientes, que no tenían mayor capacidad de decisión.

"Aprendimos mucha cosas de la época, de sus costumbres o la estructura social", aseveró Verónica Carnero, quien acudió en compañía de familiares y amigos a pasar el día al museo, "para adentrarnos y conocer más de la época romana", pero, sobre todo, "para pasar un gran día en familia, eso es lo mejor, poder disfrutar todos juntos". 

Precisamente, a sus acompañantes más jóvenes, la parte que más les gustó de la velada fue, sin duda la segunda: "las luchas". Continuando con los hábitos romanos, las bodas finalizaban con un banquete y una "Munera gladiatoria", una exhibición de gladiadores.

"Igual que hoy en día contratamos una orquesta para celebrar la boda, en la antigua Roma contrataban un espectáculo privado de gladiadiores", resumió David Díaz, de la asociación de recreación histórica Kerberos. 

De este modo, los visitantes pudieron ver "las ropas, los símbolos, todo lo que rodeaba a un espectáculo de gladiadores", y, además, con una fidelidad histórica muy alta.

"No se utilizan materiales modernos, solo los que existían en la época: hierro, madera, cuero", aseveró Díaz, "todo el material es como el de la época y construido con sus técnicas", con espadas reales aunque con punta roma.

"¡Pugite!", gritó el árbitro, y comenzaron las hostilidades. Los golpes, reales, enfervorecieron al público que no dejaba de gritar consignas de la época, animando a su gladiador favorito. 

La realista recreación finalizó con la petición de clemencia del luchador, y la consulta del "editor", el encargado de pagar el espectáculo, al público. "Missio" o "iugula", misericordia o muerte, puño cerrado o gesto de degüello. Finalmente, el editor optó por hacer el gesto de envainar la espada. Vida.

"Fue lo que más nos gustó, la lucha y las armas", aseguraron al alimón los niños Sandro Ramiro y Alejandro Rodríguez que, sin embargo, no se mostraron muy convencidos ante la posibilidad de vivir en la época romana. "Mejor ahora", explicitaron contudentes (lne 3 septiembre 2017).

GIJÓN

TERMAS ROMANAS (s. I y II d.C.).

Campo Valdés s/n. Tfno. +34-985 345 147.

Declarado bien de interés cultural por su alto valor arqueológicosito en  Campo Valdés s/n. Tfno. 985 345 147. Situadas en el extremo occidental de la playa de San Lorenzo presenta videos y es muy interesante su visita.

En noviembre del 2012 las  termas han  superado su última revisión y fase de puesta a punto,  que se realiza de forma «periódica» cada cinco o seis años, con el objetivo de mejorar su conservación y su aspecto.

Las tareas comenzaron con la limpieza, por aspiración, del polvo y las tierras sueltas acumuladas sobre los muros y los pavimentos en espacios tan singulares como la «sudatio», donde una vez finalizada la intervención ofrece una imagen renovada, que se completa con la consolidación de los elementos cerámicos de esta estancia. 

La «sudatio» era utilizada en las termas romanas como zona de sauna. Presenta una geometría circular e incorpora hornos propios y está decorada con motivos geométricos y vegetales, cuyos zócalos se conservan bastante bien. Precisamente, en estos detalles fue necesario dedicar una parte importante de los trabajos de restauración.

El hidrofugado es un tratamiento que permite eliminar las humedades del conjunto e impermeabilizarlo «para que aguante» ante posibles amenazas.

La limpieza de los restos de sales que afloraban sobre algunas de las pinturas murales en una de las cinco estancias en las que se distribuyen los baños públicos romanos cerró la puesta a punto realizada a lo largo de las últimas semanas por los responsables municipales, junto con la piscina, la boca del horno y las canalizaciones, que muestran igualmente una remozada imagen de cara al público.

La intervención también incluyó las pilas del hipocausto, la zona que calefactaba el conjunto de las termas.

Concejo de Gozón. Capital Luanco.  Partido judicial Gijón.

San Martín de Podes (Gozón). 

Castro el Castiellu.

En el concejo de Gozón existen tres emplazamientos castreños: El Cantu La Figal, Castiellu y Los Garabetales. El primero está ubicado en la península de Nieva y los otros dos se localizan en la parroquia de Podes.

El historiador local Ignacio Pando subraya la importancia de esos asentamientos y lamenta la constante pérdida de materiales como consecuencia de la erosión marina.
El castro de Castiello es, hasta la fecha, el yacimiento que más materiales arqueológicos ha proporcionado en el concejo

 El concejo de Gozón insiste en la necesidad de proteger el castro de El Castiellu en San Martín de Podes. Tanto entidades culturales como vecinales consideran una «irresponsabilidad» la actitud de la Consejería de Cultura, que rechaza cualquier tipo de trabajo en el yacimiento.

Las críticas vecinales llegan tras conocer los argumentos esgrimidos para denegar al grupo de arqueólogos encabezados por Alfonso Fanjul su entrada al castro para acometer labores de protección. 

La consejería rechaza estos trabajos, dice, ante la inestabilidad del terreno. Pero, sostienen en Gozón, no tiene en cuenta que la última solicitud presentada por Fanjul es precisamente para realizar labores de asentamiento que contribuyan a asegurar el yacimiento, dejando ya a un lado la realización de nuevas excavaciones.

Las entidades consultadas por este periódico afirman que no tiene sentido la postura de Cultura, «que es la de no hacer nada» para garantizar la seguridad del yacimiento. Sobre este aspecto incidía la Asociación Cultural El Corbiru, la más activa del concejo en materia de protección del patrimonio cultural.

Este colectivo considera que en El Castiellu la actuación ha de ser «urgente», a la vez que destaca la importancia de este yacimiento ya que contiene restos óseos que, lamentaron, «se está llevando la mar».

El arqueólogo Alfonso Fanjul señaló al respecto que el proyecto presentado a Patrimonio de Asturias se centraba en realizar trabajos de protección. Estos consistirían en llevar a cabo una serie de excavaciones para datar los restos del asentamiento antes de que la erosión del terreno y el mar los destruya. En definitiva, un trabajo similar al que sí fue autorizado en el yacimiento Traslaiglesia en la playa de Bañugues.

Así las cosas, en Gozón no terminan de entender por qué se prohíbe a Fanjul acceder a la zona, dado que además su actuación no tendría coste alguno para las arcas públicas.

Entre estas voces críticas está la del concejal de Cultura en Gozón, Manuel Hernández, quien solicita al Principado que se adopten las medidas que sean precisas para garantizar la protección de este «valiosísimo» castro costero, únicamente superado en importancia en Asturias por el de la Campa de Torres (elcomercio 8 marzo 2016).

El «hombre de Bañugues» que regresó del Medievo 

El hallazgo de un enterramiento revela a un joven de entre 26 y 29 años, de 1,70 de estatura, con buena salud dental, brazos muy robustos y que vivió entre el siglo XI y XII. Confirman el descubrimiento de vestigios romanos

Las obras de construcción de la escollera de protección para el yacimiento arqueológico de Traslaiglesia, en Bañugues (Gozón), han permitido el descubrimiento de los restos de un muro perteneciente a una edificación romana y la recuperación de una moneda de bronce, acuñada entre el año 253 y el 268, con el busto del emperador Galieno en el anverso y un Pegaso rampante en el reverso. La excavación ha permitido además sacar la luz los enterramientos medievales de la zona. Destaca, entre ellos, el de un hombre que vivió entre el siglo XI o XII y cuyos huesos se encuentran en buen estado de conservación.

El hallazgo de estos elementos confirma, por primera vez, la presencia, en el entorno de la ensenada de Bañugues, de una estructura de cronología romana, datada mediante carbono 14 en el laboratorio Beta Analytic de Miami. Los trabajos desarrollados en el yacimiento de Traslaiglesia fueron promovidos por la Dirección General de Patrimonio Cultural y dirigidos por el arqueólogo Nicolás Alonso Rodríguez durante los años 2014 y 2015.

El Principado detalla que los estudios datan el muro entre los años 80 y 240 d. C. Es, por tanto, una estructura de cronología romana cuyos restos se enmarcan en la fase imperial: entre el emperador Tito de la dinastía Flavia y la anarquía militar del siglo III. La moneda descubierta completa, hasta el momento, el conjunto del hallazgo. Se trata de un antoniniano de bronce del emperador Galieno, acuñado entre 253 y 268.

Junto con estos materiales, en los trabajos de laboratorio posteriores a las labores arqueológicas de campo se está inventariando un lote de cerámicas de cronología romana y tardoantigua que "aportarán mucha más información", según los expertos que los estudian, documentan y datan, y que pertenecen al equipo de arqueólogos del proyecto Arqueobañugues y al laboratorio de Antropología Física de la Universidad de Oviedo.

De un modo paralelo, se está realizando en la actualidad el estudio de los enterramientos hallados en Traslaiglesia, en concreto el de los restos de nueve individuos que se hallaron ocupando toda la superficie del sondeo.

Los arqueólogos señalan como de mayor interés la tumba clasificada como número 8. Se trata de un varón de entre 26 y 29 años, de 1,70 de estatura, que conserva el 90 por ciento de los huesos, muestra buena salud dental y una actividad física intensa en las extremidades superiores. Este enterramiento ha sido datado, también mediante carbono 14, entre los años 1020 y 1155.

Esta tumba rompe el muro romano reutilizando ese espacio con fines funerarios. Actualmente se está realizando un estudio en profundidad sobre el ritual de enterramiento y los materiales de ajuar.

Cronología de los hallazgos

Los hallazgos desvelados ahora en Traslaiglesia se produjeron durante el seguimiento arqueológico de las obras de construcción de la escollera de protección del yacimiento de Bañugues, iniciados en mayo de 2015.

Fue durante el proceso de limpieza y retranqueo del corte realizado para la documentación del perfil afectado por la erosión cuando se identificó una secuencia que no se correspondía con la documentada hasta entonces, precisamente en el sector donde se ubicaba la tumba que había sido identificada en la campaña de 2014.

Cultura decidió acometer un sondeo arqueológico en esta zona para documentar esta nueva secuencia que iba a quedar sellada por la escollera. Este sondeo es el que ha propiciado el hallazgo de esta estructura romana así como de nuevos restos arqueológicos (lavozdeasturias 22 mayo 2016)

Vestigios romanos en la playa de Bañugues (Gozón).

Las excavaciones realizadas durante 2014 y 2015 en Traslaiglesia determinan la presencia de construcciones datadas entre el año 80 y 240 después de Cristo

Las obras de construcción de la escollera de protección para el yacimiento arqueológico de Traslaiglesia, en Bañugues (Gozón), han propiciado el descubrimiento de los restos de un muro perteneciente a una edificación romana y la recuperación de una moneda de bronce, acuñada entre el año 253 y el 268, con el busto del emperador Galieno en el anverso y un Pegaso rampante en el reverso.
El hallazgo de estos elementos confirma, por primera vez, la presencia, en el entorno de la ensenada de Bañugues, de una estructura de cronología romana, datada mediante carbono 14 en el laboratorio Beta Analytic de Miami. 

Los trabajos desarrollados en el yacimiento de Traslaiglesia fueron promovidos por la Dirección General de Patrimonio Cultural y dirigidos por el arqueólogo Nicolás Alonso Rodríguez durante los años 2014 y 2015.

Los estudios datan el muro entre los años 80 y 240 después de Cristo. Es, por tanto, una estructura de cronología romana cuyos restos se enmarcan en la fase imperial: entre el emperador Tito de la dinastía Flavia y la anarquía militar del siglo III.

La moneda descubierta completa, hasta el momento, el conjunto del hallazgo. Se trata de un antoniniano de bronce del emperador Galieno, acuñado entre 253 y 268.
Junto con estos materiales, en los trabajos de laboratorio posteriores a las labores arqueológicas de campo se está inventariando un amplio lote de cerámicas de cronología romana y tardoantigua que aportarán mucha más información, según los expertos que los estudian, documentan y datan, y que pertenecen al equipo de arqueólogos del proyecto Arqueobañugues y al laboratorio de Antropología Física de la Universidad de Oviedo.
De un modo paralelo, se está realizando en la actualidad el estudio de los enterramientos hallados en Traslaiglesia, en concreto el de los restos de nueve individuos que se hallaron ocupando toda la superficie del sondeo. 

Los arqueólogos señalan como de mayor interés la tumba clasificada como número 8: se trata de un varón de entre 26 y 29 años, de 1,70 de estatura, que conserva el 90% de los huesos, muestra buena salud dental y una actividad física intensa en las extremidades superiores. 

Este enterramiento ha sido datado, también mediante carbono 14, entre los años 1020 y 1155. Esta tumba rompe el muro romano reutilizando ese espacio con fines funerarios. 

Actualmente se está realizando un estudio en profundidad sobre el ritual de enterramiento y los materiales de ajuar.
Los hallazgos desvelados ahora en Traslaiglesia se produjeron durante el seguimiento arqueológico de las obras de construcción de la escollera de protección del yacimiento de Bañugues, iniciados en mayo de 2015. 

Fue durante el proceso de limpieza y retranqueo del corte realizado para la documentación del perfil afectado por la erosión cuando se identificó una secuencia que no se correspondía con la documentada hasta entonces, precisamente en el sector donde se ubicaba la tumba que había sido identificada en la campaña de 2014.
Cultura decidió acometer un sondeo arqueológico en esta zona para documentar esta nueva secuencia que iba a quedar sellada por la escollera. 

Este sondeo es el que ha propiciado el hallazgo de esta estructura romana así como de nuevos restos arqueológicos (lne 22 mayo 2016)..

Concejo de GRADO. Capital GRADO. Partido judicial de GRADO.

GRADO

ÁREA ARQUEOLÓGICA DE CABRUÑANA.

Se localiza en las inmediaciones del Alto de la Cabruñana , en la divisoria de las cuencas hidrográficas del Nalon y del Narcea, abarca una superficie de unas 300 Ha entre las cotas 360 y 505 m.

Cronológicamente abarca un periodo de 5.000 años desde el Neolítico. 

El área arqueológica de Cabruñana es uno de los lugares más visitados por los turistas y asturianos que se acercan a Grado. 

Bajo esta denominación, se integran los distintos elementos visitables que alberga este espacio: dos necrópolis tumulares, La Cueña y el Llano las Ayalgas

En sus inmediaciones también se  encuentran un un asentamiento fortificado conocido como   el Castiello’l Pedreo; la desaparecida malatería de San Lázaro, y el ábside de la antigua parroquial de Santa Magdalena de Cabruñana.

GRADO. 

Castro de La Forca.


Es el primero inhabitado que se documenta en Asturias, situado en una zona de encrucijada entre las rutas que circulan por los valles del Nalón y del Narcea, hunde sus raíces en la Edad del Bronce final, momento del que data una necrópolis tumular vecina.

La Forca fue un recinto fortificado siguiendo los patrones del momento, que se levantó en una zona ocupada anteriormente por los constructores de túmulos. 

La Forca se asienta en una zona en la que se conocen otros cuatro castros, uno de ellos, aún sin estudiar, separado tan sólo algunos cientos de metros. 

Los arqueólogos no descartan que alguno de ellos hubiera podido reemplazar el fallido intento poblacional del yacimiento objeto de estudio, sobre todo si se tienen en cuenta las fuertes relaciones existentes entre pequeñas comunidades próximas, como parece suceder en este caso.
La peculiaridad que distingue el yacimiento es la ausencia total de restos arqueológicos característicos de un poblado habitado. En su interior se realizaron un conjunto de nueve sondeos arqueológicos que permitieron definir la presencia de una muralla de cuatro metros de anchura. 

En las zonas mejor conservadas la altura alcanza todavía 1,30 metros en su frente externo mientras el interno ha desaparecido o se limita a unas pocas hiladas.

En el lugar se encontraron restos de madera carbonizada que debieron pertenecer a la empalizada que coronaba este tipo de fortificaciones.

En el castro, el espacio rodeado por la muralla queda definido por la corona del cerro, de forma marcadamente oval y de unos 85 metros de largo por 25 de ancho. 

Las medidas responden a un recinto que no supera los 2.000 metros cuadrados, en el que no se encontró nada significativo, es decir, el resultado de las indagaciones fue una ausencia total de materiales arqueológicos que los expertos consideran «una incógnita de difícil explicación». 

La inexistencia de restos propios de un lugar de habitación ha impedido establecer una cronología más allá de «aire arcaico» que se desprende de sus rasgos.

Aun así, la datación de maderas sitúa la construcción entre los siglos VIII y VI a. d. C, es decir, en la primera edad de Hierro y su engarce con el Bronce final, período correspondiente a la primera etapa de la cultura castreña en la zona central de Asturias.

Concejo de Lena. Capital Pola de Lena. Partido Judicial de Lena

Campañas arqueológicas en el Picu L.lagüezos 

(ampliar en el concejo de Aller, en ésta presentación)

 El hallazgo a más de 1.500 m. de altitud,  de una doble fosa en 2013, en el Picu L.lagüezos, refuerza la tesis de una gran batalla en La Carisa, que da una edad de 2o años del siglo I a. de C.
Los arqueólogos han encontrado una construcción romana defensiva para proteger a las legiones tras las duras batallas contra los astures.
Se trata de un asentamiento más estable de lo que se esperaba, con un sistema defensivo, muy elaborado, pues las legiones solo construían lo que necesitaban.

Los nuevos restos del subsuelo de La Carisa podrían ser de otro campamento romano destruido por los astures
 Los arqueólogos que estudian el campamento romano de La Carisa, en el monte Curriechos, en el límite entre los concejos de Lena y de Aller (noviembre 2003).


Mosaico de Memoriana

El  concejo de Lena tuvo una notable presencia romana.
 En el Museo Arqueológico de Asturias se conserva un mosaico proveniente de Memoriana, que se identifica hoy con Mamorana, en la parroquia de Castiello.
 En Memoriana había una «mansio», que eran una especie de paradas oficiales incluidas en las principales calzadas y pagadas por el Gobierno. 

Concejo de Noreña. Capital Noreña. Partido judicial de OVIEDO.

Los túmulos de La Pasera

(Noreña) 

La Casa de Cultura de Noreña acogió el domingo 9 de junio de 2016 la presentación de la guía de Noreña incluida en la colección "Asturias, concejo a concejo", que edita el Real Instituto de Estudios Asturianos (RIDEA).

Los autores, glosaron distintos pasajes de la historia local, reclamando, mayor atención para su patrimonio. "Los túmulos neolíticos de La Pasera están llenos de escayos. En medio de uno hay plantada incluso una torre de alta tensión. Se deben de proteger, porque sería una pena que algo que tiene 4.000 o 5.000 años lo perdamos", lamentó Leirado, responsable de los apartados referentes a la Prehistoria, la Historia Antigua y la Historia Medieval.

El acto sirvió de reivindicación de la historia de la Villa Condal y de su rico patrimonio que no siempre ha recibido la atención que se merece.

Participaron en el acto los cuatro autores de la guía, un equipo interdisciplinar formado por los historiadores Carlos González Cuesta y José Antonio Leirado, la historiadora del Arte Bárbara Barreiro y el geólogo Andrés González Quirós.

Los autores estuvieron flanqueados por el director del RIDEA, Ramón Rodríguez; el subdirector y responsable de la colección, Andrés Martínez Vega, y la alcaldesa de Noreña, Amparo Antuña.

Fue Antuña, en su papel de anfitriona, la primera en reivindicar la historia local y, también, la labor de varias generaciones de historiadores, empezando por Juan Uría Ríu. "Noreña siempre estuvo preocupada por su pasado", afirmó la Alcaldesa.

Por su parte, Carlos González Cuesta, que completa el recorrido histórico hasta nuestros días, reclamó a las nuevas generaciones de historiadores que continúen con la labor: "Es necesario estudiar en profundidad la historia contemporánea de Noreña".

Bárbara Barreiro, responsable del apartado dedicado al patrimonio, animó a los noreñenses a descubrir los bienes del concejo y reivindicó la figura del arquitecto Enrique Rodríguez Bustelo.

González Quirós desveló un dato singular: en La Felguera de Noreña se encontraron restos de un diplodocus de hace 150 millones de años. Uno de los pocos dinosaurios hallados en el interior de la región (lne 10 junio 2016).


Concejo de OVIEDO. Capital OVIEDO. Partido judicial de OVIEDO.

OVIEDO. 

Monasterio de San Vicente (año 761)

Fundado por el presbítero Máximo y varios siervos de la orden de San Benito de Nursia. Ese mismo año llega fray Fromestano para ejercer de abad del Monasterio. En en 871, se incorporan a la comunidad 26 monjes, entre ellos el presbítero Montano.

OVIEDO.

La Foncalada. Patrimonio de la Humanidad

La fuente considerada hasta ahora medieval sita en la calle ovetense del mismo nombre, está datada entre los años 866 y 910, es decir, a caballo entre los siglos IX y X, pero nunca ha sido sometida a la prueba del carbono 14. Pese a los cinco siglos que la separarían de la hallada ahora en la Rúa, los arqueólogos destacan la enorme similitud entre una y otra.

OVIEDO. 

Castro de Llagú. 

De fundación prerromana (siglo V a. C.) y población indígena. En el siglo I de ésa época es la ocupación romana del castro, siendo también los restos hallados en Paraxuga, donde hoy se levanta la Facultad de Medicina, en el barrio del Cristo en Oviedo.

FARO (Oviedo).
 Primer horno cerámico.


El hallazgo en la zona del Cantu del Rey, durante el año 2012,   de un recinto para la cocción de cerámica, localizado por el equipo del arqueólogo Alfonso Fanjul durante la realización de diversos sondeos en el yacimiento del Cantu del Rey, supone la localización del primer horno medieval de cerámica descubierto hasta el momento en Asturias.

 Durante las excavaciones se ha podido documentar la presencia de abundantes carbones en la cámara de combustión de la estructura de cocción, lo que, según el responsable de los trabajos, permitirá fechar mediante el carbono 14 el momento en el que fue utilizado.

Aunque es pronto para aventurar una datación, los restos de cerámica de tipo peine que se encontraron en el interior de la estructura parecen constatar una antigüedad que podría ser anterior al siglo XII, el hallazgo es importante, porque va a permitir conocer con exactitud la cerámica medieval asturiana, hasta ahora ausente en la arqueología de Asturias, «lo que impedía dar cronologías a muchas piezas y estructuras que aparecían en excavaciones urbanas de diferentes ciudades de la región».

El horno localizado en Faro es de pequeño tamaño y estaba construido en un terreno pendiente. La boca por la que se introducían la leña y las piezas de cerámica era lo único que quedaba a la vista, al encontrarse toda la estructura tapada con una capa de cerámica y una cubierta vegetal.
 El Cantu del Rey fue excavado con anterioridad en los años ochenta, y ya entonces se comprobó la existencia de un alfar medieval.
 Después, el seguimiento arqueológico realizado en distintos solares de Oviedo en el año 2008 permitió documentar numerosas muestras de cerámica medieval de Faro.
Ya entonces se hablaba de la posibilidad de que las piezas de barro negras pertenecieran a un alfar del siglo X, y que las esmaltadas procedieran de uno del siglo XIII

QUIRÓS. Capital del Concejo BÁRZANA. Partido Judicial de POLA DE LENA.

 Paré los Cinchos (Quirós).

El Hombre de las Ubiñas

En una zona peligrosa e inhóspita por encima de los 1.900 m. de altitud y de dificil accesos, con nieve durante casi todo el año, arqueólogos de la Consejería de Cultura del Principado, han extraído un esqueleto casi completo, de una sima que ha sido taponada por un derrumbe,  que presenta concreciones calcáreas en sus huesos

obtuvo el esqueleto  durante el mes de septiembre de 2013 y ha sido bautizado como el Hombre de las Ubiñas.

Los análisis del carbono 14, según el Director General de Patrimonio (enero 2014),  no dejan lugar a dudas, el esqueleto, correspondería a un individuo varón que tenía entre 16 y 18 años, y que vivió entre el 1900 y el 1800 antes de Cristo, en la transición entre el Neolítico y la Edad del Bronce. El Director General se ha referido al descubrimiento como un "hallazgo paleontológico muy importante"

La cueva en sí se encuentra en una de las paredes del pico de El Fotán, es de muy difícil acceso y ni siquiera cuenta con topónimo. La Cueva del Gatu Vetu la han bautizado los espeleólogos Francisco del Busto, Evaristo Prieto y Jesús Manteca, que hicieron posible el acceso a la cueva y la extracción de los restos, porque en ella ya habían aparecido en 2012 pasado los restos óseos de un lince.

 La boca de la cueva está ubicada en un buen punto de observación, desde la que se domina todo el circo glaciar del macizo de Ubiña. Pudiera ser que estuviese cazando en la zona, se adentrase en la cueva y se perdiese.

El acceso hasta este lugar quizá fuese mucho más fácil que actualmente por el efecto de la glaciación de la época, que permitía alcanzarlo caminando por una pista de nieve.

En el año 2.012 y por encima de éste punto, fue localizado  un esqueleto completo de un lince boreal que está siemdo estudiado por paleontólogos de la Universidad de Oviedo.


SAN MARTÍN DEL REY AURELIO. Capital del Concejo SOTRONDIO.  Partido Judicial de LAVIANA.


El pozo Sotón fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC)

Consejo de Patrimonio, en enero de 2014 con la particularidad que aún está en activo, aunque cesará este año 2014, seguir leyendo...

Campa de l'Españal

El dólmen megalítico 

El Ayuntamiento de San Martín del Rey Aurelio señalizará el dolmen megalítico situado en la campa l'Españal y los accesos al mismo desde La Casilla o La Campeta, una vez que han concluido las labores de limpieza y desbroce en estos puntos, llevadas a cabo por personal municipal.

El alcalde, y el arqueólogo del Servicio de Patrimonio de la Consejería de Cultura, César García de Castro, visitaron el 23 de enero de 2014 el lugar acompañados de técnicos municipales con motivo de la finalización de los trabajos de acondicionamiento del entorno y para interesarse por las características del dolmen y su conservación.

El alto de la campa de l'Españal, donde se ubica el monumento megalítico, ofrece además impresionantes vistas de los montes de Peña Mea, Las Ubiñas o El Aramo. El patrimonio arqueológico del municipio se convierte así en un atractivo turístico más, junto a la oferta paisajística, cultural y gastronómica.

El trayecto desde hasta la campa de l'Españal desde el centro urbano del concejo se estima en unos quince minutos en coche para cualquiera de los dos accesos, ya sea desde La Casilla, en Blimea, o desde La Campeta en Sotrondio. El resto del camino hasta llegar al dolmen puede hacerse a pie o en todoterreno.

El dolmen olvidado de San Martín del Rey Aurelio

¿Cuántas personas saben en la comarca que en San Martín del Rey Aurelio se conserva, en muy buen estado, un dolmen megalítico?.

Este desconocimiento pretende paliarlo ahora el Ayuntamiento del concejo, que tiene previsto señalizar el monumento prehistórico, situado en la campa L'Españal, así como sus accesos. En los últimos días, operarios municipales desarrollaron labores de limpieza y desbroce en esta misma zona.

Desde el Ayuntamiento de San Martín del Rey Aurelio se expuso que el objetivo de las actuaciones (señalización y limpieza) es el de "poner en valor el patrimonio arqueológico del municipio". 

El alcalde, Enrique Fernández, visitó el enclave junto al arqueólogo del Ser vicio de Patrimonio de la Consejería de Cultura, César García de Castro, con motivo de la conclusión de los trabajos de acondicionamiento del entorno y para "interesarse por las características del dolmen y su conservación". 

Los accesos al monumento megalítico se encuentran en las zonas de La Casilla (por la parte de Blimea) y La Campeta (desde Sotrondio). En ambos casos, desde los núcleos urbanos se realiza un trayecto de unos quince minutos de duración. En un punto dado, es necesario dejar el coche (si no se va en vehículo todo terreno) y realizar la última parte del trayecto a pie.

Desde la campa L'Españal, situada en el cordal montañoso que separa los municipios de San Martín del Rey Aurelio y Bimenes, ofrece además grandes vistas de los principales montes del centro de la región, como Peña Mea, la zona de El Aramo y el macizo de Las Ubiñas. 

El Consistorio subrayó que "estas acciones para promocionar el dolmen se enmarcan dentro de las actividades encaminadas a difundir el patrimonio arqueológico del concejo, que junto a la oferta paisajística, cultural y gastronómica forman parte de los recursos turísticos" del concejo. El dolmen de la campa L'Españal, en principio, se erigió en el tercer milenio antes de Cristo.

Los dólmenes (palabra bretona que significa "mesa grande de piedra") fueron en general construidos en la época del Neolítico final y a principios de la Edad del Cobre (entre unos 6.000 y 2.500 años antes de Cristo).

Generalmente se les atribuye un uso de sepulcro colectivo, pero los expertos también apuntan usos relacionados con el marcaje de un territorio. En el caso del dolmen de la campa L'Españal, se trata del primer vestigio de la existencia de poblaciones estables en la zona que actualmente ocupa San Martín (lne 24 enero 2014).

Concejo de Siero. Capital Pola de Siero. Partido judicial de Oviedo.

PAREDES (Siero).  

Necrópolis tardorromana

Vasijas de vidrio, cerámica y utensilios se suman al hallazgo del enterramiento de Paredes

Han aparecido en la necrópolis tardorromana de Paredes (Siero), en buen estado de conservación y relacionadas con ofrendas rituales funerarias.

Los arqueólogos indican que el hallazgo ha permitido identificar la naturaleza de las ofrendas alimentíceas e identificar productos cosméticos (lne 30-8-2001).

 Concejo de Villaviciosa. Capital Villaviciosa. Partido judicial de Oviedo.

Peón (Villaviciosa). 

Necrópolis tumular.

Se localiza en el Cordal de Peón a unos 1.200 m. al norte del Alto de La Cruz (436 m.), por donde pasa la etapa 1 Gijón - Breceña del Camín Xixón - Cuadonga. Comparte espacio con un ärea recreativa. 

La zona fue investigada por José Manuel González y Fernández Vallés (1.937) y por Miguel A. de Blas Cortina entre los años 1989 y 1990, de los análisis con radiocarbono dató túmulos con más de 5.000 años de antigüedad. Se encontraron hachas de silex y la cerámica que entonces era la más antigua encontrada en Asturias.

Castro de Olivar (Villaviciosa)

Se ubica en el paraje El  Campón, en la margen derecha de la ría de Villaviciosa  a la cota 50m.   aproximadamente,  a unos 500 m al N. de Selorio, que ha sido estudiado por el arqueólogo Jorge Camino, del Museo Arqueológico de Asturias, entre 1987 y 1996, publicando los resultados en el artículo «Análisis del conchero del castro de El Campón» y «Concheros castreños y romanos del Cantábrico Occidental (Asturias y Galicia)

Se han topado con conchas de púrpura, que data de los siglos VIII al VI antes de Cristo, lo que demuestra que ese período fue más cálido, según los historiadores de la Universidad de Santiago de Compostela Carlos Rodríguez y José Manuel Vázquez, estiman  que había un grado más de temperatura media, que puede llegar hasta los dos respecto a los ciclos fríos.

Hasta la fecha se conocía la presencia de esta especie en los poblados de época romana (siglos I y III después de Cristo), una etapa particularmente cálida, según se constata en diversos estudios europeos, pero no en períodos anteriores. 

Sus habitantes, en los siglos VIII y VI a. C., ya explotaban la marisma para alimentarse, pues se encontraron restos de conchas de púrpura, navajas, almejas, berberechos o lapas. Los expertos sostienen que los habitantes de este castro ya explotaban los recursos del estuario, al igual que los agropecuarios.

Se tiene conocimiento del marisqueo desde el Paleolítico Superior y se intensificó en el Neolítico.

Castro de Olivar (Villaviciosa). 

Se ubica en el paraje El  Campón, en la margen derecha de la ría de Villaviciosa  a la cota 50m.   aproximadamente,  a unos 500 m al N. de Selorio, que ha sido estudiado por el arqueólogo Jorge Camino, del Museo Arqueológico de Asturias, entre 1987 y 1996, publicando los resultados en el artículo 

«Análisis del conchero del castro de El Campón» y «Concheros castreños y romanos del Cantábrico Occidental (Asturias y Galicia).

Se han topado con conchas de púrpura, que data de los siglos VIII al VI antes de Cristo, sus habitantes, en los siglos VIII y VI a. C., ya explotaban la marisma para alimentarse, pues se encontraron restos de conchas de púrpura, navajas, almejas, berberechos o lapas.

La Edad de Hierro fue caliente en el  El Campón (Villaviciosa),
pueblo de mariscadores

Los investigadores determinan, tras hallar conchas de púrpura en el castro de El Campón, que entre los siglos VIII y VI antes de Cristo había un grado más de temperatura

La aparición de conchas de púrpura («Thais haemastoma») en el castro de El Campón, en Olivar (Villaviciosa), que data de los siglos VIII al VI antes de Cristo, demuestra que ese período fue más cálido. Se cree que había un grado más de temperatura media, que puede llegar hasta los dos respecto a los ciclos fríos.

Hasta la fecha se conocía la presencia de esta especie en los poblados de época romana (siglos I y III después de Cristo), una etapa particularmente cálida, según se constata en diversos estudios europeos, pero no en períodos anteriores.

La investigación la han desarrollado los historiadores de la Universidad de Santiago de Compostela Carlos Rodríguez y José Manuel Vázquez, apoyados en las excavaciones desarrolladas por el arqueólogo Jorge Camino, del Museo Arqueológico de Asturias, entre 1987 y 1996, en los castros maliayos. 

Los resultados los han publicado en el artículo «Análisis del conchero del castro de El Campón» y «Concheros castreños y romanos del Cantábrico Occidental (Asturias y Galicia)».

Actualmente, la púrpura ha quedado reducida al golfo de Vizcaya. En este estudio se plantea que la causa del retroceso de su distribución se debe a factores climáticos, pues es una especie termófila, más abundante, por ejemplo, en el Mediterráneo. 

Es decir, durante los milenios históricos habría predominado una tendencia al enfriamiento de las aguas marítimas superficiales, aunque el ambiente de las rías gallegas y la de Villaviciosa sería más templado. Hay que tener en cuenta que los cambios de temperatura de los océanos son más lentos que los terrestres.

La aparición de la «Thais haemastoma» en el castro de El Campón «constituye un caso especial, dado que posee una cronología muy anterior a la de los yacimientos gallegos, lo que nos podría llevar a plantear la posibilidad de una hipotética etapa de calentamiento de las aguas en la zona en el inicio de la Edad del Hierro», apuntan los expertos en el mencionado trabajo.

La púrpura era utilizada en la antigüedad, principalmente, para la elaboración de tintes. Pero debido a que para este proceso se precisa emplear gran número de ejemplares y en El Campón no aparecieron grandes cantidades de esta caracola, esto hace pensar que se destinaba a alimento.


Según los estudios sobre las oscilaciones del nivel marino, se estima que durante la habitación de El Campón sería «algo más elevado» que en la actualidad. Influyeron otros factores como los rellenos realizados por el hombre en los porreos (terrenos ganados a la ría) y los de carácter natural, que aún continúan.

Los expertos sostienen que los habitantes de este castro ya explotaban los recursos del estuario, al igual que los agropecuarios. Se tiene conocimiento del marisqueo desde el Paleolítico Superior y se intensificó en el Neolítico.

Las conchas encontradas en el castro de El Campón demuestran que por aquel entonces ya se extraían especies como navajas, berberechos, almejas finas y bravas y lapas. El mencionado artículo destaca que «el estudio de la muestra malacológica procedente de El Campón tiene una gran importancia para aproximarnos al conocimiento del aprovechamiento de los recursos marinos dentro del mundo castreño asturiano y del Cantábrico Occidental, porque los análisis de este tipo son muy reducidos».

Los mencionados condicionantes climáticos también ayudan a explicar un «peculiar acontecimiento ocurrido con los castros de Villaviciosa durante el primer milenio antes de Cristo», apunta el arqueólogo Jorge Camino.

Se trata del abandono de los poblados de la primera Edad del Hierro (entre los siglos VIII y VI) que estaban situados sobre las zonas bajas de los valles. Es el caso de Castillo de Camoca y El Campón de Olivar. A partir del siglo IV antes de Cristo fueron sustituidos por otros situados en zonas más altas, como el Picu Castiellu de Moriyón.

«Esos castros más viejos se desenvolvieron en una economía agropecuaria con cultivo de cereales, como la escanda menor y la cebada, y la cría preponderante de ganado vacuno, que aprovechaban las tierras de los valles próximas a los poblados», apunta. 

Las excavaciones que este arqueólogo realizó allí demostraron la relevancia de «la producción de una metalurgia de bronce de calidad, que producía objetos de prestigio y se abastecía de materias primas desde el exterior». Agrega que gran parte de ese comercio se realizaba por mar, de ahí el papel de la ría de Villaviciosa en aquella época, y estaba vinculado a la existencia de unas élites locales que lo impulsaban y controlaban.

Villaviciosa no fue una excepción, pues en muchas zonas de Europa se produjo el mismo fenómeno de abandono. Hasta la fecha, se achacaba a una crisis comercial, dependiente de la aparición del hierro y del cambio de los agentes y poderes comerciales mediterráneos, que habrían minado el poder de las élites locales y su papel de redistribución social de los productos.
Otros indicios en Centroeuropa y las Islas Británicas apuntan a factores económicos una parte de la responsabilidad. Pero un significativo enfriamiento e incremento de la pluviosidad, unidos al empobrecimiento de las tierras de cultivo, habrían motivado el paulatino cambio de residencia y el abandono de las tierras situadas cercanas a las vegas, por el empeoramiento de las condiciones ecológicas. 

Por lo que el surgimiento, algún tiempo después, de poblados más altos como los de Moriyón y Caravia se debería al aprovechamiento de tierras más ligeras y saneadas. Todo ello en el marco de la competencia social y territorial que representan los castros.

En la foto aérea del castro de El Campón,  se aprecia su ubicación circular originaria a la derecha, con el pueblo de Olivar detrás y la ría de Villaviciosa, que estaría al fondo.

Sus habitantes, en los siglos VIII y VI a. C., ya explotaban la marisma para alimentarse, pues se encontraron restos de conchas de púrpura, navajas, almejas, berberechos o lapas (lne 28 enero 2013).

El arqueólogo Jorge Camino, observando la lápida de Grases.

La Lápida de Grases

(Villaviciosa).

Está empotrada en un muro interior del pórtico de la iglesia  parroquial de San Vicente de Grases, fue descubierta en 1925 en una remodelación de la iglesia por su párroco D. Antonio Amézaga.

Tiene unas medidas de 0.59 m de alto y 0.29 m de ancho y le falta parte de la inscripción que se dedica a un Dios indígena de los Luggones, pueblo astur que ocupaba la zona central  de Asturias y el valle del Duerna, en el norte de León.

La Fundación Cardín, que recopilalas interpretaciones históricas de la pieza, del siglo I,   y mejora su protección con una pantalla de cristal

Los vecinos de Grases, en Villaviciosa, se sienten orgullosos de la lápida del siglo I después de Cristo del porche de su iglesia, dedicada a San Vicente. Son muchas las personas que recalan en el pueblo maliayés para visitar la pieza.

Su estado de conservación es bueno, a pesar de que falta la esquina superior izquierda, pero quieren mejorar su protección.

 La Consejería de Cultura ya ha dado el visto bueno para que la Fundación José Cardín Fernández acometa las labores de limpieza y conservación de la lápida prerromana y se prevé que lo haga en colaboración con el Museo Arqueológico de Asturias.

La entidad maliayesa es la que ha promovido un estudio detallado de esta inscripción en la que trabaja en colaboración con el mencionado museo y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Las pretensiones son proteger la piedra con una pantalla de cristal para evitar su deterioro, colocar un cartel informativo que incluya la traducción del texto y realizar una reproducción de la lápida, así como la publicación de una monografía divulgativa en la que se actualicen las interpretaciones dadas como buenas hasta la fecha.

Trabajan en este proyecto la investigadora del CSIC y especialista en epigrafía Almudena Orejas, el etnógrafo Astur Paredes y el arqueólogo del Museo Arqueológico de Asturias Jorge Camino.

Este último investigador destaca la importancia de la pieza porque «no hay tantas en Asturias, y menos en Villaviciosa». Además, agrega que el 90 por ciento de estas inscripciones se conservan en el museo y ya no se encuentran en su lugar de origen.

En el caso de Grases, «quedó bajo la custodia de la iglesia y de los propios vecinos». La traducción de esta inscripción en latín es: «Los luggones arganticaenos dedicaron estos monumentos a _lovio Tabaliaeno».

 El nombre concreto de la persona homenajeada se desconoce porque falta la parte inicial del texto, que podría corresponderse con tres letras.

La pieza fue encontrada por el párroco en 1925, cuando se acometían unas obras en el templo, que data de 1768; pero la primera mención como iglesia de San Vicente es del siglo XIV. Algunos restos, como los canecillos bajo el alero, recuerdan el templo románico anterior. No obstante, se desconoce la procedencia y ubicación original de la lápida.

Parte del interés de esta pieza radica en que habla de los luggones, un antiguo pueblo astur del que hay pocas referencias. Una de ellas es una inscripción aparecida en el Sueve.

Jorge Camino explica que también es reseñable la lápida prerromana de Grases porque data de la segunda mitad del siglo I, momento de la interrelación cultural y administrativa entre los romanos y los pueblos indígenas tras la conquista.

El profesor universitario Diego Santos realizó un estudio epigráfico de la historia medieval y antigua de Asturias en la que propone que esta inscripción estaba dedicada a una divinidad. Pero los nuevos estudios interpretan que la piedra se refiere a un antepasado, que podría ser Pentovius.

«No se corresponde con una lápida mortuoria, más bien tiene carácter honorífico familiar», apunta Camino.

El nuevo estudio propone que los luggones arganticaenos eran una unidad familiar aristocrática y su nombre significaría «los más brillantes hijos Lug (divinidad solar y de la luz», por lo que se deduce que con esta lápida se están autoerigiendo en los mejores de su pueblo y se la dedican a un antepasado.

 Hay que tener en cuenta que en Puelles (localidad próxima a Grases) había un establecimiento romano colonial. Se estima que este grupo aristocrático actuaba como mediador entre la sociedad indígena y el poder romano.

El arqueólogo añade que arganticaene es Argandenes, localidad piloñesa en la que se encontró un panteón familiar de época romana y altomedieval. «Sugerimos que esta familia pudo haber establecido aquí una casa solariega familiar», explica (lne 23 enero 2013).


5.-   Signos abstractos en las cuevas asturianas.

Los fósiles del lenguaje,  amplio repertorio de signos abstractos en las cuevas asturianas. Las cuevas prehistóricas albergan lo que los científicos consideran el primer sistema de expresión gráfica del hombre primitivo, del que en Asturias hay muestras abundantes. 

Lo primero que hizo la investigadora fue una base de datos de lo hallado en los diferentes yacimientos del mundo, que le permitió comprobar que 26 de estos signos aparecen de forma constante en los diferentes santuarios rupestres del planeta durante al menos 30.000 años.

Con estos resultados, no duda en defender la presencia de un código simbólico y universal muy anterior a lo que se creía.

En Asturias son varias las cuevas que ofrecen un repertorio de signos pictóricos del máximo interés. Realizados en rojo, ocre o negro, forman parte de los paneles donde se concentran las pinturas de representación animal, pero también se localizan en lugares más discretos o difíciles para dibujos figurativos, como es el caso de los que aparecen sobre estalagtitas o estalagmitas.

Una de las grutas asturianas donde el universo simbólico tiene amplia representación es la cueva del Pindal (Ribadedeva), donde se pueden observar dos series de puntos en rojo y varios signos claviformes; son trazos verticales con un ensanchamiento en el centro o en el tercio superior. También allí se distinguen varios signos lineales y una dudosa mano pintada de rojo.

 La cueva de Llonín, en Peñamellera Baja, conserva un panel con gran profusión de signos abstractos. Se trata de pinturas de color rojo que han sido realizadas a lo largo de un amplio arco temporal.
 Las señales más arcaicas corresponden a trazos lineales de color rojo teja, manchas dispersas de color y un signo cuadrangular
 A otras fases pertenecen un signo rectangular, trazos verticales paralelos o trazos curvilíneos y series de puntuaciones. Se podría decir que Llonín es un catálogo de arte abstracto en el que abundan los trazos múltiples o simples, rojos o negros y realizados en diferentes momentos de ocupación. Es curioso también el tipo de figura localizada en la cueva de la Herrería, en Llanes, donde se concentra una serie de rasgos paralelos encerrados en un contorno cuadrangular.

 Otros dos santuarios rupestres asturianos donde están presentes estas muestras son la cueva de Candamo, con series de puntuaciones negras y rojas, y Tito Bustillo, donde se observan trazos y puntuaciones rojas sobre un gran bloque de piedra a los que se unen otros signos extendidos por toda la cavidad, entre los que figura una mano en negativo.

La principal conclusión del análisis de Petzinger es que «hubo un código simbólico universal con significado propio anterior a la escritura, un sistema que sería utilizado para la comunicación de ideas o conceptos y que sería definitivo para la aparición, tiempo después, de la escritura».

Grabados en la cueva  de  San Pedro de Candamo. Patrimonio de la Humanidad.

El arqueólogo Javier Fortea al datar 4 puntos negros pintados en el muro de los grabados dejaron dos resultados dispares, unos de 15.000 años y otros de más de 30.000 años, hoy se sabe que ésta última datación es la mas probable, según el profesor Clottes.

El  catedrático de Prehistoria del País Vasco Ignacio Barandiarán matiza  que no hay duda de que el arte del Paleolítico de los últimos 35.000 años en Eurasia es un lenguaje gráfico. «Cualquier prehistoriador sensato puede ver una comunidad de estilo y de tratamiento, una comunidad de temas, ya sean simbólicos o figurativos».
Esta afirmación la corroboran expertos como Leroi Gourhan, para quien «en estos 35.000 años se ha pensado lo mismo y se ha expresado de la misma forma».
Barandiarán, afirma que la similitud de símbolos «pudo ser casualidad o convergencia»,  también ve elementos en común en la pintura figurativa, como sucede con los bisontes de la cueva asturiana de La Covaciella y los de la cueva francesa de Niaux. «El modelo es similar, pero luego hay diferentes tratamientos».
También destaca la convergencia dentro de la cornisa cantábrica, porque hay muchas coincidencias en la pintura de animales y más en la de signos. Pero la unidad no es universal porque hay signos en las cuevas cantábricas que no tienen nada que ver con otros de Francia.

En Asturias hay representaciones que no se observan en otras zonas, lo que no impide constatar que entre todos estos lugares haya signos comunes, y cuanto más simples, más comunes.

En Asturias y Santander hay toda una serie de señales pictóricas distintas a las de otras regiones, que tienen a su vez sus propios signos específicos. «Se ha hablado de que podrían ser emblemas territoriales, pero tampoco está muy claro», señala César González. «Cuando analizamos su distribución en las cuevas, nos encontramos con que no son emblemas heráldicos, ya que no están en sitio visible, las representaciones abstractas suelen estar mucho más escondidas que las animales», comenta.
Aun así, el catedrático defiende que ambos tipos de pintura son contemporáneas y no cree que hubiera un tipo de lenguaje simbólico previo que fuera precursor del arte rupestre.

Entre los signos más habituales figuran la línea de puntos o las rayas paralelas, los símbolos vulvares o los cinco dedos de la mano, el triángulo, el cuadrado, el ojo... una serie de ideogramas que para algunos serían suficientes para componer un alfabeto.
Muchos de ellos formarán parte después de las primeras escrituras ideográficas, antes de ser utilizados como emblemas de conceptos religiosos, filosóficos o ideológicos. (10 junio 2010)

6.- Arqueología desde el aire

Arqueología desde el aire.  Un grupo de investigación impulsado por la Universidad de Burdeos en el que participan historiadores y arqueólogos españoles han conseguido localizar antiguos asentamientos de la época de la ocupación romana en la cornisa cantábrica mediante prospecciones aéreas. 

Desde el avión han fotografiado, entre otros, cinco probables asentamientos astures y romanos en los entornos de los puertos de San Isidro y Pajares, en los límites de las Cuencas con León. Ángel Morillo, profesor titular de Arqueología Romana de la Universidad Complutense de Madrid se centró en la investigación realizada en León y en la zona de Asturias que limita con esa provincia. 

En su caso, comparte protagonismo con el investigador de la Universidad de Burdeos François Didierjean, que es el que ha pilotado la avioneta con la que recorrieron la zona en busca de nuevos hallazgos. «Hemos hecho siete vuelos de exploración en los que hemos realizado decenas de fotografías de lo que parecen ser asentamientos astures y romanos en el límite con la provincia de León», explica Morillo.

El proyecto se encuentra en una primera fase de exploración aérea «y para completarse tendríamos que trabajar sobre el terreno para comprobar la veracidad del descubrimiento.

De hecho, hace poco hicimos un reconocimiento en tierra en León y comprobamos que lo que pensábamos que era una estructura antigua, en realidad eran unos canales», «Combinamos las imágenes con el Sistema de Información Geográfica de Parcelas Agrícolas (Sigpac) y Google Earth, que es una gran ayuda para hacer las cartografías arqueológicas», apunta el profesor. 

Estos programas informáticos, que utilizan las imágenes de los satélites, «son necesarios, pero más para posicionar que para encontrar los restos arqueológicos, ya que el punto de vista que tenemos desde una avioneta es mucho más conciso»,  los investigadores pondrán el proyecto a disposición de la administración, así como de otros arqueólogos interesados en la materia. Entre estos últimos se encuentra Jorge Camino, arqueólogo del Museo de Asturias y director de las excavaciones que se han hecho en la zona de La Carisa.

De hecho, gracias al trabajo del equipo impulsado por la Universidad de Burdeos se descubrieron hace unos meses restos de una probable fortaleza defensiva de origen romano en la Collá Propinde, en Lena, donde Camino pretende excavar este verano.
El objetivo final de este proyecto hispano-francés es «ayudar a proteger el patrimonio, ya que conseguimos completar los mapas arqueológicos que tiene la administración, que pueden ser claves ante el desarrollo de cualquier proyecto urbanístico o de infraestructuras».

También les mueven otros intereses, en el caso de Morillo, «la iniciativa me interesa desde el conocimiento general de la época prerromana y romana. En mi caso, exploro la zona leonesa porque fui profesor de arqueología en la Universidad de León durante ocho años, y sigo vinculado a ella, sobre todo en iniciativas de tema militar sobre la invasión romana. Así que cuando la Universidad de Burdeos me planteó colaborar, acepté».

Los estudios de estos investigadores, que arrancaron hace tres años, también se han centrado en otras zonas del país, como Cantabria, Navarra y La Rioja.

En total, el proyecto está formado por un grupo de 16 investigadores que se ocupan de diferentes ámbitos del proyecto, la mitad españoles y el resto de la Universidad de Burdeos, dirigidos por Milagros Navarro. (13 marzo 2011).

7.- Noticias arqueológicas 

de la zona centro de Asturias.

 El castro de de la Punta del Castiello en  Podes (Gozón),
por el móvil.

Dos expertos diseñan una aplicación para conocer el yacimiento mediante explicaciones de un curioso personaje

Juan Marcos Álvarez y Alberto Álvarez Peña son miembros de la asociación Edicca (Educación y divulgación de las ciencias y las artes de Asturias) y se han embarcado en un proyecto para recuperar, al menos digitalmente, el castro de la Punta del Castiello, en Podes. 

Han creado un personaje denominado Larus, un ser medieval que dirige a los expedicionarios que acuden a la zona en la que se ubicó el castro y muestra las principales características de este enclave fortificado.

Juan Marcos Álvarez se ha encargado de la programación y Álvarez Peña de las ilustraciones e investigación que ayuda a conocer mejor el emplazamiento que no tiene visos aún de ser excavado. "Es una aplicación interactiva en la que puedes ver y conocer el foso, la muralla, la superficie y los materiales hallados en la zona como fíbulas", explican. Una vez que el excursionista inicia el "juego", Larus es el guía. Pertenece a la tribu de los "luggones", antiguos pobladores de parte de Asturias en tiempos de los astures. La aplicación sirve para móvil y tablet, aunque por el momento las claves para acceder están en manos de sus creadores y de la asociación cultural "El Curbiru".

Para desarrollarla, Álvarez Peña tuvo que hacer un trabajo de campo previo. Tras no pocas visitas a la zona, los vecinos fijaron la toponimia menor de los enclaves del castro, que también ha sido incluida en el "videojuego". La bolera de los moros, el cementerio y el claustro son algunos de los nombres que han dado a los lugares.

Los expertos fijan una época, entre el siglo X antes de Cristo y el IV después, para la cultura castreña. "Podemos intuir que hubo presencia del ejército romano tras el hallazgo de fíbulas de tipo aucissa", indica Álvarez Peña. En la idea de desarrollar la aplicación sobre el castro de Podes pesó mucho el espacio en el que se ubica, que facilitó esta "reconversión" a la realidad virtual.

Para activar la aplicación, los "jugadores" deberán acudir in situ al espacio que hace siglos ocupó el castro, al que se accede por Puerto Llampero. "Es una aventura gráfica y eres tú el que la diriges", destaca Juan Marcos Álvarez, mientras ordena a Larus a través de su móvil que vaya a visitar el yacimiento, en el que se encontraron restos de animales muertos como cabras, vacas o cerdos. El recorrido que plantea el personaje ficticio puede llevarse a cabo en una hora sin moverse del entorno. Los emplazamientos están ubicados unos a pocos metros del resto y permite a los excursionistas hacerse una idea de cómo pudo ser aquel entorno a través de seis zonas interactivas.

Con esta iniciativa, Juan Marcos Álvarez y Alberto Álvarez Peña invitan a acercar la Historia antigua de los moradores de Punta del Castiello y de paso, reivindican el estudio de estos enclaves que, hace siglos, fueron zonas de defensa e impulso cultural. Y que ahora esperan por un estudio exhaustivo (lne 30 octubre 2017).

Bustiello (Mieres), 

el Vaticano minero 

Antonio López y López (Comillas, 1817) cambió sus orígenes humildes en un viaje a Cuba. Ayudado por prestamistas, amasó una fortuna como esclavista, a base de la trata de negros y pocos escrúpulos. Allí ganó su carente prestigio social casándose con la hija de un comerciante y, de vuelta en España, asentado en Barcelona, su fortuna creció como la espuma con empresas navieras y ferroviarias, contratos como el servicio de correos estatal y favores al rey hasta crear un imperio:

el ‘holding’ de Comillas. 

Como avispado empresario, a finales del siglo XIX puso su mirada para lograr energía en Asturias, en las Cuencas. 

Compró minas en Aller, Mieres y Lena en una época donde el carbón era una auténtica mina y con las facilidades para quien años atrás ya había sido nombrado Marqués de Comillas y Grande de España. Pero murió en 1883, sin tiempo para acuñar su sello en el Principado y dejando su imperio a su hijo: Claudio López Bru.

El legado familiar alejó a Claudio de su vocación de jesuita, pero integró religión y negocios, que gestionó incluso con más ambición, y quizá bondad, que su padre. «Lo que tengo que conseguir es que trabajen y sean fieles cristianos», era uno una de sus máximas, según explica la historiadora del arte María Fernanda Fernández. Se alejó de la carrera religiosa, pero nunca de sus creencias.

Así, como máximo gestor de la Sociedad Hullera Española, ideó a partir de 1890 una utopía, el poblado minero de Bustiello: «Un pueblo singular», ejemplo como pocos del paternalismo industrial, de inspiración francesa (su modelo de ciudad jardín) y ordenación basada en las ‘company towns’, que tiene todos trámites en marcha para ser reconocido como Bien de Interés Cultural a partir de 2017. Una joya de las comarcas mineras. 

Lo más parecido a un oasis para una élite de obreros que el segundo Marqués de Comillas aspiró incluso a convertir en concejo propio, y para el que se acuñó el sobrenombre de ‘El Vaticano’. «Era como un estado religioso donde se vivía de lujo», argumenta Fernández.

En Bustiello, pegado a la ribera del río Aller y en los meses fríos tapado por una neblina constante propia de las Cuencas, el reloj de la iglesia se paró hace tiempo a las diez y media: un templo de enormes dimensiones para un poblado que muestra el inmenso poder del arte para adoctrinar a toda una comunidad. 

Como muestra la portilla de entrada rematada con picos y palas, o las tallas del altar y el púlpito, dedicadas a la labor empresarial y social de su fundador.

La iglesia se levanta sobre la parte alta del terreno, frente a la amplia casa del ingeniero (de don Isidro), donde hoy se encuentra el Centro de Interpretación de Bustiello. 

Lo atienden con auténtica vocación María Fernanda Fernández y Roberto Álvarez, de la empresa Pozu Espinos (Consultoría y gestión cultural). Y en este punto comienza una merecida visita histórica, artística y patrimonial en el tiempo digna de colgar a diario el cartel de completo. 

Por un poblado que ha sido estudiado por sociólogos, antropólogos e historiadores (Sierra Álvarez, Shubert, J. L. García o Enrique Moradiellos) e inspirador para escritores como Jorge Martínez Reverte o la propia Laura Castañón (‘Dejar las cosas en sus días’, Alfaguara, 2013).

Bajo las órdenes del ingeniero Félix Parent, a partir de 1890 se configuró de la nada esta pequeña ciudad-capital, metódicamente ordenada con tres calles principales:

  • unas cuarenta viviendas con huerto para los obreros, 
  • dos casas de ingenieros, 
  • alojamientos para el médico y el practicante, 
  • economato y 
  • uno de los centros sanitarios más avanzados de Asturias. 
  • También escuelas de niños y niñas, para formar y ‘adiestrar’ a diversas generaciones.

El tiempo libre se controló en un solo edificio, el casino, donde llamativamente no se podía beber alcohol, y las noticias del exterior se leían a cuentagotas pese a encontrarse en una Asturias convulsa y luchadora. 

Pese a las restricciones de esta especie de isla minera, donde se controlaban hasta las entradas y salidas, el selecto grupo de trabajadores se sentía privilegiado por sus condiciones y el resto de obreros, envueltos en miseria y explotación, aspiraban a formar parte de este grupo o les consideraban unos privilegiados.

Ese férreo control se quedó en un segundo plano; la balanza se inclinaba hacia el bienestar. «Todos buscaban una vida mejor, ellos entendían que eran los elegidos», explica Fernández. 

Resalta las condiciones privilegiadas para estos picadores, capataces, barrenistas o vigilantes, pero también algún peón caminero, que formaron parte de un poblado singular. La historiadora, pese a destacar los privilegios de la comunidad, no encuentra mejor definición que hablar de una «comunidad secuestrada» en su día a día y de su realidad.

El segundo Marqués de Comillas no tomó parte activa, pero sí confió en Parent, quien diseñó con mimo el poblado y eligió con esmero a sus vecinos entre los miles que trabajan para su compañía minera. Un sector extremadamente próspero y con empresas que, para dar una idea de su magnitud, creaban sus propios sistemas de transporte ferroviario y acuñaban sus monedas. 

Para entrar en Bustiello, se seleccionaban «varones que hubieran trabajado más de diez años, cabezas de familia y ‘sin problemas’, como la militancia política contraria al espíritu de la empresa», detalla la historiadora ovetense. El noble no les pagó más que en otras empresas del sector. Tampoco le hizo falta: las prestaciones y la comodidad garantizaron su fidelidad. Era mucho más que un patrón: casi un padre.

En Bustiello se mantuvo esta estricta filosofía, marcada por el trabajo bien hecho, el control, la espiritualidad y la tranquilidad hasta 1967.

Hasta la entrada de Hunosa (entonces se decidió la venta de las viviendas a sus inquilinos). Sin embargo, urbanísticamente ha logrado congelarse en el tiempo al igual que esas agujas del reloj.

Su perpetuidad va más allá: aún rezuma el clima de estado diferenciado perfectamente planificado por el patrón de la Sociedad Hullera Española.

Contribuciones de particulares enriquecen el Centro de Interpretación: como las litografías donadas y sitas en el primer piso de Cheché para concienciar de la importancia de respetar las medidas de seguridad dentro de la mina –como el ‘sombrero protector’ o el calzado, en una época donde el 30% de la población eran analfabeta–, así como de monedas de fichar o para la compra de pan –cedidas por Manuel González–, placas del primer ferrocarril de la compañía –facilitadas por un familiar del último maquinista antes del desguace–, o planos rescatados literalmente de la basura de Hunosa pese a su enorme valor enriquecen aún más la visita a este extraordinario poblado minero.

«Este es el lugar donde mejor plasmó su pensamiento» Claudio López Bru, resume Fernández durante uno de los recorridos guiados. Un marqués, por cierto, al que no le gustaban los homenajes, pero dejó su sello en el poblado, que más tarde le reconocería con una estatua. 

Un poblado que ha merecido que se inicie el proceso para recibir la máxima categoría de protección urbanística y cultural en Asturias pero en el que, por desgracia, mucha gente pasa de largo sin prestarle su valor (elcomercio 4 diciembre 2016)

 

El Parque de la Prehistoria de San Salvador de Alesga (Teverga),

incorpora una pareja de uros, el ancestro de las vacas.

Los nuevos inquilinos del centro tevergano pertenecen a una raza que recrea las características de la especie salvaje, extinguida en el siglo XVII

Una pareja de uros de Heck, una raza bovina que recrea las características del uro, el ancestro salvaje de las vacas domésticas, y una hembra de bisonte europeo se incorporarán este año al Parque de la Prehistoria de Teverga, donde ya viven una pareja de caballos de Przewalski y tres bisontes.

Así lo anunció el viceconsejero de Cultura, Vicente Domínguez, durante la presentación del calendario de actividades del equipamiento hasta el verano.

Uros en el Parque Prehistoria (Asturias)

Uros llegados en 2016 al Parque de la Prehistoria

"Estamos muy contentos porque el Parque es un recurso fundamental para el desarrollo del concejo", manifestó María Amor Ardura, alcaldesa de Teverga.

Los uros están extinguidos desde el siglo XVII, por lo que los animales que llegarán a Teverga son una recreación obtenida mediante selección entre los años veinte y treinta del siglo pasado. 

La pareja llegará, en principio, desde Burgos, aunque, según apuntó el presidente del Centro de Conservación del Bisonte Europeo en España, Fernando Morán, todo depende de si pueden capturarlos o no.

"Son animales ariscos, mantienen un grado de salvajismo similar a sus antecesores", indica. 

En caso negativo, irán a Bélgica a por ellos.

Esta raza se caracteriza por los cuernos en forma de lira y por el pelaje de color oscuro uniforme, aclarado desde la nuca a la cola.

Por otro lado, Morán avanzó que han tratado con hormonas a la yegua de caballo de Przewalski para potenciar su fertilidad. Si no tienen éxito, traerán otro ejemplar. A su vez, "Astur", la cría de los bisontes, será trasladado a Huesca como macho reproductor y, a cambio, llegará una nueva hembra al recinto tevergano.

Estas novedades se acompañan de un amplio calendario de actividades que suma nuevos talleres como "Venus de barro", para ahondar en la evolución de la piedra al metal, y un itinerario interpretativo natural con la Fundación Oso de Asturias (FOA).

Se mantienen el taller sobre creación y usos del fuego en el Paleolítico, "Luces para el artista", que incluye la visita a la Cueva de Cuevas con lámparas de tuétano; el "Viaje a los orígenes del arte", para visitar la Cueva del Conde y el abrigo de Santo Adriano; las meriendas literarias y el taller "El rincón de los inventos", (lne 12 febrero 2016).

El Parque Prehistórico criará una pareja de  bisontes  europeos y otra de caballos  "Prezwalski", ambas de origen prehistórico y en peligro de  extinción. 

La idea se gestó mediante un convenio de colaboración suscrito entre el museo, el Ayuntamiento de Teverga, el Fondo para la Protección de Animales Salvajes (FAPAS) y la Asociación Centro de Conservación del Bisonte Europeo en España. 

El equipamiento cultural adaptará en el exterior un área reservada para los animales y un centro de cría que ayudará a la protección de estas especies en peligro de extinción pero en vías de recuperación. Los animales se podrán visitar de forma gratuita (4 diciembre 2013).

El bisonte europeo que vive en el Parque de la Prehistoria de Teverga procede de Alemania y Bélgica y solamente hay 40.000 ejemplares, su hábitat  es el bosque mixto de hoja caduca en verano y zonas mas altas  y mens húmedas en invierno, con zonas de pastizal y media montaña. 

Consume  hasta 32 kr de material vegetal/día,  mejoran do el entorno donde vive, al consumir ramas, arbustos y troncos  de matorral.

El caballo "Prezwalski",  está considerado como el único caballo salvaje del mundo,   y perfil convexo.se diferencia del caballo común, por la estructura de su cráneo, tiene una cabeza grande y pesada

Quedan unos  1.500 ejemplares/2014 y se localizó en las llanuras  de Mongolia, habitando en zonas  semidesérticas y no arboladas. En el Parque de la Prehistoria se alimenta fundamentalmente de hierbas

El Parque Prehistórico acoge desde diciembre de 2013 una pareja de  bisontes (Pipa nacida en 2011  que llegó preñada  y Lipión) procedentes de Holanda y otra de caballos  "Prezwalski", ambas de origen prehistórico.

La idea se gestó mediante un convenio de colaboración suscrito entre el museo, el Ayuntamiento de Teverga, el Fondo para la Protección de Animales Salvajes (FAPAS) y la Asociación Centro de Conservación del Bisonte Europeo en España. 

El equipamiento cultural adaptó en el exterior un área reservada para los animales y un centro de cría que ayudará a la protección de estas especies en peligro de extinción pero en vías de recuperación. Los animales se podrán visitar de forma gratuita.

En 2014 nació el bisonte "Astur", el pequeñín es una de las atracciones del Parque. Los bisontes estan en peligro de extinción,  una especie que tan solo tiene unos 4.000 ejemplares en el mundo y que desaparecieronde Asturias hace unos 10.000 años...



Enraizados en la historia de la Cabruñana (Grado) .

Dos necrópolis, un asentamiento fortificado y la desaparecida malatería de San Lázaro dan fe de la importancia de Cabruñana

La vida cambió para los vecinos que residen en el alto de Cabruñana desde que se abrió la autovía hace pocos años. "Al quitar la carretera,  que atraviesa la parroquia, esto se murió, el pueblo se fue vaciando.

Actualmente hay muy pocos habitantes aquí de diario" señala Severino del Rosal, propietario del bar restaurante Ana, asomado a la carretera del alto de La Cabruñana. Ofrece menú diario, intenta dinamizar la zona ofertando la celebración de cenas baile como la que tiene lugar hoy sábado. 

También nota este cambio Julia del Rosal, propietaria del bar restaurante Del Rosal, también en la misma zona, cerrado hace tiempo por razones familiares y quien, esta semana y la que viene, será nuestra mejor cicerone para recorrer algunos lugares de su parroquia y conocer un poco mejor a quien la habita.

Julia quiere destacar la importancia de su tierra en cuanto se refiere a su historia y así recuerda, por ejemplo, que esta parroquia de Santa María Magdalena de Cabruñana, ubicada en una de las zonas más privilegiadas del Principado, entre la divisoria de las cuencas del Nalón y del Narcea.

Cuenta con la definición genérica de "Área Arqueológica de Cabruñana", al tener dos necrópolis tumulares, conocidos como La Cueña y El llano de las Ayalgas; un asentamiento fortificado conocido como el Castiello´l Pedreo; la desaparecida malatería de San Lázaro así como también el ábside de la antigua iglesia parroquial de Santa María Magdalena de Cabruñana.

No cabe duda, por tanto, que quien pisa esta parroquia, está pisando sobre la historia, pues las referencias a este lugar son muy numerosas en la documentación medieval. Allí  está un albergue destinado a los peregrinos que van hacia Santiago. El mismo, rehabilitado hace tiempo, se ubica en los bajos del edificio que se asoma a la N-634. El piso superior se ha destinado a centro social y allí se reúnen los vecinos (lne 7 noviembre 2015).

El I Encuentro Arqueológico de Gijón, en 2014.

En la que se examinaron los recientes hallazgos, se celebró del 2 al 4 de octubre de 2.014.

 Fue organizado por la Fundación Municipal de Cultura, en colaboración con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el Museo del Ejército, la Real Academia de la Historia y el Instituto de la Historia y Cultura Militar.

Su celebración coincide con el bimilenario del emperador Octavio Augusto, que llegó a desplazarse al norte peninsular para tratar de someter a ástures y cántabros. Una estatua del césar otea la bahía gijonesa desde Campo Valdés.

El comité científico está formado por Jorge Camino, director del Museo Arqueológico de Asturias; Eduardo Peralta Labrador, de la Academia de la Historia; Jesús Francisco Torres Martínez, de la Universidad Complutense de Madrid, y Paloma García Díaz, responsable de los museos arqueológicos locales. Gijón conserva las termas romanas o la villa romana de Veranes (30 septiembre 2014).

El Principado planea crear en Latores (Oviedo) un espacio didáctico sobre Paleolítico y cultura castreña. 

El director general de Patrimonio, dice tener en mente, un equipamiento, estrechamente vinculado al Museo Arqueológico de Asturias y que explote los recursos naturales del lugar en el que se emplazará, la finca de «El Castañéu», en Latores. 

En la década de los ochenta las excavaciones arqueológicas en Llagú -en las que él mismo participó- sacaron a la luz restos del Paleolítico con cien mil años de antigüedad. Allí se encontraron, asegura, las mejores hachas paleolíticas de Asturias. «En Llagú están los ancestros de Oviedo», declara. El castro, cuya fundación data del siglo V antes de Cristo, es la mejor baza de Llagú, pero no la única. 

La Consejería de Cultura cree que el centro que se cree en torno a Llagú debe proporcionar, talleres en los que se pueda reproducir la mecánica de tallado de las herramientas del Paleolítico  (5 noviembre 2007).

El congreso «En los orígenes del Reino de Asturias, causas políticas y militares». Organizado por la Asociación de Amigos de La Carisa 

Organizado por la Asociación de Amigos de La Carisa, y con la presidencia de honor de Sus Altezas Reales los Príncipes de Asturias, ya es historia.

A lo largo de cuatro jornadas, especialistas en el período tardo antiguo y alto medieval hispano trataron de discernir las relaciones del territorio de Asturias con la última etapa de la España visigoda. En el congreso se presentaron las conclusiones de las últimas investigaciones llevadas a cabo en el Homón de Faro (entre Aller y Lena) y en el Muro (entre Somiedo y Teverga), dos fortificaciones que cortaban el curso de las vías romanas de La Carisa y de La Mesa, respectivamente. 

Estas construcciones fueron levantadas a finales del siglo VII y principios del siglo VIII para contener una invasión militar. La tesis más aceptada las relaciona con la invasión islámica y su importancia, como prueba material para establecer una relación muy próxima en la continuidad entre la Monarquía

visigoda y la asturiana. 

Los arqueólogos Jorge Camino, Yolanda Viniegra y Rogelio Estrada dirigen las investigaciones de las barreras militares de La Carisa y La Mesa. Las fortificaciones de el Muro de La Mesa posee 120 metros de longitud que cortan magistralmente al Camín Real de La Mesa, un foso tallado en piedra de 3 metros de ancho por uno de profundidad y un caballete de 5 metros de anchura con pared»,  «todo apunta a que se trataba de una muralla escalonada dado lo abrupto del terreno. 

Probablemente sobre ella hubiese un adarve de piedra de unos 4 metros de elevación. La erosión en este paraje es muy fuerte y la estructura presenta un estado de arruinamiento muy intenso». El Homón de Faro es una impresionante muralla de 400 metros de longitud que se eleva ante el campamento romano de La Carisa y bloquea la vía romana al norte del monte Curriechos.

Posee dos barreras defensivas oblicuas que se unen en un lugar conocido como el Portichu de Busián. Sus extremos son las zonas más fuertes; en su interior, una torre de planta cuadrada de 6 metros de alto. 

El general de división Francisco Ramos y el teniente coronel Francisco Moyano analizaron las características estratégicas de estas dos estructuras bélicas. Ambos insisten en lo sofisticado de su concepción y el empleo indispensable de un gran contingente armado que requería de muchos recursos. 

Dataciones por radiocarbono, apuntan a que el Muro y el Homón de Faro fueron levantados entre los años 663-715. «En este período tienen lugar tres sucesos bélicos conocidos: una sublevación astur contra Wamba, la invasión islámica y la expansión militar y política de Alfonso I, que coincide con la franja más moderna», señala Jorge Camino. 

La rebelión de los astures contra el rey visigodo Wamba, acaecida en el año 680, fue puesta en tela de juicio por lo tardío de la fuente que la mencionaba y la falta de reflejo en las crónicas contemporáneas. Los profesores García Moreno y Arcadio del Castillo señalan que pudieron existir inestabilidades entre los pueblos septentrionales y el reino visigótico en el transcurso del período. De todos modos coinciden en la sólida tradición romana de Asturias y en su integración formal en el marco político del reino de los visigodos. 

La relación con las invasiones musulmanas es hasta el momento la tesis más aceptada. Esta acción militar posee la suficiente entidad como para justificar el carácter extraordinario del Homón de Faro y del Muro.

Todo apunta a que estas obras fueron levantadas con un carácter de emergencia ante una coyuntura repentina. «Estas defensas se encuentran ligadas al núcleo territorial de Asturias trasmontana, precisamente donde se encuentran los principales enclaves tardorromanos», indica Jorge Camino.

Por su parte, los militares Ramos y Moyano resaltan la posible participación de contingentes militares visigodos -quizá replegados desde el centro peninsular- en la planificación de la defensa.  (19 octubre 2008)

8.- Bibliografía.

El Comercio, Carmen Neira (2016). Bustiello, el Vaticano minero (elcomercio 4 diciembre 2016)

El Comercio. El alcalde de Mieres pide al Ministerio de Cultura que sigan las visitas al pozo Santa Bárbara de Turón. (elcomercio.es 10 noviembre 2.014)

El Comercio, Andrés Presedo (2016). El mosaico de Veranes cambia de 'casa', (elcomercio 13 mayo 2016).

La Nueva España, Illán García (2017). El castro de Podes, por el móvil (lne 30 octubre 2017).

La Nueva España, Ana Paz Paredes (2017).  Una visita a los antepasados Neandertales y Cromañones u Homo Sapiens (lne 27 marzo 2017).

La Nueva España, F. Torre  (2016). Los túmulos de La Pasera (Noreña) se deben proteger (lne 10 junio 2016).

La Nueva España, M. A. Gutiérrez (2016). Unión por el turismo, brecha por el carbón (lne 5 junio 2016).

La Nueva España F. L. J. (2016). Cultura halla importantes vestigios romanos en la playa de Bañugues (Gozón) (lne 22 mayo 2016).

La Nueva España, Héctor Blanco (2016). Una joya de hierro escocés, en Gijón (lne 22 marzo 2016).

La Nueva España, C. M. Basteiro (2016). Los arqueólogos buscan implicar a León en la Carisa tras la negativa de Asturias (lne 2 marzo 2016).

La Nueva España  M.S. Marqués (2015). Los cien años de la cueva del Conde, último refugio del hombre de Neandertal (lne.es 14 agosto 2015).

La Nueva España.  C. M. Basteiro (2015). Los hosteleros reclaman la apertura estacional de la cueva del Molín (Concejo de Morcín) (lne.es 13 agosto 2015.

La Nueva España, Mónica G. Salas (2015). La Lluera, un tesoro en la oscuridad (lne.es 26 julio 2015).

La Nueva España, Ana Paz Paredes  (2015). Enraizados en la historia de la Cabruñana (Grado) (lne 7 noviembre 2015).

La Nueva España. Vivas, J. ( 2014). Santa Bárbara, una catedral de la industria en restauración (23 julio 2014)

La Nueva España. García E., (2014). Jean Clottes, reencuentro con La Lluera (10 agosto 2014).

La Nueva España, Sara Arias (2014). La Cueva de Candamo se redescubre (lne 3 abril 2014).

La Nueva España, L. M. D. (2014). El dolmen olvidado de San Martín del Rey Aurelio (lne 24 enero 2014)

La Nueva España, Angel F. Ortega (2013). La ruta de las minas de Texeo (lne 17 diciembre 2013).

La Nueva España,  Inés Montes (2013). Los arqueólogos que excavan el yacimiento castrillonense identifican las diferentes etapas de la fortaleza, desde su esplendor a su declive final (lne.es 22 septiembre 2013)

La Nueva España,  Inés Montes (2013).  Los restos arqueológicos del lugar en el que se forjó la Cruz de la Victoria ganan fuerza en el relato histórico de la Monarquía asturiana como símbolo anterior a la batalla de Covadonga (lne.es 18 septiembre 2013).

La Nueva España, Mariola MENÉNDEZ (2013). La Edad de Hierro fue caliente en el  El Campón (Villaviciosa) , pueblo de mariscadores (lne 28 enero 2013).

La Nueva España, Mariola Menéndez (2013). La lápida de Grases se blinda (lne 23 enero 2013).

La Nueva España, Mónica G. SALAS  (2012). Perlora, núcleo paleolítico de esplendor pasado (lne 10 diciembre 2012)

La Nueva España, Siglo XXI,  M. S. Marqués (2010). Los fósiles del lenguaje,  amplio repertorio de signos abstractos en las cuevas asturianas (7 junio 2010).

La Voz de Asturias (2016). Así era el «hombre de Bañugues» que regresó del Medievo (lavozdeasturias 22 mayo 2016)

Albergues

RUTAS PARA IR CON SILLA Y/ O NIÑOS.

Página inicial

Ria del Eo

Ría de Villaviciosa

Curiosidades sobre  Gijón.

Camino a Santiago por Asturias

Bosques e itinerarios de Asturias.

Una muestra del humor asturiano.

Todas las sendas de ésta página WEB.

Arqueología y pinturas rupestres en Asturias

Últimas novedades colgadas en ésta página WEB.

La sidra, elaboración, clases, fiestas, escanciado....

Los quesos asturianos, clases, certámenes, localización.

 

Pueblo Ejemplar

En el 2011 el premio al Pueblo Ejemplar de Asturias que destaca en la defensa de su entorno natural o ecológico,
Leer más...

Jornadas Gastronómicas
Asturias es bien conocida por la calidad de su oferta gastronómica, en esta página se enumeran más de 200
Leer más...

El rey de nuestros ríos

Si algo distingue a los ríos asturianos es la calidad de su agua, en la que vive el Salmón,
Leer más...

Una lección de historia
El reino de Asturias fue en el siglo VIII el primer escenario donde se detuvo el avance islámico
Leer más...

Puente de Cangas


Senderismo en Asturias y algo más... por Javier Fernández-Pello García se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 Unported.
Design downloaded from free website templates.